Ana Suárez: “Tomamos la decisión correcta de gobernabilidad del Ayuntamiento de Salamanca”

Entrevista de NOTICIASCYL/Salamanca con la 1ª Tte. de Alcalde, y concejala de Familia, Igualdad de Oportunidades y Oficina de Bienestar Animal, Ana Suárez Otero, cabeza de lista de Cs en las pasadas elecciones locales.

FuenteLuis Falcão | @luischiado
Ana Suárez Otero,1ª Tte. de Alcalde, y concejala de Familia, Igualdad de Oportunidades y Oficina de Bienestar Animal del Ayuntamiento de Salamanca./ FALCAO
loading...

Ana Suárez Otero, candidata de Cs a la Alcaldía del Ayuntamiento de Salamanca, en las pasadas elecciones municipales, ejerce como 1ª Tte. de Alcalde y concejala de Familia, Igualdad de Oportunidades y Oficina de Bienestar Animal, tras el pacto de gobierno alcanzado con el PP y que permitió a Carlos García Carbayo continuar como alcalde.

Suárez Otero, que habla para NOTICIASCYL/Salamanca, está licenciada en Filosofía y Ciencias de la Educación, Secc. Psicología, y es la cabeza visible de Cs en la capital salmantina, donde está acompañada en el equipo de Gobierno por tres concejales más de la formación naranja, todos en funciones de gobierno.

Conviene recordar que Ana Suárez, firme defensora de los animales de compañía, siempre ha desarrollado su labor profesional en el campo social  con personas de la tercera edad y discapacitadas, lo que sirve para tener experiencia en cuanto al área de gobierno que ocupa.

Cien días de Gobierno PP y Cs en el Ayuntamiento de Salamanca.                                Sí, cien días ya, en los que hemos conseguido demostrar algo muy importante para nosotros, como es buscar un gobierno estable y seguro. Una experiencia nueva para todos, incluido el PP, porque nunca había gobernado en Salamanca de esta manera, compartiendo con otro partido político las tareas de gobierno. Y de paso, conocer cómo iba a evolucionar este trabajo en común. Lo importante es que hemos conseguido crear un grupo estable cuyo único objetivo es mejorar la ciudad para los salmantinos. Una vez llegado a ese punto, podemos construir todo lo demás.

¿Se arrepiente de algo durante todo este tiempo?                                                      De muchas cosas, claro, como toda persona. Pero de las decisiones políticas que hemos ido tomando, de ninguna manera. Es más, en concreto de la decisión más difícil que hemos tenido que adoptar, qué era decidir quién iba a ser el compañero de gobierno para los próximos cuatro años, a medida que van pasando los días y se van desarrollando los acontecimientos, cada vez tengo más claro que tomamos la decisión adecuada.

La misma idea que explica Francisco Igea con respecto al Gobierno de la Junta de Castilla y León.                                                                                                              Las situaciones son diferentes. La manera de formar gobierno en Salamanca ya venía manifestándose desde hace algunos años, en la que de una manera u otra hemos trabajado con el equipo de Gobierno. Porque, aunque estábamos en la oposición, hemos ido codo con codo en los asuntos importantes que concernían a los salmantinos. No solo facilitando la investidura del anterior alcalde, ahora presidente de la Junta, señor Fernández Mañueco, sino también a lo largo de los años facilitando la forma de trabajar para la ciudad. Hemos participado en los presupuestos, hemos propuesto muchas iniciativas que se han llevado adelante. En resumen, fuimos una oposición constructiva que es lo que al final ha determinado, en gran medida, la decisión que tomamos de formar gobierno con el PP. En Castilla y León la situación es distinta, por eso, las decisiones no tienen por qué ser las mismas, aunque en este caso sí.

«No nos hemos encontrado ninguna sorpresa en el Ayuntamiento»

¿Qué Ayuntamiento se encontró Cs, ahora ya con el conocimiento que se obtiene desde dentro del equipo de Gobierno?                                                               Conocíamos, como oposición, la situación del Ayuntamiento de Salamanca, pero no es menos cierto que en cuanto a la información no es diferente, en cuanto a la sensación de responsabilidad es completamente distinto. Partiendo del deseo de lo que quieres es proponer, construir, cambiar, no es lo mismo estando en la oposición que desde el propio Gobierno. No ha habido ninguna sorpresa. No nos hemos encontrado nada que no supiéramos que ya existía. La diferencia, es que ahora tenemos más elementos para gestionar que antes no teníamos.

Y todas esas críticas que se hacían desde la oposición sobre la supuesta corrupción en el Ayuntamiento de Salamanca…                                                                             No es de ahora. Nuestra gran preocupación por la corrupción fue hasta 2015, que se diluyó prácticamente cuando comenzamos a trabajar políticamente en el Ayuntamiento. Cuando las contrataciones estaban bajo sospecha, casi sin transparencia porque quizás no se ejecutaba de manera adecuada… Se pueden haber cometido errores, pues seguramente, pero ninguno ha sido fruto de corrupción ni de malas artes, ni de intereses ocultos.

Su vida política en el Ayuntamiento es un continuo vivir sin vivir. Una completa agenda diaria.                                                                                                                Hay mucha gente que quiere contactar con nosotros. Ciudadanos que desean plantearnos sus demandas y, a todos ellos, se les recibe. Todo eso es fruto del trabajo que realizamos cada uno de nosotros en nuestra área respectiva. Por tanto, en las mismas existen una serie de interlocutores con los que tenemos que hablar y reunirnos. Concretamente en mi caso, el área de Bienestar Social tiene multitud de convenios de colaboración con asociaciones y colectivos de la ciudad. De paso,  hay que visitar y hacer seguimiento de todos los servicios que estamos gestionando. Hay que hacer, en resumen, muchas cosas desde el Gobierno municipal.

«Tenemos que buscar la convivencia entre los dueños de perros y el resto de ciudadanos»

Usted también ejerce como concejala de la Oficina Municipal de Bienestar Animal.       Me gusta mucho esta área porque implica un cambio cultural. Desde el momento en que se reconoce que en esta ciudad hay veinte mil familias para las que el animal es una parte más de su familia, indudablemente se generan unas necesidades a las que también tenemos que dar respuesta desde el Ayuntamiento de Salamanca. Dar respuesta no significa primar a esas familias frente a las que no tienen animales. Tenemos que buscar la convivencia entre unos y otros. Debemos de garantizar que las personas que tienen perros tengan sus espacios, sus derechos y sus obligaciones, y así los que no tengan perros disfrutar de sus propios espacios sin que sean molestados por los perros. Principalmente hablamos de las zonas de esparcimiento de los parques, si existe en los mismos una zona perfectamente acotada, vallada, delimitada y bien acondicionada con fuentes y bancos, los perros tienen que estar ahí. Con lo cual las personas que no quieren compartir esparcimiento con los perros, tienen sus propios espacios. Es una cuestión de convivencia.

Otra de sus concejalías gestiona toda la problemática de la Violencia de Género en la ciudad. ¿En qué situación está Salamanca?                                                         Afortunadamente no hemos tenido ningún caso de asesinato recientemente. Pero sí tenemos, como ocurre en el resto del Estado, muchas mujeres que viven día a día situaciones de humillaciones, de maltrato físico,  de maltrato psicológico incluso de maltrato económico. Incluso tenemos mujeres que lo están pasando muy mal porque se sienten sometidas a sus parejas o a sus ex parejas que deciden que son de su propiedad y pueden hacer con ellas lo que quieran. Y contra eso estamos trabajando y luchando desde el Ayuntamiento. Estamos reforzando todo el trabajo que realizamos con las diversas asociaciones que se dedican a la intervención directa, así como también reforzar la labor que se realiza desde el Centro de Información.

Hay otra cuestión que deben conocer las mujeres que son víctimas de alguna situación de violencia, del tipo que sea, que desde el Ayuntamiento de Salamanca le ofrecemos asesoramiento jurídico,  asesoramiento para reincorporarse al mercado laboral, asesoramiento psicológico si lo precisan, ayuda económica si la necesitan… Pero lo más importante es que les ofrecemos un espacio donde pueden ir y donde se las va a escuchar, se las va a apoyar y se las va a proteger y, eso, es lo más importante.

«En Violencia de Género, más allá del ámbito puramente local, en algun punto estamos fallando»

Las mujeres que viven situaciones de violencia de género en esta ciudad ¿se pueden sentir seguras?                                                                                                                Si hablamos en cuanto a todos los recursos que desde el Ayuntamiento se les pueden ofrecer, pueden sentirse seguras. Ahora bien, estamos viendo casos en otros lugares del país que, incluso teniendo órdenes de alejamiento, las asesinan o intentan asesinar. Por ello, algo más hay que hacer más allá del ámbito puramente local, porque está claro que en algún punto estamos fallando.

Salamanca, ¿una ciudad con necesidades?                                                            Siempre, porque las necesidades cambian, la sociedad es dinámica, hay nuevas demandas, nuevas situaciones, nuevos retos. De lo contrario siempre estaríamos en un anclados en un momento sin poder movernos de ahí. Siempre debemos de tener nuevos retos y nuevas necesidades para poder cubrirlas.

«No reconozco al Grupo Socialista de esta legislatura»

¿Cómo valora el papel de la oposición en estos 100 días de los cuales el Grupo Socialista ya hizo su propio balance y, por cierto, nada benevolente?                         La verdad es que no reconozco al Grupo Socialista. No reconozco al Grupo Socialista de esta legislatura respecto a la legislatura pasada en la que, aun manteniendo posturas ideológicas  diferentes, era una oposición constructiva. Están en su derecho de sentir cierta frustración porque en un momento determinado contaron con que podrían gobernar y no fue así. Están en su derecho de sentir ese sentimiento, pero espero que no tarden en recuperar la postura que yo creo que debe tener la oposición. Es que tenemos tantas cosas que hacer y que tienen tanto trabajo por delante que, estimo, debemos buscarle a esas reacciones el tiempo justo.

Finalmente, tras los cuatro años que se esperan de Gobierno PP y Cs, ¿veremos una Salamanca distinta?                                                                                                        Sin duda alguna. Ya estamos viendo una Salamanca distinta después de 100 días donde estamos abordando temas que hasta ahora no se estaban tratando de una manera tan concreta como lo estamos haciendo. Un ejemplo, en el área de Turismo estamos trabajando para traer a Salamanca un sector turístico que hasta ahora no se había considerado, como es el ‘Turista Prémium’. Un turismo de alto nivel también económico y que puede suponer una diferencia considerable respecto al turista que tenemos ahora.

Son cuestiones, entre otras, que no se habían abordado y que si se tratan de manera decidida pueden repercutir en un incremento de los recursos de la ciudad, de las posibilidades de la ciudad y de las oportunidades.

No hay comentarios

Dejar respuesta