SATSE Salamanca exige la suspensión “inmediata” del servicio de manutención de enfermeras

Baja calidad nutricional, riesgos para la salud de los profesionales y perjuicio medioambiental constituyen razón suficiente según el Sindicato de Enfermería

FuenteRedacción
loading...

SATSE Salamanca exigirá de forma oficial y de manera inmediata a la Consejera de Sanidad de Castilla y León, que se rescinda el contrato firmado por esta Consejería con la empresa de catering encargada del servicio de manutención en Atención Primaria durante las guardias. «Es inadmisible y un atentado contra la salud de los profesionales y el medio ambiente el servicio que se ha comenzado a ofrecer en los diferentes centros de salud de la provincia».

Fechas de caducidad excedidas, cambios improvisados en platos solicitados por los profesionales sin valorar posibles intolerancias o alergias y errores en el reparto de los centros, son algunas de las incidencias en dos días del funcionamiento del servicio.

Según SATSE es lamentable además, que en esta nueva era en la que se tiende a concienciar en la eliminación de los plásticos, nos inunden las neveras de los centros con los mismos, constituyendo éstos el principal material en contacto con los alimentos.

Paradójicamente, las enfermeras de Atención Primaria, responsables de la salud y los hábitos dietéticos de la población, reciben alimentos ultra procesados, ricos en aceites vegetales, harinas refinadas, azúcares y grasas saturadas.

“Es nuestra obligación velar por la seguridad de nuestros profesionales y este sistema es una bomba de relojería para ellos. El servicio debe ser suspendido e instaurar un sistema de manutención sostenible nutricional, medioambiental y económicamente para un Servicio Público de Salud como el nuestro, herido por el anterior consejero”, afirma Óscar García, Secretario Provincial de SATSE Salamanca.

“Es necesario depurar responsabilidades en este tema y es el momento de que los usuarios de la Sanidad Publica sepan quien se ha lucrado con este contrato, valorado en millones de euros, mientras a los profesionales se les sirven alimentos de baja calidad, ultra procesados y en algunos casos procedentes del supermercado”, concluye Óscar García.

Agria polémica con la manutención de Sacyl: incluye aceite de palma

No hay comentarios

Dejar respuesta