La USAL cierra el ejercicio 2018 con 3,7 millones de superávit

El Servicio de Auditoría y Control Interno pasa a depender funcionalmente del Consejo Social

FuenteRedacción
Un momento de la sesión ordinaria./ Foto USAL

La Universidad de Salamanca cerró el ejercicio 2018 con un resultado contable positivo cercano a los cuatro millones de euros y un superávit presupuestario de 3.723.044,08 euros, según informó en rueda de prensa el rector, Ricardo Rivero, al concluir el Consejo de Gobierno.

Estas cifras son el resultado de los incrementos de gasto en los capítulos de personal e inversiones reales, consecuencia de las políticas desarrolladas por el equipo de gobierno de la universidad para reforzar la plantilla tanto docente e investigadora como de personal de administración y servicios, así como de las iniciativas de apoyo a la investigación, especialmente en lo que respecta a la contratación de investigadores y compra de grandes equipamientos científicos, y de la mejora de las infraestructuras, recuperando en la medida de lo posible el deterioro acumulado en los años de crisis.

Aunque el resultado contable y el superávit son dos parámetros muy positivos para la institución académica, el vicerrector de Economía, Javier González Benito, aclara que para tener un reflejo fiel del grado de sostenibilidad del modelo financiero deben observarse también los excedentes generados en el ejercicio de 2018. En este sentido, el vicerrector destacó que el remanente genérico de la Universidad de Salamanca ha disminuido en un millón de euros aproximadamente “como consecuencia de las políticas antes mencionadas, que han podido llevarse a cabo haciendo uso de los ahorros de la institución”. González Benito afirmó, en rueda de prensa, que estas acciones “han agotado el margen de actuación de la institución y cualquier avance en este sentido pasa por un incremento de la financiación que se recibe de la Junta de Castilla y León”.

El vicerrector de Economía enfatizó que las políticas de gasto del pasado año “se han aplicado de forma muy prudente”. A su juicio, aunque superar el ejercicio ha llevado a consumir una pequeña parte de los remanentes acumulados, se trataría de una situación sostenible por muchos años si se mantienen el resto de circunstancias que afectan al presupuesto.

“No obstante, más que mantener la situación, sería necesario fortalecer las políticas expansivas, pues estas sólo han permitido abordar una pequeña parte de las necesidades urgentes de la Universidad, lo que pasa necesariamente por un aumento de los ingresos. Por tanto, la liquidación pone de manifiesto la situación de infrafinanciación por parte de la Comunidad Autónoma, ya denunciada por el rector Ricardo Rivero en repetidas ocasiones, y, lo que es mucho más peligroso, el progresivo deterioro de la misma, pues los incrementos de la transferencia corriente no cubren ni siquiera el incremento salarial vegetativo”, precisó González Benito.

Servicio de Auditoría y Control Interno

Por otra parte, el Consejo de Gobierno aprobó el cambio en la dependencia funcional del Servicio de Auditoría y Control Interno, que pasa de estar bajo la supervisión directa del Rector a depender del Consejo Social. Este cambio se alinea con las directrices del Consejo de Cuentas, que ha venido reiterando la necesidad de que dicho órgano dependa del Consejo Social para que este pueda disponer de un instrumento que le permita desarrollar las funciones de control y seguimiento presupuestarios previstas en la legislación vigente. En consecuencia, el Consejo de Gobierno también ha aprobado la modificación del manual de Control Interno para adaptarlo a la nueva situación. La dependencia funcional del Consejo Social no supone cambios en la situación laboral de los miembros del Servicio de Auditoría y Control Interno, ni en su relación de puestos de trabajo del Servicio de Auditoría.

18 nuevos títulos propios

Asímismo, en la sesión ordinaria de abril se procedió a la aprobación de 18 títulos propios, que se incorporarán al catálogo de titulaciones para el próximo curso académico. Así, los futuros universitarios podrán optar por los diplomas de especialización en Toxicología y de Extensión Universitaria en Diseño de Interiores Históricos; y los títulos de experto en Tecnologías aplicadas a la industria 4.0, en Tecnologías blockchain y smart contracts y en Transformación digital, que también se ofrecerán en la modalidad de máster. La lista se completa con otros 10 másteres en Abogacía digital y nuevas tecnologías; Arquitectura y diseño de interiores online, Estudios globales e internacionales (especialización en Nacionalismo y gestión de conflictos), Estudios globales e internacionales (especialización en Administración y negociación), Gestión integrada de edificación y obra civil; Psicosalud laboral; Regeneración urbana, rehabilitación y diseño; Bilingual education; Legaltech y gestión digital de la abogacía; y en Seguridad, Derecho Penal y Derechos Humanos.

Finalmente, el Consejo de Gobierno lamentó el fallecimiento del catedrático de Geografía Humana de la Universidad de Salamanca Eugenio García Zarza y acordó posponer para la sesión del Consejo de Gobierno de mayo la adopción de medidas sobre las normas de matriculación en la Facultad de Medicina, a petición tanto de la Delegación de Estudiantes como del Decanato del centro. Aunque en el Consejo de Gobierno de marzo se adquirió el compromiso de tomar una decisión en abril, las negociaciones y trabajos conjuntos para soluciones a las dificultades previamente planteadas “están avanzando a buen ritmo y en la dirección adecuada”, por lo que el rector accedió a posponer esa decisión al mes próximo.

No hay comentarios