Los populares afean el voto negativo del PSOE al presupuesto municipal

El PP lamenta que el Grupo Socialista “anteponga sus intereses electoralistas sobre el progreso de la ciudad “

José Luis Mateos, portavoz del Grupo Socialista, durante un pleno

El Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Salamanca denuncia el voto en contra del Grupo Socialista al Presupuesto Municipal para 2019, aprobado hoy de forma definitiva por la mayoría de la Corporación para su entrada en vigor el próximo lunes. El PSOE antepone una vez más junto a Ganemos sus intereses electoralistas sobre el progreso de la ciudad, con una imagen catastrofista de Salamanca que en nada se ajusta a la realidad.

Los populares lamentan el discurso insustancial y anodino del PSOE sobre los presupuestos, insistiendo el portavoz municipal socialista en una pérdida de población que deja por mentiroso al portavoz de su Ejecutiva Federal, Óscar Puente, quien explica que la pérdida de población en las capitales obedece al aumento de habitantes en el alfoz.

El Grupo Socialista, anclado constantemente en el discurso de lo negativo, ha votado en contra de unas cuentas que superan los 152 millones de euros y contemplan una reducción de impuestos, 11,1 millones de euros a actuaciones para fomentar el empleo y generación de actividad económica, 16,2 millones de euros para obras en los barrios y 89 millones de euros de gasto social para el bienestar y la calidad de vida de los habitantes de Salamanca, un 58% del presupuesto total del Ayuntamiento.

El Grupo Popular denuncia que el PSOE se opone a potenciar los programas ya en marcha que están generando actividad económica y oportunidades de empleo, programas para la atracción, retención y fomento del talento, o que favorecen la inserción laboral de recién titulados. Programas alabados por nuestras universidades, para que los jóvenes puedan desarrollar su proyecto de vida en Salamanca. Los populares añadieron que los socialistas incluso se contradicen al rechazar las partidas económicas destinadas a la regeneración urbana de los barrios, que también contribuye a la creación de empleo, iniciativas todas ellas que han permitido que Salamanca tenga en la actualidad 4.236 parados menos que hace cuatro años.

El Grupo Socialista se ha opuesto también al mantenimiento de la calidad de los servicios públicos y del empleo ligado a los mismos, 1.500 puestos de trabajo, con más de 52 millones para la prestación del transporte urbano, la limpieza viaria y recogida de basuras, el mantenimiento de jardines y zonas verdes, el alumbrado público, la señalización de vías públicas y los servicios de atención domiciliaria. También ha votado en contra el PSOE de la cobertura de 92 plazas de la última Oferta de Empleo Público y una nueva oferta para cubrir principalmente las plazas vacantes por la jubilación anticipada de policías locales, así como la reducción de la deuda a cotas históricas, el 32,23%.

El portavoz municipal socialista incluso ha tenido la desfachatez de asegurar que el dañino Gobierno de Pedro Sánchez no está acometiendo las inversiones comprometidas con la provincia de Salamanca en materia de infraestructuras porque no se aprobaron los Presupuestos Generales del Estado para 2019. La realidad es que todas estas inversiones estaban ya presupuestadas en 2018 por el Gobierno del Partido Popular, pero el PSOE y sus socios populistas, independentistas, separatistas y simpatizantes de terroristas han paralizado obras para el progreso de Salamanca.

No hay comentarios