La Torre del Clavero, por dentro

Próximamente abrirá sus puerta al público en general tras el acuerdo de cesión del Ayuntamiento al Centro de Estudios Salmantinos

FuenteEuropa Press
La catedral desde la Torre del Clavero / EP
loading...

La Torre del Clavero de Salamanca se ha convertido ya en la nueva sede del Centro de Estudios Salmantinos (CES) y el propósito tanto de esta entidad como del Ayuntamiento de la ciudad, que ha cedido temporalmente su uso, es que próximamente abra sus puertas al público en general.

Así lo han reconocido la presidenta del CES, María Jesús Mancho, y el alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo, en el acto que ha servido de presentación como sede del centro de estudios de la emblemática fortaleza militar del siglo XV, que estaba cerrada sin uso alguno.

Tras las tareas de limpieza y rehabilitación por parte de servicios municipales y la incorporación de mobiliario y documentos de estudio, de la mano del CES, las cuatro plantas del inmueble, con una característica escalera de caracol, ya están a disposición de los investigadores y, «en un futuro próximo», se sumarán las visitas de los interesados.

María Jesús Mancho ha mostrado el interés del CES por «estar a la altura de la torre» y continuar con una labor del centro de estudios que comenzó a mediados del pasado siglo XX y que se mantiene en la actualidad con charlas, encuentros, publicaciones de nuevos estudios o el premio de investigación ‘Villar y Macías’.

Por su parte, el alcalde Carlos García Carbayo ha mostrado su satisfacción por haber cedido temporalmente para su uso este edificio monumental al CES, «un referente en el mundo cultural de Salamanca», y por una rehabilitación que permitirá «poner en valor» este espacio patrimonial con una «larguísima historia».

La presidenta del CES ha recordado que la torre se levantó en el siglo XV como fortaleza militar y que ofrece una curiosa planta, al ser cuadrangular en la parte baja y convertirse en octogonal ya a los 20 metros de altura, para alcanzar un total de 28 metros.

No hay comentarios