Ciudadanos se convierte en protagonista del pleno municipal

El pleno del Ayuntamiento de Salamanca aprobó por unanmidad una moción del PSOE para mantener el Centro Coordinador de Transporte Sanitario en Salamanca, así como los puestos de trabajo

FuenteLuis Falcão | @luischiado
Fernando Rodríguez (PP), Fernando Castaño (Cs), José Luis Mateos (PSOE) y Gabriel Risco (Ganemos)

El Ayuntamiento de Salamanca celebró esta mañana un pleno, mucho más corto de lo que acostumbra esta Corporación Municipal, en el que el interés por los asuntos aprobados estuvo centrado, sobre todo, en la moción del Grupo Socialista a favor del mantenimiento de las instalaciones del Centro Coordinar de Transporte Sanitaria que acoge a unos 60 trabajadores. Además, la moción, que fue aprobada por unanimidad, también recoge el mantenimiento de los puestos de trabajo. No obstante, Gabriel de la Mora arreó contra «la corruptela y el saqueo del dinero público» por parte de la emprea AmbuIberica, que mantiene el contrato del servicio con la Junta de Castilla y León. Un servicio que, en palabras del portavoz socialista, José Luis Mateos, tiene de media unas 650 personas a diario y, a tenor de lo escuchados por los diversos concejales, «tiene sus carencias».

Lo demás, todo fueron amagos, lances electorales, postureo político y el «favor» que le hizo la concejal de Ganemos Salamanca Pilar Moreno, al edil de Cultura y Turismo, Julio López Revuelta, al preguntarle por las actividades de la Fundación Ciudad de Cultura, para que ‘vendiese’ toda la gestión realizada estos cuatro años, «y espero que Mateos no me denuncie ante la Junta Electoral», espetó López Revuelta en plan irónico.

El pleno, se supone que sin quererlo, tuvo de protagonista al Grupo Ciudadanos. Las críticas a su gestión estos cuatro años llegaron desde el Grupo Ganemos una vez y otra. Incluso, un miembro de la Stop Desahucios, que planteó un problema serio a una familia que en cinco días puede ser expulsada de su vivienda, también dijo «el Grupo Popular y Ciudadanos con su apoyo durante cuatro años». Esa fue la cuestión. En otro momento, le dijeron que «si quería regenerar a este Ayuntamiento debería separarse de su hermano mayor», -en referencia al PP-. Porque «depende de la voluntad de lo que le diga el PP».

A todo ello se sumó una intervención de Fernando Castaño contra el Grupo Socialista y principalmente contra su portavoz, José Luis Mateos, que, por cierto, no venía a cuento y se la sacó de la chistera, además recordando el Puerto Seco -ese saco sin fondo-. Así, Castaño acusó a Mateos de ser «cada día menos socialista y más podemita, con menos capacidad de consenso». También recordó las negociaciones del Grupo Cs con el entonces portavoz y candidato Enrique Cavero, «cuando Mateos nos decía que tiene al mejor grupo de concejales posible». Ahí lo dejó, pero era meter el dedo en la herida… que por cierto, aunque por los corrillos algunos actuales ediles socialistas critiquen por lo bajo, está ya cerrada, visto el acontecer político local en este momento. El alcalde, Carlos García Carbayo, en un pleno tranquilo, tuvo que llamar la atención a Fernando Castaño de no realizar alusiones a personas concretas en sus intervenciones. Mateos, ante las palabras de Castaño, hizo oidos sordos centrándose «en asuntos que interesan a los salmantinos y propios del pleno».

Un pleno en el que quedó muy claro el momento político actual que se vive con unas elecciones, sobre todo locales, a la vuelta de la esquina. En el que la concejala de Cs y se supone, que ya se da por hecho, candidata a la Alcaldía de Salamanca por la formación naranaja, Ana Suárez, tuvo más intervención que en otros plenos. Donde Ganemos Salamanca «estará en el próxima Corporación, algo que ustedes no pueden avanzar», le espetó Gabriel Risco a Cs y donde PP y PSOE juegan su papel como partidos de gobierno.

No hay comentarios