Salamanca tiene 275 parados menos que en febrero

Esta martes han sido publicados los datos del paro. Además valoraciones de los sindicatos y la patronal

FuenteRedacción

El Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social ha publicado este martes los datos del paro correspondientes al mes de marzo. Según las cifras ofrecidas, Salamanca cuenta con 275 desempleados menos que en el mes anterior. Con respecto a los totales, 23.405 personas, 9.328 hombres y 14.077 mujeres.

En la misma línea, el número de contratos se ve incrementado un 7,8% respecto al mes de febrero y alcanza, de este modo, los 8.270, experimentando un crecimiento anual del 2,4%. Subieron, asimismo, los contratos temporales en 588, que son mayoría, y solo hubo 10 contratos fijos más.

Por sectores, el paro se ha recudido en 229 personas en el sector servicios, en 73 en la construcción y en 30 en la agricultura. Sin embargo, el desempleo ha aumentado en el sector de la industria, que cuenta con 38 empleados menos.

UGT

Según Antonio Guerrero, presidenta de la Gestora de UGT “se ratifica que estamos ante un mercado laboral frágil, marcado por la temporalidad: como sucede a nivel nacional, en Salamanca la subida de afiliación de la Seguridad Social (530) no corresponde con la bajada del número de parados (275). Esto nos muestra la contratación parcial y temporal”.

Añade que “en Salamanca el número de parados disminuye en 275 personas, pero por contra aumenta el paro en mujeres y jóvenes, que es la misma tendencia desde primeros de este año 2019”.

Según indica “no podemos olvidar, que en la provincia de Salamanca igual que en el resto de España, la precariedad se extiende al desempleo: cerca de un 50% de los parados no cobra ningún tipo de prestación, manteniendo la situación de pobreza en nuestra provincia”.

Por todo ello, UGT exige la derogación de las dos últimas reformas labores y la reposición de los derechos de los trabajadores, así como la ampliación urgente de la protección por desempleo, “ajustando los criterios de acceso a la misma a una nueva realidad social y estableciendo actuaciones en el marco de las políticas públicas en materia de empleo”.

CCOO

Por su parte, Emilio Pérez, secretario de Comisiones Obreras Salamanca ha destacado que “manteniendo la mala y precaria calidad de la contratación, cerramos un mes de marzo en el que desciende el número de personas desempleadas”. Pérez remarca que quedan 119.178 cotizaciones en alta, 92.472 en el Régimen General y 26.706 en el Régimen de Autónomos, en este último caso con un crecimiento de 23 autónomos.

Con respecto al aumento del empleo  en el sector servicios, cree que “sin duda que es el reflejo de la cercanía de la Semana Santa, lo que hace que, de nuevo, el sector del turismo, del comercio y de la hostelería, comiencen a hacer sus previsiones de mayor actividad económica en los próximos días, de la misma forma que es lo que vuelve a provocar la pésima calidad de la contratación que se lleva a cabo”.

En cuanto a la contratación, crece este mes de marzo en 598 contratos más realizados, un 7.79% de incremento, con un total de 8.270, manteniéndose los porcentajes de precariedad que, en el mes anterior, con un 10.91% de contratos indefinidos frente a un 89.1% de contratos temporales. “Esta tendencia apenas sufre variación ni nos hace observar mejoría alguna, todo ello como consecuencia de que no se ha llevado a cabo ningún cambio legislativo respecto a las modalidades contractuales que a fecha de hoy se siguen recogiendo en el Estatuto de los Trabajadores”.

Respecto a las prestaciones, “las personas que siguen desempleadas continúan sufriendo pobreza y una falta total de protección social”. De las 23.405 personas desempleadas, no perciben ningún tipo de prestación o subsidio 11.718, un 50.06% mientras que las que, si perciben alguna prestación, un 42.7% perciben prestación por desempleo frente a un 57.23% que lo que cobran es una ayuda o subsidio. La cantidad media que se percibe es de 773.1€, en este caso 1.2€ más que en el mes pasado

Como principales conclusiones de Emilio Pérez, “afrontamos un mes de abril electoral en el que aún quedan por tomar medidas y decisiones importantes para mejorar el mercado de trabajo en nuestro país”. ”

En este sentido, cree que “han sido relevantes y necesarias algunas de las medidas que se han adoptado por el actual gobierno de España, sobre todo en lo que se refiere al registro de las jornadas y horarios de trabajo en las empresas; la oferta pública de empleo y el incremento en las medidas de protección social para los mayores de 52 años y parados de larga duración; así como el aumento hasta ocho semanas del permiso de paternidad, pero no es suficiente a la hora de corregir los graves desequilibrios que aún existen en nuestro mercado laboral”.

CES

Ante las cifras de desempleo del mes de marzo que ha dado a conocer este martes el
Ministerio de Trabajo, en las que se registra un marcado descenso en la provincia de
Salamanca con 275 desempleados menos y 1.694 parados menos que hace exactamente
un año, CES valora positivamente que el mercado de trabajo experimente una “clara
mejoría” al final del primer trimestre del año.

Esta mejora de la actividad económica refleja que las pymes reaccionan a la mejora de las
expectativas económicas generando empleo aunque, desde la Confederación, matizan
que las empresas siguen necesitando “estabilidad política, seguridad juridica y un
horizonte de confianza en las instituciones que consoliden y sostengan la recuperación
económica ante una situación aún de cierta fragilidad en el mercado de trabajo”.

Desde CES se espera que esta tendencia de creación de empleo continúe en los
próximos meses en la medida en que la confianza empresarial se vaya consolidando y el
cambio de tendencia se reafirme. Asimismo, confía en que el final de una campaña de
Semana Santa, que se presenta muy atractiva turísticamente, en la que el sector servicios
suele coger impulso, no frene la bajada del desempleo en Salamanca, y que los datos no
sólo sean buenos por esta celebración religiosa, sino también en los meses sucesivos.

El presidente de CES, José Vicente Martín Galeano, señala que para ello “es primordial
que se priorice en políticas de empleo para que no haya una excesiva dependencia del
sector servicios ni que los datos estén afectados por la estacionalidad”.

En este contexto, la patronal de empresarios de Salamanca incide en el mensaje a las
administraciones de llevar a cabo inversiones productivas que impulsen la actividad y, en
consecuencia, la generación de nuevos puestos de trabajo. “Hoy es más necesario que
nunca impulsar iniciativas que recojan la voz de los empresarios en el proceso de
recuperación y adecuar los costes laborales a la realidad de los autónomos y pymes”.
Por ultimo, desde CES se valora también de forma positiva la bajada en marzo del número
de parados a nivel nacional, con 33.956 desempleados menos que el mes anterior, hasta
los 3.255.084 parados, aunque se trate del menor recorte en un tercer mes del año desde
2014.

Confaes

Las cifras dadas a conocer esta mañana, muy influenciadas con la llegada de la temporada turística vinculada con la Semana Santa, destacan el buen comportamiento de sectores como la construcción, industria y los servicios. Mientras, la agricultura y el colectivo sin trabajo anterior han sido los dos únicos colectivos donde sí se han incrementado las cifras de desempleados.

Ante esta realidad, la Confederación CONFAES considera que la medida más eficaz para luchar contra la despoblación que afecta a Salamanca es el desarrollo de la actividad de las pequeñas y medianas empresas, con el fin de que sean el motor que genere empleo estable y duradero.

Por ello, los empresarios de Salamanca solicitan a las administraciones públicas que creen las condiciones necesarias para mantener un entorno de estabilidad que impulse tanto la economía provincial como su mercado de trabajo.

A juicio de la patronal salmantina; representante de CECALE, CEOE y CEPYEME; la figura del Diálogo suscrita el pasado 19 de marzo en el Ayuntamiento de Salamanca es la herramienta que permitirá mejorar la vida de los salmantinos, a través de políticas activas de empleo y de la profundización de las reformas económicas que necesitan las empresas para estimular la actividad económica.

Podemos

Para la formación morada, una bajada del paro es siempre una buena noticia, aunque comparativamente, marzo siempre suele ser un mes donde baja el paro, siendo esta bajada la segunda menor de los últimos cinco años y la quinta menor de los últimos diez, por tanto, en la media habitual de marzo.

Pero pese a esa bajada del paro en marzo, analizando los datos se observa una dinámica preocupante, ya sostenida en el tiempo, y es que el paro de las mujeres de 45 años o más no se recupera sino que, por el contrario, sube en marzo, aumentando en 55 mujeres, siendo este grupo de población el único en el que aumenta el paro en Salamanca.

Esta preocupante inercia de mayor pérdida de empleo entre las mujeres de 45 años o más ha llevado a que, en diez años, se hayan perdido 1.200 empleos de mujeres de 45 años o más, un aumento del 18,41% de desempleo, haciendo así que este grupo sean las grandes olvidadas de la política de empleo.

Como ha señalado Ignacio Paredero, “las mujeres de 45 años o más son las grandes perjudicadas por la crisis económica en Salamanca, pues todavía no han recuperado el nivel de empleo anterior a la crisis. Hay que trabajar de manera específica en empleos para este colectivo. No es asumible que haya 1.200 salmantinas más en paro que hace diez años y no hagamos nada específico para solucionar este problema.”

Por su parte, Carmen Díez Sierra, vicesecretaria general de Podemos Salamanca ha indicado que “Las mujeres, aún teniendo una sólida formación, sufren las consecuencias de la maternidad y de la dedicación a los cuidados en sus carreras profesionales, que suelen tener menor recorrido. Y eso también trae consecuencias cuando se van haciendo mayores. Con peores carreras profesionales y menor experiencia laboral, el paro se ceba en ellas. Precisamente en unas edades en las que cotizar a la Seguridad Social es esencial para generar el derecho a una pensión digna. El problema se hace circular, difícil de romper si no se aplican políticas adecuadas.”

Además, Díez ha indicado también que “Son necesarias políticas para que no se penalice el uso de los permisos por nacimiento y cuidado de menores; políticas de corresponsabilidad entre hombres y mujeres de esos cuidados; políticas de conciliación de la vida laboral y familiar; políticas de fomento de la contratación a mujeres mayores de 45 años. El último informe del Banco Mundial sobre igualdad señala que España suspende en cuanto a la falta de medidas de conciliación y protección a la natalidad. La nueva ley de permisos de paternidad que también ha impulsado Podemos podría mejorar el indicador. Pero los efectos en la situación de este sector no van a ser inmediatos.”

No hay comentarios