“La prevención de abusos sexuales debe abordarse desde una educación ética”

Concluyen las jornadas sobre Violencia en la Infancia y la Adolescencia en las que durante un mes distintos expertos han abordado aspectos como la violencia doméstica, el acoso escolar, los aspectos psiquiátricos que condicionan la violencia y el maltrato, los principios legales en estados de violencia, las nuevas tecnologías para luchar con la violencia infantojuvenil y la situación actual del abuso sexual a menores

FuenteRedacción
Fotos: UPSA
loading...

El ciclo de mesas redondas ha sido clausurado por la directora del Instituto de CC. de la Familia de la UPSA, Luz Mª Fernández; el decano de Psicología de la UPSA, Alfonso Salgado; el gerente de la Federación de Salud Mental de Castilla y León, Ángel Lozano de las Morenas; el decano del Colegio Oficial de Psicólogos de Castilla y León, Jaime Gutiérrez Rodríguez; la concejala de Salud Pública y Medioambiente del Ayuntamiento de Salamanca, Mª José Fresnadillo Martínez, y la vocal del Colegio Oficial de Enfermería de Salamanca, Ana Belén Silguero Ayuso.

Previamente a la clausura, el catedrático de Psicología de la USAL Féliz López ha detallado la situación actual del abuso sexual infantojunvenil en España. López es crítico y aunque reconoce que se ha roto el silencio social y profesional, así como que se han mejorado los materiales de prevención y las prácticas de policías, fiscales, abogados y jueces, sin embargo, «es bajo el número de denuncias y de detención. Se olvidan otras formas de maltrato sexual, y el riesgo de revictimización. Deben aumentarse las penas y que no prescriban estos delitos».

En este sentido, el profesor afirma que hay otros aspectos que deben figurar también como maltrato sexual a menores. «No solo el abuso sexual, también las mutilaciones de genitales, la explotación sexual, la pornografía, los compromisos de casamiento de menores, no aceptar la identidad sexual de los menores, la educación sexista discriminatoria…».

López ha planteado un nuevo enfoque positivo «de buen trato a la sexualidad en la infancia», para conformar una educación sexual como marco de intervención. «Hay que plantear la prevención de los abusos sexuales en el contexto de una educación ética y responsable, de una educación sexual», afirma.

Uno de los errores más graves que López cree que se podría evitar es la repetición de los abusos. «Entre el 40-50% de los niños sufren abusos varias veces, lo que incrementa su indefensión, su sentimiento de culpa. Para evitar esto, hay que romper el secreto con la educación de la familia y de los maestros».

El catedrático concluye mostrando su preocupación por el uso de las nuevas tecnologías. «Antes los agresores estaban aislados, se sentían raros, ahora se apoyan en red, se felicitan».

No hay comentarios