‘Inspira’: Salamanca reúne a las asociaciones españolas de párkinson

La Federación Española de Párkinson ha organizado en la capital del Tormes su primer encuentro nacional

FuenteRedacción
loading...

El Centro de Referencia Estatal del Alzheimer, ubicado en el salmantino vecindario de Vistahermosa, ha acogido este jueves ‘Inspira’, el primer encuentro nacional de asociaciones de párkinson. La inauguración ha contado con la presencia del alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo, la subdelegada del Gobierno, Encarnación Pérez, el presidente de la FEP, Leopoldo Cabrera y a la directora del centro, Isabel González.

La Federación Española de Párkinson, que dirige Cabrera, nació en el año 1996 y cuenta con un total de 1.200 socios en las 61 asociaciones que alberga. Tal y como recoge su portal web, la Federación cuenta con un equipo multidisciplinar formado por profesionales especializados en el Tercer Sector y un Comité Médico Asesor colabora ofreciendo a la entidad asesoramiento y consejo sobre cuestiones relacionadas con la enfermedad.

Su misión es representar al movimiento asociativo en el ámbito estatal e internacional para la defensa de los intereses de las personas afectadas de párkinson. A su vez, incidir en el desarrollo de políticas públicas, su aplicación real y efectiva en todo aquello que mejore la calidad de vida de las personas con párkinson, con especial énfasis en el ámbito de la investigación científica y social, la prevención y promoción de la salud.

El párkinson

La enfermedad de Parkinson (EP) es un trastorno neurodegenerativo que afecta al sistema nervioso de manera crónica y progresiva. Es la segunda enfermedad más prevalente en la actualidad después del Alzhéimer y pertenece a los llamados Trastornos del Movimiento.

Se conoce comúnmente como enfermedad de Parkinson en referencia a James Parkinson, el doctor que la describió por primera vez en 1817 en su monografía ‘Un ensayo sobre la parálisis agitante (An essay on the shaking palsy)’.

La enfermedad se caracteriza por la pérdida (o degeneración) de neuronas en la sustancia negra, una estructura situada en la parte media del cerebro. Esta pérdida provoca una falta de dopamina en el organismo, una sustancia que transmite información necesaria para que realicemos movimientos con normalidad. La falta de dopamina hace que el control del movimiento se vea alterado, dando lugar a los síntomas motores típicos como el temblor en reposo o la rigidez.

No hay comentarios