Dos de cada tres alumnos de la escuela pública cursan Religión

Así lo asegura la Diócesis de Salamanca a través de un comunicado. Según sus datos, las etapas con un mayor porcentaje de alumnado son Primaria y Secundaria, con el 70%

La religión en el aula, de nuevo a debate.

Un total de 10.783 alumnos de educación Infantil a Bachillerato cursan la asignatura de Religión en 83 centros públicos de Salamanca durante el actual curso 2018/2019. Por etapas, destaca Primaria con un 72% de escolares que cursan esta materia, con 5.143, frente a los 2.023 que no lo hacen. Una cifra similar se obtiene en Secundaria, con un 70% del alumnado que opta por las clases de Religión, con 3.294 inscritos, frente a 1.396 que no.

En la etapa de Infantil, los alumnos también son mayoritarios, con un 67% del total, y en este curso suman hasta los 2.008. La bajada más acusada se produce en Bachillerato, donde se pasa al 32%, con 338 inscritos a esta materia, frente a los 733 que no, con un total de 1.071 alumnos. Si se suman todas las etapas educativas de los centros públicos salmantinos, el porcentaje de estudiantes de esta asignatura es del 68%, con un total 10.783, de 15.935 matriculados en este curso.

En la capital y provincia, se imparte Religión en un total de 107 centros, 83 públicos y 24 concertados, aunque de estos últimos la delegación diocesana de Enseñanza no dispone de los datos del alumnado. Cabe destacar que en Salamanca existe un centro concertado donde no se ofrece la clase de Religión, en concreto, en el Antonio Machado.

En cuanto al número de profesores, en este curso de 2018/2019 realizan esta labor un total de 72, repartidos en 50 en Infantil y Primaria, y 22 en Secundaria y Bachillerato.

Un único centro donde no se imparte

El delegado diocesano de Enseñanza, Rafael Blanco, confirma que los datos se mantienen “de un modo aceptable”, y que dos de cada tres alumnos en la pública y casi la totalidad de la concertada, “cursan Religión”. En la capital salmantina tan solo existe un centro concertado en el que no se oferta esta asignatura, el Antonio Machado, y este responsable no entiende la situación, “pues nos consta que hay alumnos que lo piden, aunque no fueran muchos”. En este sentido, asegura que es obligatorio ofrecer la materia, “es la norma de la Junta de Castilla y León, y ya lo hemos puesto en conocimiento de las autoridades escolares”.

En cuanto a la manera de impartir las clases de Religión, el delegado diocesano de Enseñanza señala que se han dado cuenta de la importancia, “no sólo de utilizar las nuevas formas de comunicación y aprendizaje, sino también de la necesidad de la formación en valores y de una adecuada formación religiosa necesaria para comprender la historia, el arte y la cultura en general”.

Asimismo, Rafael Blanco remarca que estos años en la delegación “hemos trabajado mucho la formación del profesorado en la necesidad de potenciar la inteligencia emocional de los chavales y de aspectos tan importantes como la promoción de la justicia social o la educación de la afectividad, como pide la Doctrina Social de la Iglesia y la Evangelii Gaudium del papa Francisco”.

Entre los retos a corto plazo está convocar a la educación concertada “para lograr una mayor coordinación general de la evangelización en todo el sector de la enseñanza”. En ese sentido, han convocado a sus directores a un encuentro con el obispo, Don Carlos López, y los responsables de esta delegación, el 26 de marzo a las 18:00 horas en Calatrava. “El objetivo es promover el trabajo que realizamos con los padres en la Asociación Fecampa, en el equipo de Enseñanza y Persona para la formación de la sexualidad, y en la gran propuesta de este año, que es una especie de Olimpiada de Religión que llamamos ‘RelicatGames’ y que va a tener lugar en la Casa de la Iglesia los días 5 y 26 de abril”, sentencia.

Por su parte, el 28 de marzo se celebrará en Zamora el Encuentro regional de Cuarto de la ESO, este año en el formato ‘Scape City’. El delegado de Enseñanza anima a todo el sector “a no permanecer impasible ante cada actividad, ya que es la mejor forma de mostrar a la sociedad y los que nos rigen que la enseñanza religiosa escolar es de suma importancia y que los distintos agentes pretendemos estar a la altura de lo que Dios y el momento presente nos demandan”.

No hay comentarios