Refuerzo en accesibilidad con renovación de aceras en el acceso sur

Las obras, que alcanzan una inversión municipal de más de 192.000 euros, conllevarán la mejora de las aceras existentes, con una nueva anchura superior a 2 metros; el acondicionamiento de las zonas verdes, con la plantación de 37 nuevos árboles y más de 500 arbustivas y la instalación de más de una decena de bancos y papeleras

Con el fin de continuar mejorando la accesibilidad de la ciudad de Salamanca y dando respuesta a las peticiones de los vecinos, el Ayuntamiento de Salamanca está ejecutando un proyecto de renovación de las aceras de la Avenida Saavedra y Fajardo, en el tramo comprendido entre la calle Teso de la Feria y la Avenida de Carlos I, en el acceso sur de la ciudad.

El alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo, quien ha visitado esta mañana los trabajos que concluirán a principios de mayo, ha destacado la necesidad de esta actuación, ya que la vía carece de accesibilidad y por la misma transitan a diario numerosos vecinos de la zona.

Con este proyecto, ha explicado el regidor municipal, estamos dando respuesta a una petición histórica de los vecinos, y mejorando no solo la accesibilidad de la zona, sino reforzando la seguridad vial en esta avenida, uno de los accesos principales de entrada y salida a la ciudad. Cabe señalar que el proyecto se ha ejecutando tras la aprobación del mismo por parte del Ministerio de Fomento, titular de la vía.

García Carbayo ha esgrimido que el Gobierno Municipal está volcado en hacer una ciudad más accesible, cómoda y atractiva para las personas, mejorando también las pequeñas cosas que son importantes para los vecinos en su día a día.

Actualmente, los trabajos que se están realizando están centrados en la zona más próxima al Teso de la Feria y, posteriormente, se extenderán al otro lado de la vía, el más cercano al barrio La Vega.

Las obras, que alcanzan una inversión municipal de más de 192.000 euros, conllevarán la mejora de las aceras existentes, que pasarán a tener una anchura superior a 2 metros; el acondicionamiento de las zonas verdes, con la plantación de 37 nuevos árboles (Photonia Coppa) y más de 500 arbustivas aromáticas tipo tomillo y lavanda, y la instalación de más de una decena de bancos y seis papeleras.

El alcalde también ha explicado que las obras regularizarán el aparcamiento existe en la actualidad. Se crearán alrededor de 25 plazas, también con estacionamiento para personas con movilidad reducida. Además, se mejorará la parada del autobús, que pasará a ser plenamente accesible con una longitud de 32 metros.

Estas mejoras se suman a otras intervenciones que el Ayuntamiento está realizando en la actualidad para mejorar la accesibilidad de distintas calles, plazas y avenidas, como la urbanización de la calle Miguel de Unamuno, en el barrio Garrido; y de María la Brava, en El Rollo, o el acondicionamiento del acceso norte a la ciudad, con la construcción de un paseo peatonal y un carril bici hasta El Helmántico. Próximamente comenzará con las obras de acondicionamiento en las vías Salmerón y Andalucía, en el barrio Pizarrales.

Nuevos espacios verdes en la calle Teide, junto al Parador, y riego por telegestión

En su visita a las obras del acceso sur de la ciudad, el alcalde también ha avanzado que el Ayuntamiento comenzará en los próximos días la ejecución de otro proyecto para mejorar las zonas verdes públicas de la calle Teide, próximas al Parador.

El proyecto, cuya inversión municipal asciende a más de 74.500 euros, incluye la mejora del pavimento actual de los itinerarios y la renovación del acceso al parque desde la calle Teide mediante la creación de una escalinata.

Asimismo, se crearán nuevos trazados para el paseo, se renovarán los bancos actuales y se instalará una valla de dos metros de altura para garantizar la seguridad y facilitar la movilidad de las personas que caminen por esta zona, que cuenta con una pendiente.

A estas intervenciones se sumará la implantación de un sistema de riego telegestionado, inexistente en la actualidad, que permitirá mantener cuidados los espacios verdes de la zona de una forma eficiente. Para ello se instalará un programador para gestionar el riego capaz de comunicarse con un soporte web y de gestionar roturas, averías y demás imprevistos, pudiendo acceder a los programadores desde cualquier parte en tiempo real a través de cualquier dispositivo electrónico con internet.

No hay comentarios