La venta online y la desregularización de rebajas lastran al comercio

Los comercios consideran que cada vez tiene menos sentido iniciar un periodo de rebajas cuando los descuentos están disponibles todo el año

Con la llegada del año nuevo y la actual desregulación periodo de rebajas, la mayoría de los comerciantes de Salamanca han iniciado el 2 de enero esta tradicional campaña comercial (que presenta descuentos del 20 al 50%) con sensaciones compartidas. Los clientes salmantinos se han acostumbrado a comprar con promociones y sin ellas contienen el gasto, lo que ha hecho que cada vez tenga menos sentido iniciar un periodo de rebajas cuando los descuentos están disponibles todo el año.

Y es que la irrupción de un comercio online más pujante que nunca, junto a la desregulación comercial de estos periodos y el cambio de los hábitos de consumo, están lastrando la lenta recuperación que se notaba en el comercio de Salamanca, especialmente en los establecimientos dedicados a la venta de textil y complementos.

“Ahora mismo, los salmantinos compran siguiendo dos premisas fundamentales: necesidad del producto y el descuento disponible. Si alguna de ellas no se cumple, no gastan”, explica una comerciante salmantina, especializada en productos infantiles y del cuidado del bebé.

En uno de los momentos más importantes para el sector provincial, la oleada de descuentos que inauguró el Black Friday ha mermado notablemente sus márgenes, desvirtuando la principal función que tenían las denominadas rebajas: dar salida al stock al final de cada temporada.

Ante esta nueva realidad, desde la Asociación de Comerciantes ASECOV, integrada en la Confederación CONFAES, se ha incidido en la importancia de la vuelta al modelo comercial anterior en el que estaban definidos los periodos de descuento en general en invierno y verano.

En palabras de una comerciante textil, cuyo negocio se encuentra en el centro de Salamanca, el efecto que tengan las actuales rebajas será menor por la oleada de ofertas desde finales del mes de noviembre. “En los últimos años, desde el Black Friday hay un aluvión de descuentos que han cambiado el comportamiento del cliente. Ahora se buscan las promociones constantemente y la importancia que tenían las rebajas está descafeinada”, argumenta.

Una opinión que comparte otro empresario textil dedicado a la moda masculina. “Los salmantinos se interesan mucho los descuentos a la hora de comprar y hemos notado que han reducido el gasto frente a 2017”.

Por todo ello, ASECOV ha solicitado medidas urgentes para garantizar la supervivencia del comercio de proximidad, que tiene un importante peso específico en la economía salmantina y un papel definitivo en la vitalidad de los barrios y los centros históricos de las localidades de la provincia.

Finalmente, la asociación que agrupa a los comerciantes asociados a la patronal salmantina CONFAES ha animado a los salmantinos a que confíen en el gran valor que ofrece el comercio de Salamanca como destino comercial de las compras de los próximos días.

No hay comentarios