En apenas un lustro habrá más ancianos que niños

La provincia charra tiene actualmente 61.752 empadronados entre 15 y 35 años, el periodo de edad oficial de la juventud, casi 25.000 menos que hace apenas una década. En cambio, los mayores de 65 años son 4.500 más. La ya denominada cuarta edad, mayores de ochenta años, tiene siete mil salmantinos más que hace una década, mientras que los niños son dos mil setecientos menos

FuenteRedacción

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha confirmado los datos sobre el padrón oficial de población a 1 de enero de 2018, que inciden sobre la sangría demográfica en la provincia de Salamanca. Y es que durante el último año perdió otros dos mil cuatrocientos habitantes y su población es similar a la que había en el año 1910.

El descenso de población se debe principalmente a la fuerte emigración juvenil mientras Salamanca envejece a marchas forzadas. En concreto, hay 87.261 mayores de 65 años, trescientos más que hace un año, mientras que los jóvenes son 61.752, unos mil quinientos menos. Durante la última década, como puede apreciarse en el gráfico superior, Salamanca ha perdido 25.000 jóvenes, o lo que es lo mismo, seis cada día, uno menos cada cuatro horas. En cambio, ha ganado más de 4.500 mayores, más de uno cada día.

La diferencia entre ambas generaciones se acrecienta cada año que transcurre y al mismo tiempo se reduce otra diferencia más significativa sobre lo que es la pirámide de población de Salamanca. Los mayores de 80 años, lo que ya se denomina cuarta edad, son 34.565, medio centenar más, muy cerca de los niños menores de quince años, 38.269, setecientos menos, por lo que las posibilidades de relevo generacional son cada vez menores.

Teniendo en cuenta la evolución de ambas generaciones, con siete mil ancianos más que hace una década, mientras que los niños son dos mil setecientos menos, a ese ritmo en apenas un lustro ya habrá más mayores de ochenta años que niños en la provincia de Salamanca.

El descenso de la población se debe fundamentalmente a la emigración. La llegada de inmigrantes desde todas partes del mundo, principalmente Marruecos, Sudamérica y el Este de Europa paliaba este problema a comienzos del siglo XXI, pero ya no llegan tantos extranjeros a Salamanca. Y ello pese a que durante el último año fueron medio millar más, hasta 12.246, rompiendo así una racha de cinco años a la baja.

No hay comentarios