Así era Salamanca en 1978

Hace cuarenta años la capital charra intentaba eliminar poco a poco las calles sin asfaltar, había 370.000 habitantes en la provincia y la tasa de paro era del 7%. Pablo Beltrán de Heredia era alcalde de la ciudad y Julio Villanueva rector de la Universidad. Una barra de pan costaba entre 10 y 20 pesetas (una media de 10 céntimos de euro ) y un pantalón vaquero 4.000 pesetas (24 euros). La Unión Deportiva Salamanca estaba en Primera División. En la música destacaban Camilo Sesto y Boney M. Incluso la plaza que ahora da nombre a la Constitución se acababa de construir

Construcción de la plaza de la Constitución en Salamanca

Cuarenta años de Constitución Española se celebran este 6 de diciembre de 2018. ¿Cómo era Salamanca hace cuatro décadas? ¿Cómo era la capital? ¿Cómo la provincia charra? ¿Cómo su sociedad? Los cambios son notables en todos los aspectos.

En diciembre de 1978 la ciudad intentaba progresar a marchar forzadas. El alcalde era Pablo Beltrán de Heredia y Julio Villanueva el rector de la Universidad. Se ampliaban barrios como Garrido, entonces el extrarradio de la capital del Tormes, se intentaban asfaltar poco a poco las calles para acabar con los barrizales en invierno y polvaredas en verano, se mejoraba el abastecimiento de agua, el alumbrado público… Era una ciudad por entrar en la modernidad. Incluso la hoy plaza de la Constitución acababa de construirse como tal tras habilitarse la Gran Vía.

El éxodo rural había llenado la ciudad, pero en la provincia había 370.000 habitantes, cuarenta mil más que en la actualidad. La tasa de paro rondaba el 7%, menos de la mitad que ahora y el salario mínimo eran 600 pesetas al día (3,6 euros). Entonces la vida tenía otro coste. Por ejemplo, una barra de pan costaba entre 10 y 20 pesetas (una media de 10 céntimos de euro), un kilo de manzanas 60 pesetas (0,36 céntimos de euro) y un pantalón vaquero 4.000 pesetas (24 euros).

En los cultural, Camilo Sesto y Boney M eran los artistas nacional e internacional destacados, aunque también sonaban Miguel Bosé, Umberto Tozzi, Dona Summer y la banda sonora de la película ‘Grease’, todo un fenómeno mundial. Entonces existía la Unión Deportiva Salamanca, jugaba en la Primera División del fútbol español. Eran otros tiempos donde la familia y la Iglesia tenían un papel fundamental en el desarrollo de cada ser humano. Tiempos también de incipiente libertad.

No hay comentarios