Mañueco dejará la Alcaldía de Salamanca el 12 de diciembre

El primer edil de la capital charra lo ha anunciado este miércoles al final de las mociones del pleno del Ayuntamiento al considerar que no puede compatibilizar el cargo con su nueva responsabilidad como candidato del Partido Popular a la Presidencia de Castilla y León. También deja su acta de concejal, por lo que entrará a la Corporación el hasta asesor del PP y ex concejal Emilio Arroita. El hasta ahora teniente de alcalde y concejal de Fomento y Patrimonio, Carlos García Carbayo, será alcalde en funciones hasta mayo de 2019 si no obtiene el apoyo de algún partido de la oposición para ser investido oficialmente como primer edil

Ya es oficial. Alfonso Fernández Mañueco ha anunciado este miércoles su renuncia a la Alcaldía de Salamanca para centrarse en su nuevo cometido político como candidato del Partido Popular a la Presidencia de Castilla y León. A finales de verano dejó entrever que lo haría después de las Ferias y Fiestas de la capital charra pero la decisión se ha ido retrasando. Se hará efectiva a partir del 12 de diciembre.

Su sustituto será por el momento de forma interina Carlos García Carbayo, hasta ahora teniente de alcalde y concejal de Fomento y Patrimonio, cerrando así las quinielas de los últimos meses. Pero deberá ser refrendado por el pleno de la Corporación municipal, donde el PP no tiene mayoría absoluta y por tanto deberá contar con el apoyo o la abstención de otro grupo. En su día Ciudadanos apoyó a Mañueco a través de un acuerdo de investidura atendiendo una serie de demandas de la formación naranja. ¿Qué hará ahora? Su portavoz, Alejandro González, ya ha manifestado que no apoyarán a ningún candidato a suceder a Mañueco.

De no ser así, si el candidato que proponga el Grupo Popular para ser el nuevo alcalde hasta mayo de 2019 obtiene los votos negativos de Partido Socialista (7), Ciudadanos (4) y Ganemos (4), al PP no le serán suficientes los suyos (12) y el Ayuntamiento quedará con un alcalde en funciones hasta final de legislatura, algo insólitos en una administración de esta entidad para una capital de provincia como Salamanca.

Otra incógnita que ha despejado Mañueco es que también renuncia al acta de concejal, por lo que el Grupo Popular tendrá un nuevo edil, Emilio Arroita, quien fue concejal la anterior legislatura pero se quedó fuera de la Corporación en la actual al perder concejales el PP y hasta ahora ocupa el puesto de asesor. Además, el posible nombramiento de Carlos García Carbayo como alcalde, hasta ahora concejal de Fomento y Patrimonio, obliga a una remodelación del equipo de gobierno del Partido Popular, distribuyendo funciones.

“He decidido dejar voluntariamente la alcaldía y el acta de concejal que me otorgaron los ciudadanos”, afirmaba Mañueco al final de las mociones del pleno del Ayuntamiento de Salamanca y antes de un receso para bordar los ruegos y preguntas. “Me comprometí cuando me fuera incompatible con mi nuevo camino. Dejar la Alcaldía de Salamanca es una decisión difícil, muy difícil, pero es una decisión reflexionada, pensando en las salmantinas y salmantinos”, añadió.

Recordó el todavía primer edil charro que asumió el cargo “con ilusión y responsabilidad para hacer mejor la vida de mis vecinos. Lo dejo con humildad y con orgullo por el trabajo realizado junto a mi equipo de gobierno”. Por eso pide a todos los grupos “que actúen siempre teniendo en cuenta que lo importante son las personas de Salamanca y no en estrategias políticas. No hay mayor honor para un salmantino que ser elegido alcalde de Salamanca. Ha sido un gran honor para mí. He dado todo por mi ciudad, me he quedado sin aliento, y ahora lo voy a dar todo por mi comunidad autónoma, me voy a quedar sin resuello”.

Emocionado al hablar de familia y amigos, “por el tiempo que no ha podido dedicarles”, Mañueco se despidió enumerando agradecimientos a políticos y funcionarios, así como colectivos sociales de Salamanca, por el apoyo que le han brindado durante estos siete años al frente de la Alcaldía de la capital charra.

Balance de su gestión

En cuanto al balance “positivo”, ha destacado el “gran porcentaje de cumplimiento” del programa electoral, así como el acuerdo de gobierno con el partido de Ciudadanos al principio de la actual legislatura, que le posibilitó renovar su condición de alcalde.

En la gestión económica, ha subrayado la apuesta “por la inversión, por los servicios públicos de calidad y por el gasto social sin subir los impuestos”, además de la reducción de la deuda en 40 millones de euros en el último mandato.

Asimismo, ha hecho hincapié en el interés del equipo de Gobierno por el empleo y la generación de oportunidades en Salamanca, a lo que ha sumado otras intervenciones para conseguir “una gran red de protección social de las personas y de las familias, de la mano de las organizaciones sociales”.

Igualmente, ha valorado la “calidad” de los servicios municipales junto a iniciativas para “mejorar la ciudad” como las renovaciones de parques o jardines, la creación de plazas de aparcamiento gratuito en superficie, los once nuevos kilómetros de carril bici, las intervenciones por la accesibilidad, el incremento de la zona peatonal, la renovación de las piscinas municipales, la apertura dela nueva ciudad deportiva de La Aldehuela o las tareas en conservación del patrimonio.

Además de otras iniciativas como las de favorecer la seguridad vial y la del proyecto de recuperación del río Tormes a su paso por la ciudad, Fernández Mañueco ha puesto de relieve que el Consistorio ha sido “el gran mecenas” del octavo centenario de la Universidad de Salamanca.

Ciudadanos no apoyará al candidato a sustituir a Mañueco como alcalde

“Mañueco traiciona a los salmantinos por interés personal”

Alfonso Fernández Mañueco, político desde la cuna

Carlos García Carbayo, el lugarteniente de confianza

No hay comentarios