Manifestación de policías locales para reclamar la prometida equiparación salarial

Un centenar de agentes se han concentrado a las puertas del Ayuntamiento de Salamanca para protestar con sirenas, pitidos y gritos por la falta de la subida del sueldo que llevan esperando desde hace meses, pero también mejores medios y material, además de incrementar la plantilla ante la próxima jubilación anticipada

Un centenar de agentes de la Policía Local de Salamanca y representantes sindicales se han concentrado a las puertas del Ayuntamiento, donde se celebra este miércoles el pleno de la Corporación municipal correspondiente a diciembre, para reclamar la prometida equiparación salarial y las mejoras en plantilla, medios y material.

Los presentes, convocados por el Sindicato Profesional de Policías Municipales de España (SPPME), la Central Sindical Independiente de Funcionarios (CSIF) y la Unión General de Trabajadores (UGT), han mostrado pancartas con lemas como ‘Se traspasa Policía Local por abandono’, ‘Menos falsas promesas y más firmas sobre la mesa’, ‘Policía Local Low Cost, pero low,low…’ o ‘Somos la patrulla canina, de transmisiones, de material, de vestuario’.

Los agentes reclaman la equiparación salarial que el equipo de gobierno del Partido Popular (PP) se comprometió a hacer realidad este año, atendiendo a una propuesta de Ciudadanos (Cs) como una de las condiciones para brindarles su apoyo en presupuestos municipales. Cs viene desde hace semanas reclamando que se cumpla este acuerdo, y lo volvió a recordar durante el pleno, pero el PP argumentó impedimentos legales para poder llevarlo a cabo.

Los representantes sindicales fueron contundentes, “hacemos más horas y cobramos menos, y sólo recibimos promesas,promesas y promesas”. También protestaron por las deficiencias en las transmisiones o en el material. E incluso alertaron de que si el Gobierno aprueba la jubilación anticipada de agentes, como está pendiente a partir de enero, se necesitarán otros cuarenta agentes, cuya formación dura en torno a dos años.

Ya dentro del pleno, algunos agentes han accedido a la sala, donde también han mostrado carteles pidiendo condiciones laborales dignas y equiparación, y donde han protagonizado un ataque de tos común que por momentos ha dificultado la posibilidad de escuchar lo que se estaba debatiendo en la sesión plenaria. Mientras, fuera los pitidos, sirenas y ocasionalmente petardos no han dejado de sonar mientras los políticos intentaban debatir.

Asimismo, otra parte de los asistentes se han concentrado en la calle Zamora, junto a las ventanas que dan al interior del mismo salón del plenos con silbatos y otros elementos ruidosos como sirenas y petardos, que se han dejado notar donde se encontraba la corporación. Representantes sindicales han remarcado durante la protesta que el motivo es el hartazgo de los agentes por “promesas y modificaciones, que no se plasman”. Algo que seguirán llevando a cabo si las promesas con palabras no se convierten en hechos.

No hay comentarios