CCOO advierte los perjuicios de la proliferación de los falsos autónomos

El sindicato ha presentado los resultados del informe Trade Cyl sobre el régimen de trabajadores por cuenta propia del último año

Sara González, Emilio Prieto y Rosa Eva Martínez en la sede de CCOO / MUÑIZ

Comisiones Obreras ha valorado este martes el informe regional elaborado por su área Trade Cyl sobre el régimen de autónomos en la Comunidad. Entre las principales conclusiones que extraen se encuentra el ligero descenso en el número de adscritos y la precaria situación en la que se encontrar, en general, y los denominados falsos autónomos en particular. “CCOO obreras en un sindicato de los trabajadores independientemente del régimen en el que coticen y nos parece preocupante la situación de la mayor parte de los autónomos, sobre los que recae además la responsabilidad de la creación de empleo”, ha valorado el secretario provincial del sindicato, Emilio Pérez.

En este sentido, Pérez ha reconocido que aún no se ha encontrado el marco legal que regule de manera adecuada la cotización a la seguridad social y por ello ha anunciado una reunión este mismo martes con el concejal de Economía del Ayuntamiento de Salamanca, Enrique Sánchez-Guijo. “Es necesario que se recojan en los autónomos derechos como el desempleo, la incapacidad temporal o la baja por maternidad o paternidad”, ha enumerado, haciendo especial hincapié en la beligerancia que mantendrán en la denuncia de la situación de los falsos autónomos que, según los datos de las facturas de 2017, estarían en torno a un 48% en la provincia de Salamanca.

La provincia de Salamanca en datos

Una provincia que, según los datos ofrecidos por Sara González, técnico de Trade Cyl, cuenta en este momento con un total de 26.926 autónomos, aunque el informe está sustentado sobre los datos del segundo semestre de 2017 que arrojaban 27.017 autónomos. De ellos, 4.169 pertenecen al SETA (trabajadores agrarios por cuenta propia), lo que representa un 15% del total. Asimismo, 17.858 de los inscritos son personas físicas no adscritas a ninguna cooperativa y, de ellos, un 82%, es decir, 14.825 no tienen ningún asalariado a su cargo. En la provincia de Salamanca el 28,5% de los autónomos son mujeres, dos puntos por debajo de la media regional y siete por debajo de la media nacional que alcanza el 35%.

De igual manera, el informe de Trade Cyl contempla que el 77% de los autónomos de la provincia de Salamanca superan los 40 años de edad, dato que se ha visto incrementado en un 0,4% en el último año, y tan solo un 1,25% está por debajo de los 25 años. Además, el 3% de los autónomos en Salamanca son extranjeros, un 0,6% menos que la media regional y y 7,3 puntos por debajo de la media nacional que supera el 10%. También ha habido un incremento de medio punto en lo que se refiere a autónomos con pluriactividad, que también cotizan en el régimen general de la Seguridad Social, hasta alcanzar un 5,5%. El 18, 5% del total tienen salariados a su cargo y el 89.8% tienen la base mínima de cotización. La pérdida total en el último año asciende a 69 personas.

Propuestas

Por todas estas razones, CCOO a través de Trade Cyl, su área de autónomos, encabezada por Rosa Eva Martínez, ha elaborado una serie de propuesta a fin de mejorar la situación del régimen de cotización de los trabajadores por cuenta propia en la comunidad autónoma. “Queremos reivindicar las necesidades de los autónomos porque son creadores de empleo y dinamizan la sociedad. Hay que cuidarlos y respetarlos”, ha valorado Martínez al comienzo de su intervención en la sede salmantina del sindicato. Asimismo, ha hecho una distinción en la pérdida de autónomos entre aquellos que se jubilan y no encuentran relevo generacional y aquellos que deciden emprender y tienen que retirarse.

Este último caso lo achaca de forma general a la forma que tienen de pagar su impuestos como trabajadores por cuenta propia, ya que cuando se les termina la tarifa plana comienzan las dificultades. “Es fundamental que coticen según el nivel de ingresos, y si no llegan al SMI, una cuota todavía inferior”, mantiene, advirtiendo además que lo contrario potencia la economía sumergida y los trabajos en B. Para ello considera que necesario actualizar los requisitos de acceso a las prestaciones por desempleo, aumentando su máximo hasta equipararlo con los dos años del régimen general, y que haya un registro público en el que estén reflejados los contratos de los trades y otros contrato mercantiles para poder identificar de manera fidedigna el número de falso autónomos que “no es más que una manera de abaratar el mercado de trabajo para las empresas”.

No hay comentarios