CSIF: “Independiente, en los centros y representado en todos los ámbitos”

Entrevista con el presidente de CSIF Salamanca, Federico Martín, pocos días antes de las elecciones a la Junta de Personal Docente

El presidente de CSIF Salamanca, Federico Martín, en su nueva sede

Todo preparado para que este martes 4 de diciembre se celebren las elecciones sindicales a la Junta de Personal Docente. Una cita que contará con la participación de la formación que se ha impuesto en los últimos tres comicios, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios, cuyos presidente en Salamanca, Federico Martín, ha querido compartir con los lectores de NOTICIASCYL sus sensaciones antes de la llamada a las urnas y los pormenores de su programa electoral.

CSIF Salamanca, con sede recién estrenada en la avenida Italia, defiende el acuerdo de mínimos alcanzado con el Gobierno para la mejora de las condiciones laborales de los profesores y apuesta por una mejora a partir del año 2021. Para lograrlo, Martín considera fundamental que puedan recuperar el poder adquisitivo perdido durante los años de la crisis a través de una mejora y ampliación de la oferta de empleo público. Además, abogan por la supresión de la tasa de reposición, la innovación en la escuela rural y la mejora de la dotación material de los docentes para que encuentren un aliado en las nuevas tecnologías.

-¿Qué tal van las cosas en la nueva sede de CSIF Salamanca?

-Bien. Como todo espacio nuevo genera nuevas posibilidades y, en este caso, creo que hemos conseguido proporcionar una mejor atención al afiliado porque tenemos un espacio más adecuado para ello.

-¿Qué valoración hace del acuerdo alcanzado con el Gobierno para mejorar las condiciones laborales de los docentes?

-Si hablamos del acuerdo general con Hacienda firmado antes del cambio de Gobierno, estamos muy satisfechos porque, con él, hemos conseguido que se hagan ofertas de empleo público para reponer parte de los puestos que hemos ido perdiendo. No es suficiente, pero es un inicio del camino. Además, hemos conseguido recuperar en parte la pérdida de poder adquisitivo que habíamos venido teniendo. De hecho, se ha producido ya la subida de un 1,75% en nuestras nóminas y a 1 de enero de 2019, si Pedro Sánchez mantiene los acuerdos firmados con el Gobierno anterior, se producirá una subida del 2.5%. Eso implica la mayor subida de sueldo de los empleado públicos en los últimos diez años. Y alguna cosa más, como el reconocimiento de incapacidad temporal. Como acuerdo es uno de lo mejores que se había hecho desde la crisis.

Es importante señalar que CSIF estaba porque está en las grandes mesas. El día 4 votamos a la Junta del Personal Docente de Salamanca, pero también se decide el grado de representatividad que van a tener los sindicatos a nivel autonómico y nacional. Si tú en estas elecciones votas a un sindicato que no tiene implantación nacional, estás perdiendo la fuerza de tu voto. Porque con el Gobierno solo podemos negociar los sindicatos que tenemos implantación nacional.

Un docente que vota a CSIF en Salamanca está también poniendo una persona en la mesa de negociación gubernamental, que es la que puede conseguir que nos suban el sueldo o que haya ofertas de empleo público porque son competencias nacionales todavía. Sin embargo, una persona que vota a un sindicato sectorial que solo tenga implantación local o regional no va poder negociar en Madrid. Por eso nosotros queremos que la gente sea consciente de que si nos vota a nosotros tendrá representación en todos los niveles. Y si vota a otros, eso puede que no sea así.

“más empleo público redunda en unos servicios de mayor calidad para los ciudadanos a cambio de sus impuestos”

-¿Cuál es el margen de mejora que tiene ese acuerdo?

-Quedaron fuera muchas cosas. El propio acuerdo para nosotros es de mínimos. Entendemos que hay que avanzar en las mejoras salariales del empleo público porque desde 2010 se había perdido entre un 25% y un 30% de poder adquisitivo, y eso hay que recuperarlo. Se puede avanzar en las ofertas de empleo público. Solo en junio de este año se han perdido 24.000 empleos públicos. En el periodo de crisis, en la Administración se han perdido muchos miles de empleos en toda España y se debe avanzar en la recuperación de los mismos para que los servicios públicos sean de calidad. Es necesario que el ciudadano, a cambio de su impuestos, reciba servicios de calidad.

Siempre tendemos a compararnos con los países desarrollados del Norte. Aunque la gente no lo quiere creer, España es uno de los países que tiene menos empleados públicos por habitante. Los que más tienen son Suecia, Noruega, Finlandia, etcétera. Países a los que solemos mirar porque creemos que viven bien. La proporción es de 5 a 15 empleados púbicos por cada mil de habitantes.

Aparte de eso, en el acuerdo hay que avanzar más. Una vez que acabe en el 20, ya en el 21, hay que plantearse conseguir mayores y mejores ofertas de empleo público que permitan, no solo mantener los servicios como permite el acuerdo actual, sino mejorarlos. Uno de los problemas que tenemos en la actualidad es que no se hacen políticas de expansión, de mejora, se hacen políticas de mantenimiento. Nosotros creemos que realmente se debe expandir el sector público para que se mejore el servicio y que se pongan en marcha nuevos planes. Pero para eso hace falta más inversión.

-¿Confía en que se puedan recuperar los derechos de los profesores a corto plazo?

-Confío en que sí. CSIF por supuesto que va a luchar porque la educación pública mejore. Por ejemplo, va a luchar por que se bajen las ratios y que se baje el número de horas de atención directa a los alumnos para que ésta sea más individualizada. Son retos en los que nosotros estamos plenamente implicados. Sin educación, no hay desarrollo. Sin educación, no hay progreso. Y si no somos capaces de transmitir que si no mejora la educación, la sociedad se estanca, llegaremos a una situación económica muy compleja. De hecho, ya estamos viendo que faltan titulados en Formación Profesional y en determinadas ramas más científicas y más técnicas. Eso es porque no se han hecho políticas educativas adecuadas.

-¿Cómo se puede mejorar la escuela en el ámbito rural?

-Para empezar haciendo políticas de innovación, de mejora de la educación. Probablemente el sistema educativo en las zonas rurales necesita reinventarse. Es decir, que se planteen opciones para que la población rural tenga las mismas oportunidades que la población urbana. Con sacrificios, evidentemente. A lo mejor tenemos que replantearnos la vieja política de comarcales que hubo en su días. ¿Por qué no?. Estúdiese.

Sobre todo, no es una cuestión de educación, sino de de fijar población. Si invertimos en la zona rural el futuro está garantizado y habrá niños. La tragedia es que donde se cierra una escuela se muere un pueblo. El problema real es que no estamos ofreciendo a los jóvenes rurales posibilidades de empleo en su zona. Y mientras no hagamos eso, las escuelas se cerrarán. Evidentemente, con más inversión también mejoraría la escuela rural. Lo que pasa es que en una comunidad tan amplia en territorio, eso tendría un coste elevado. En este momento, compensación inteterterritorial, que siempre fue una de las características de España, se está empezando a perder por el interés de algunos territorios reducidos con más población que Castilla y León. Y una de las cosas que tenemos que conseguir a nivel nacional es que la compensación interterritorial funcione, y funcione mejor.

-¿CSIF es partidario de que el Estado recupere las competencias en educación?

-Nos gustaría un modelo diferente. Las trasferencias nos parecen bien, pero tiene que haber unas bases comunes sólidas y que no se pueda saltar nadie. La idea de recentralizar competencias no nos parece disparatada, pero creemos imprescindible legislar de manera que haya elementos comunes en todo el Estado.

El alumnado no puede permitirse que el valor de adquisición de conocimientos de un título cualquiera en Castilla y León no sea igual que el mismo en Extremadura, Madid o la Rioja. La realidad es que en diferentes territorios, un mismo nivel académico de los alumnos, una misma titulación no implica unos conocimientos similares.

A nivel de personal, tampoco puede ser que entre un maestro de Miranda de Ebro y un maestro de Vitoria, que salen a pasear y se juntan en la frontera, haya 300 euros de diferencia en el sueldo. Y tampoco puede ser que el maestro de Vitoria pueda trabajar en Miranda de Ebro, pero el maestro de Miranda de Ebro no pueda trabajar en Vitoria por un cuestión lingüística. Esto no puede ser. Se puede admitir pequeñas diferencias locales, pero que sean anecdóticas. El fundamento ha de ser el mismo.

Está bien tener autonomía de gestión y capacidad para tomar decisiones, pero sobre una base común para todo el territorio. Y esa base común debe ser un 60% mínimo. Por supuesto, nosotros apoyamos la EBAU única. No puede darse que alumnos de aquí con un nivel elevado reconocido se queden sin plaza aquí porque se la cogen alumnos de otras comunidades con un nivel inferior. Esto es un despropósito.

“la tasa de reposición en sí mismo es un concepto pernicioso”

-¿Cómo está el tema de la tasa de reposición en la actualidad?

-Fruto del acuerdo que hemos comentado conseguimos que hubiese posibilidades de reposición completa y elevar esa reposición en torno a un 8%. Creemos que la tasa de reposición en sí mismo es un concepto pernicioso. Lo que hay es que reponer todo lo que se pierde y poder mejorar todo lo que se quiera. Si los gobernantes quieren potenciar la Educación y son capaces de poner más dinero, que nadie les ponga ninguna cortapisa. El Gobierno no debe meterse en cuántos empleado públicos contrata cada comunidad. Por ejemplo, aquí no necesitamos contratar vigilantes marinos, pero sí nos conviene tener más forestales para poder compensar la extensión territorial. La única política buena en reposición es la inexistencia de normas por parte del Gobierno.

-¿Qué ideas tiene CSIF para mejorar la convivencia en las aulas?

-Apoyamos sin reservas la Ley de Autoridad del Profesorado para que el profesor pueda ser entendido como autoridad pública y en su ejercicio sea capaz de mediar en los conflictos. Lo que hemos planteado es que para que la situación de acoso pueda disminuir hay que aumentar el número de docentes. Si tú tienes 30 o 35 alumnos en clase es muy difícil controlar las relaciones interpersonales y se favorece que haya situaciones que puedan genera acoso o violencia. Si tú tienes 20 en clase es mucho más fácil que puedas ver el conflicto antes de que se produzca, intervenir y trabajar con los alumnos de forma personalizada. Más recurso humanos en la Educación, significarán menos conflictos entre alumnos.

-El teléfono móvil en en el aula, ¿herramienta o enemigo?

-Ambas cosas. Como todo, es cuestión de cómo se utiliza. Puede tener aplicaciones didácticas. Parte del profesorado se ha formado por su cuenta y riesgo en la utilización de las nuevas tecnologías aplicadas al aula. Desafortunadamente son los menos porque no hay políticas educativas para que los docentes se formen en horario escolar gracias a la promoción de la Administración. Eso no se da.

La tecnología puede ayudar, pero la realidad es que el abuso de ella sin control social, familiar ni escolar está generando una serie de problemas que en este momento, en nuestra opinión, son más importantes que las soluciones que genera. Por tanto, abogamos por que se restrinja mucho ese uso o, incluso, que dentro del aula no se pueda utilizar más que en el momento concreto en el que un profesor plantee una actividad didáctica.

Para eso hemos desempolvado una vieja reivindicación que es que hay taquillas para los alumnos en los diferentes centros. Es algo que aquí no tenemos más que un número muy reducido de centros y que favorecería que los alumnos puedan estar conectados con su familia, pero no están con el teléfono en clase. Lo pueden usar en los periodos de descanso si tienen un aviso de su familia, pero en el aula sólo si el profesor quiere. Esa solución es perfecta.

En este sentido cabe recordar otra cosas. A pesar de las múltiples promesas de las administraciones, a los docentes nunca se nos ha dotado de material tecnológico personal. Si yo quiero usar un móvil o una tableta como elemento didáctico, deberían desde la Administración dotarme de ello. A nadie se le ocurre que un cirujano se lleve un bisturí de casa, ¿verdad?

-¿Por qué los docentes llamados a la urnas tienen que votar a CSIF?

-En primer lugar porque durante los últimos cuatro años, y también en los anteriores (en Salamanca sería la tercera vez consecutiva que ganáramos), somos quienes realmente hemos estado en los centros. Otras organizaciones solo van a los centros en este periodo de elecciones. Nosotros visitamos a los compañeros por lo menos una vez al trimestre, recogemos sus problemas y buscamos soluciones. Y eso es lo que más deben valorar los compañeros a la hora de votar.

La segunda razón es que CSIF representa a los docentes en todos los ámbitos de decisión. Cosa que otros no pueden decir. Estamos en la junta de personal a nivel provincial, en la mesa de Educación a nivel regional, en la mesa de función pública a nivel regional y nacional, el la mesa sectorial de Educación a nivel nacional. Eso significa que la voz de un docente de Salamanca llega hasta el ministro.

CSIF es un sindicato independiente y profesional. No estamos vinculados a ninguna organización política. Gobierne quien gobierne, CSIF tiene el mismo discurso, las mismas reivindicaciones y la misma lucha a favor de los derechos del profesorado. El resto de formaciones sindicales no pueden decir la mismo. La independencia es sagrada, va en nuestras siglas, es nuestra bandera y la tenemos a gala.

No hay comentarios