Nueva señalización para el hospital: adiós al laberinto de habitaciones

El departamento de Comunicación del complejo sanitario de Salamanca está habilitando nuevos carteles en cada planta para ofrecer a los pacientes una mejor información sobre la ubicación, horario y peculiaridades de cada servicio, además de ofrecer una imagen homogenea que sustituya los actuales folios a mano colgados en cualquier pared

Diego Matos y Juan Carlos Bejarano junto a la nueva señalizacion del hospital de Salamanca

El complejo hospitalario de Salamanca puede llegar a ser un laberinto en el que pasar minutos hasta que se encuentra el destino hacia el que dirigirse. ¿No les ha ocurrido alguna vez que deben ir a una consulta determinada o visitar a algún paciente y no saben cómo llegar hasta allí? Incluso una vez en la planta adecuada, ¿no han deambulado hasta encontrar el pasillo correcto? Pues eso se va a acabar tanto en el hospital Clínico como en el Virgen de la Vega gracias a una nueva señalización.

El departamento de Comunicación del complejo sanitario, en coordinación con la gerencia y direcciones de servicios, está habilitando nuevos carteles para ofrecer a los pacientes una mejor información sobre la ubicación, horario y peculiaridades de cada servicio, además de ofrecer una imagen homogénea, con los colores corporativos y tipo de letra de Sacyl, que sustituya los actuales folios a mano colgados en cualquier pared.

Según explican Juan Carlos Bejarano y Diego Matos, del departamento de Comunicación, el primer paso fue meses atrás la instalación de grandes carteles en el hall de los hospitales para indicar en qué planta se encuentra cada servicio y especialidad. Ahora, el siguiente paso está siendo facilitar que al llegar a esa planta se encuentre el lugar concreto sin demora. Y es que hasta los propios empleados del hospital, que llevan años trabajando allí, suelen perderse en algunas zonas, fruto también de la especial estructura del hospital Clínico cuando se construyó hace más de cuatro décadas. Algo que se corregirá en el nuevo hospital, con una estructura menos enrevesada.

La colocación de estos carteles ha comenzado por el sótano 2 del hospital Clínico, ascendiendo planta a planta, servicio a servicio. Hay algunos comunes, como el típico mensaje de guardar silencio, no arrojar papeles o se ruega silencio, mientras que otros son más específicos, de un lugar concreto, con sus características u horario. Además, hay algunos acorde a los nuevos tiempos, como no hablar por el teléfono móvil, apagarlo o prohibido hacer fotos y grabar vídeos. Incluso los hay en función de las necesidades, por ejemplo para especificar que se trata de un paciente con alergias. Por eso se ruega a todos los empleados del hospital que colaboren en esta implantación de los carteles por el bien de todos.

Esta cartelería se está realizando con recursos propios del hospital, pues dispone de una imprenta, siendo un material más perdurable que los actuales folios hechos por el personal médico, de enfermería o celadores. Por tanto, no es un gasto a mayores ni está externalizada su puesta en marcha. Así, cuando en un servicio surja una necesidad de cartel se puede contactar con el departamento de Comunicación para que coordine el proceso. Es el primer paso para el nuevo hospital, con una señalización específica siguiendo el manual de estilo de Sacyl ya sobre la base actual. Además, será accesible para cualquier persona, independientemente de su edad y nivel cultural. Porque cuanto mejor está informado un paciente, mejor es el servicio que se le presta y en consecuencia su satisfacción.

No hay comentarios