Rectores de Japón analizan en Salamanca el futuro de la educación

Representantes de 40 instituciones se citan en la Conferencia que acoge el Estudio salmantino con motivo del VIII Centenario y del 150 aniversario de las relaciones diplomáticas entre España y Japón

FuenteRedacción

El rector de la Universidad de Salamanca, Ricardo Rivero; el embajador de Japón en España, Masashi Mizukami; el rector de la Tokyo University of Foreign Studies, Hirotaka Tateishi, y el subsecretario de la Asociación de Universidades de Japón, Kenki Kakuta, presentaron este martes la Conferencia de rectores universitarios japoneses y españoles, que acoge la Universidad de Salamanca con motivo del VIII Centenario y el 150 aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas entre Japón y España.

El encuentro, organizado por la Universidad de Estudios Extranjeros de Tokio, la embajada de Japón en España, el comité japonés para el intercambio de universidades y la Oficina del VIII Centenario Salamanca 2018, cita a representantes de 40 universidades y pretende contribuir a seguir fomentando el intercambio académico entre universidades japonesas y españolas.

A lo largo de dos jornadas, los rectores abordarán aspectos relacionadas con las oportunidades actuales de internacionalización en el ámbito universitario y aquellas formas de trabajo que permitan optimizarlas. Así, se analizarán asuntos como los rankings de universidades, las necesidades de los estudiantes internacionales, la promoción de los intercambios o la adaptación lingüística de las clases para estimular el desarrollo de los estudiantes que continúan su formación en universidades extranjeras.

Relaciones Universidad de Salamanca – Japón

Las relaciones interculturales entre Japón y la Universidad de Salamanca se remontan a la tercera década del pasado siglo cuando la Universidad de Salamanca pone en marcha en 1929 sus Cursos Internacionales de Lengua y Cultura Españolas, convirtiéndose en la primera institución española en tener una iniciativa de este tipo. Entre sus primeros 11 estudiantes matriculados uno de ellos procedía de Japón. Desde ese momento, el Estudio salmantino se ha consolidado como un centro de aprendizaje de la lengua castellana entre diplomáticos y universitarios japoneses.

A partir de la década de los 80 cuando la relación se hace mucho más estrecha lo que ha permitido a la Universidad de Salamanca suscribir convenios de colaboración con multitud de universidades japonesas, caso de Kansai Gaidai, Kokugakuin, Estudios Extranjeros de Kioto, Takushoku, Waseda, Asia University / Asia Junior College, Kanagawa, Gifu Pharmaceutical University, Ferris, Doshisha, Nanzan de Nagoya, Sapientia University, Tokai University, Aoyama Gakuin, Tsukuba, Tokyo University of Foreign Studies, Surugadai, Kyoto Sangyo, Yamagata University, Kanazawa University, Instituto Tecnológico de Osaka, Rikkyo, Internacional de Akita, Kobe o Keio.

Estos acuerdos impulsando tanto la movilidad entre los estudiantes, profesores e investigadores entre España y Japón además de favorecer el desarrollo de proyectos de investigación conjuntos.

La Universidad más antigua de España cuenta una notable afluencia de estudiantes nipones, de los cuales cada año cerca de medio millar acuden al centro Cultural Hispano Japonés (CCHJ), al igual que lo hacen múltiples investigadores del país asiático.

Asociación Universidad de Salamanca en Japón

La celebración de la Conferencia de rectores en las aulas de la Universidad de Salamanca coincide con el vigésimo aniversario del nacimiento de la Asociación Universidad de Salamanca en Japón, que se creó en 1998 con el objetivo de contribuir, junto a empresas, instituciones de enseñanza e investigación y organizaciones no gubernamentales japonesas y españolas, al desarrollo de las actividades del Centro Cultural Hispano Japonés, que vio la luz un año después.

El Centro Cultural Hispano Japonés tiene como objetivo favorecer el conocimiento y la cooperación entre Japón y España, tanto en la dimensión académica, como en los aspectos sociales, culturales y económicos. Para ello cuenta con la colaboración de la Asociación de la Universidad de Salamanca en Japón, a la que se unen, junto con las administraciones públicas de ambos países.

Una vez abiertas las relaciones de Japón con el exterior desde el último tercio del siglo XIX, la Universidad de Salamanca se ha consolidado como centro de aprendizaje de la lengua castellana entre diplomáticos y universitarios japoneses. Pero es en el último cuarto de siglo cuando la relación se ha hecho mucho más estrecha, tendiéndose un verdadero puente intercultural entre los dos países, extremo oriente y extremo occidente, respectivamente.

Más allá del ámbito estrictamente académico, la familia imperial japonesa ha visitado en varias ocasiones la Universidad, y en reconocimiento a este interés se nombró ‘Aula Magna Emperatriz Michiko’ a una de las salas del CCHJ, la única de estas características autorizada por la Casa Imperial de Japón para utilizar dicho nombre. La última visita por parte de un miembro de la monarquía nipona fue la del príncipe heredero Naruhito en 2013, con motivo del Año Dual España-Japón, cuando se conmemoraron los cuatro siglos de relaciones entre ambos países.

Asimismo, con motivo del VIII Centenario de la fundación de la Universidad de Salamanca, su rector, Ricardo Rivero, visitó Tokio el pasado abril y fue recibido en el Palacio Imperial por los emperadores nipones, Akihito y Michiko, quienes se volcaron en las celebraciones del evento.

Reconocimiento mutuo

El vínculo entre la Universidad de Salamanca y Japón se deja ver también en la Biblioteca Histórica de la Universidad, que atesora decenas de volúmenes que narran las vicisitudes de la presencia hispana en Japón entre los siglos XVI y XVII. La primera gramática japonesa publicada en Occidente fue el Arte de la Lengua Japonesa, basada en el sistema grecolatino del catedrático salmantino Antonio de Nebrija, publicada en Ciudad de México en 1738 por el franciscano guipuzcoano Melchor Oyanguren de Santa Inés, obra que testimonia el constante interés por Japón a pesar de su aislamiento.

Hoy, en la ciudad de Gifu, cerca de Nagoya, una réplica a escala de la fachada plateresca de la Universidad y otra del pórtico de la Natividad de la Catedral Nueva, realizadas en genuina piedra de Villamayor, dan acceso al auditorio Salamanca Hall.

No hay comentarios