La deuda histórica en infraestructuras por carretera y ferrocarril que sonroja

Los Consejos Económicos y Sociales de Castilla y León, Andalucía y Extremadura firman en Salamanca un acuerdo para promover estudios sobre la mejora de las infraestructuras, además de potenciar la promoción de las relaciones transfronterizas con Portugal como instrumento de transformación de los territorios de la frontera

Firma en el Ayuntamiento de Salamanca / Foto: Europa Press

Los Consejos Económicos y Sociales (CES) de Andalucía, Castilla y León, Extremadura y Galicia promoverán distintos estudios, que tendrán tres retos fundamentales, uno de ellos el de la “difícil accesibilidad por carretera y ferrocarril” debido a la “deuda histórica” con sus infraestructuras.

Así lo ha señalado el presidente del Consejo Económico y Social de Castilla y León, Germán Barrios, quien ha firmado este lunes en Salamanca, junto al presidente del CES de Andalucía, Ángel J. Gallego Morales, y las presidentas de los CES de Extremadura, Mercedes Vaquera Mosquero, y de Galicia, Corina Porro Martínez, un protocolo de colaboración y de relaciones institucionales. que hará posible “compartir y analizar objetivos y retos comunes”.

El acto de la firma ha tenido lugar en el Ayuntamiento de Salamanca y ha contado con la participación del alcalde de la Ciudad, Alfonso Fernández Mañueco, quien también ha destacado la importancia de estos consejos como “órganos de planificación, “espacios de entencimiento” y “plataformas de diáologo”.

El protocolo tendrá por objeto la realización de actividades conjuntas entre instituciones que comparten objetivos y territorio -el eje atlántico y la zona transfronteriza con Portugal- y ahí está la importancia de su comunicación por carretera y tren, además de hacer frente a problemas “comunes” como son la despoblación y el desempleo, ha apuntado Germán Barrios.

Por ello, tal y como ha explicado, los CES firmantes colaborarán, entre otras materias, en el desarrollo del Corredor Atlántico, la promoción de relaciones transfronterizas con Portugal, en la formulación de propuestas para hacer frente a los retos del desempleo y la despoblación y en el fomento de la inversión para la innovación en sus territorios.

Corredor Atlántico

Este protocolo pretende dar impulso a la coordinación de actividades conjuntas en el marco del Corredor Atlántico, uno de los nueve Corredores Prioritarios Europeos, que une en diagonal la Península Ibérica con Francia y Alemania, y que da continuidad a las redes de transporte entre los puertos de la fachada atlántica portuguesa con los puertos en Francia y el “gran nodo ferroviario intermodal” de Mannheim en Alemania, de aquí la importancia de desarrollar las infraestructuras de conexión con este corredor a través del eje de la ‘Ruta de la Plata’ y su conexión con la Comunidad gallega y su tráfico portuario, han apuntado los firmantes.

Las comunidades incluidas en el protocolo, por su situación geográfica, cuentan con una serie de enclaves logísticos que son “estratégicos” para hacer efectiva la construcción de los proyectos previstos en el marco del Corredor, como son los puertos marítimos, puertos secos, carreteras, autovías, vías férreas y plataformas logísticas, entre otros.

Asimismo, para los CES es “prioritaria” la promoción de las relaciones transfronterizas con Portugal como instrumento de transformación de los territorios de la frontera en nuevos espacios de desarrollo y de cohesión social.

Otros objetivos

Según el protocolo suscrito, también figuran entre sus objetivos incentivar la investigación, promover la educación y la mejora de las competencias, favorecer la cohesión territorial, impulsar medidas de colaboración para mejorar el grado de convergencia con la media de la Unión Europea, fomentar el debate social, e impulsar sinergias para favorecer la productividad de las empresas y la competitividad.

En el documento firmado se recoge que los CES son órganos consultivos en materia socioeconómica y laboral. En ellos están presentes las organizaciones más representativas de la sociedad civil, que participan, mediante la emisión de dictámenes y de informes en materias socioeconómicas y laborales.

El documento también subraya que los consejos son una plataforma institucional permanente de diálogo entre los agentes económicos y sociales, y de manifestación de sus opiniones ante los gobiernos.

Asimismo, el protocolo de colaboración pone de manifiesto que estos órganos desarrollan una “intensa actividad” encaminada al establecimiento y consolidación de relaciones con instituciones y organismos, tanto de ámbito nacional como supranacional, al objeto de consolidar la cultura del diálogo y la concertación social.

El protocolo también concreta algunas de las modalidades de cooperación, tales como la realización de estudios e informes, la asistencia técnica recíproca, la organización de encuentros, cursos y seminarios para dar a conocer el posicionamiento de los CES en temas de interés y el intercambio de información y documentación, entre otras.

No hay comentarios