El recibo de la luz electrocuta economías familiares y pequeñas empresas

Lleva cuatro meses consecutivos al alza y es ya un 27% más caro que hace un año

Foto: Europa Press

El recibo medio de electricidad se ha encarecido en julio un 2,2% con respecto a junio, encadenando así su cuarto mes consecutivo al alza, según datos recogidos por Europa Press a partir del simulador de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

En concreto, la factura media para un consumidor doméstico ha ascendido este mes de julio a 72,53 euros, frente a los 70,94 euros del mes anterior. Para hacer un cálculo homogéneo se ha tenido en cuenta el último día del mes de mayo y el mes completo de junio, ya que julio cuenta con 31 días. De este importe total de la factura, 14,88 euros corresponden al término fijo, 42,14 euros al consumo, 2,92 euros al impuesto de electricidad y 12,59 euros al IVA.

Con respecto a julio del año pasado, un ejercicio que estuvo marcado por la tensión en la factura eléctrica debido, en la primera parte del año, a la ola de frío y, en la segunda, a la sequía, el recibo de la luz de este mes registra un incremento de más de casi el 9%.

Este recibo de la luz corresponde a un consumidor medio similar al utilizado por el Gobierno en sus cálculos, con una potencia contratada de 4,4 kilovatios (kW) y una demanda anual de 3.900 kilovatios hora (KWh), propia de una familia con dos hijos.

En concreto, el precio medio del mercado eléctrico español ha alcanzado en este mes de julio los 61,9 euros por megavatio hora (MWh), lo que supone un encarecimiento del 27,2% con respecto al mismo mes del año pasado y su nivel mensual más alto desde enero de 2017.

El precio mayorista de la electricidad tiene un peso cercano al 35% sobre el recibo final, mientras que alrededor del 40% corresponde a los peajes y cerca del 25% restante al IVA y al Impuesto de Electricidad. El Gobierno congeló para 2018 los peajes y cargos eléctricos con los que los consumidores sufragan los costes regulados.

No hay comentarios