Éstos serán los profesionales más buscados en el futuro

Si quieres garantizarte más posibilidades para trabajar a medio plazo, fórmate en digital manager, experto en ciberseguridad, ingeniero de inteligencia artificial, abogado mercantilista especialista en nuevas tecnologías, director manager de talento, negocio de finanzas, ingeniero de soluciones de automatización industrial, médico oncólogo y espealista clínico en tecnología sanitaria

El mercado de trabajo vive una de sus etapas más cambiantes desde la revolución industrial del siglo XVIII. Ahora, muchos son los retos a los que la sociedad debe enfrentarse: la convivencia del ser humano con las máquinas, el dominio de la ciberseguridad para luchar contra nuevas formas de riesgos empresariales, los avances médicos, la investigación… todo ello con el foto puesto en las personas y en cómo van a verse afectadas por esta vorágine.

Adelantarse al futuro es complicado, pero hay ciertos perfiles laborales que ya se dejan vislumbrar a medio plazo y que garantizarán más posibilidades de encontrar trabajo. Así lo asegura la empresa de recursos humanos Adecco, que ha preparado un exhaustivo informe titulado ‘Los más buscados del futuro’.

Se trata de perfiles muy tecnológicos pero con un importante componente humanos, capaces de gesgionar los nuevos modelos productivos. Profesionales con una inquietud técnica que les impulsará a estar en formación continua, con carácter autodidacta, alta capacidad de resolución de problema, alta capacidad de impacto e influencia, así como inteligencia sociales y don de gentes para poder comunicarse con facilidad. Si quieres garantizarte más posibilidades para trabajar a medio plazo, fórmate en digital manager, experto en ciberseguridad, ingeniero de inteligencia artificial, abogado mercantilista especialista en nuevas tecnologías, director manager de talento, negocio de finanzas, ingeniero de soluciones de automatización industrial, médico oncólogo y espealista clínico en tecnología sanitaria.

AREA DIGITAL

Digital manager. Capaz de diseñar desde cero, implementar y seguir con éxito una estrategia digital para las empresas.

Formación. Se requerirá disponer de grado en márketing, publicidad, gestión de empresas o económicas, pero se valora contar con una titulación en Telecomunicaciones, Informática o afines. Disponer de un máster o posgrado en materias como analítica de datos, e-commerce, diseño o marketing digital puede ser definitivo para acceder a un empleo.

Experiencia. En puestos de dirección de márketing, como project manager o incluso como Product Owner (cuando sean empresas del sector tecnológico). Deberán tener experiencia en gestión de equipos o partners multidisciplinares -por la transversalidad de sus funciones- como marketing, ventas, desarrollo, sistemas y/o Business Intelligence. Será muy valorado que tengan experiencia en la implantación y/o migración de soluciones tecnológicas (desde plataformas de e-commerce a soluciones de CRM) y en la digitalización o transformación de negocio.

Aptitudes. Planificación estratégica, capacidad de resolución de problemas, liderazgo y toma de decisión, habilidades frente a la automatización, orientación a resultados e inquietud técnica.

Demandantes. Empresas de entorno tradicional que estén en fase de transformación digital o que necesiten tener canal de comercialización online.

Experto en ciberseguridad. Son los responsables de detectar errores en el manejo de datos que proceden de dentro o de fuera de la empresa. Existen diferentes perfiles profesionales, como aquellos que se dedican a investigar un incidente y recuperar información de un dispositivo (forense), o los que ponen a prueba la seguridad de los sistemas de la compañía (hacking ético).

Formación. Ingeniería Informática o de Telecomunicaciones. Dependiendo de la rama de especialización dentro de la ciberseguridad, se necesitará formación específica en gestión de vulnerabilidades, análisis forense o en hacking ético. Se valorarán certificaciones especiales como CISA o CISM.

Aptitudes. Enfocados a la solución de problemas, con capacidad analítica, creatividad, think out the box, conocimiento del negocio y perfiles que apostarán por la formación continua.

Demandantes. Empresas de todos los sectores y tamaños interesadas en blindar sus infraestructuras y la seguridad de su información.

ÁREA INGENIERA

Ingeniero de inteligencia artificial. La inteligencia artificial es capaz de emular el pensamiento humano a través de las máquinas con el objetivo de predecir comportamientos y la toma de decisiones. Y cada vez son más demandados profesionales que entiendan este lenguaje y lo integren en las organizaciones.

Formación. Ingeniería técnica o superior en Telecomunicaciones o Informática, conocimiento de diferentes idiomas y será muy valorable disponer de certificaciones o un posgrado de Inteligencia Artificial, Machine Learning, Data o Ingeniería del SW.

Experiencia. Experiencia en la ingesta de datos, además de carga, transformación y extracción de los mismos. También tiene que haber trabajado en HW e Infraestructura y en métricas y reportes así como Data Analytics.

Aptitudes. Trabajo en equipo, capacidad de análisis y resolución de problemas, atención al detalle, comunicación, visión estratégica y de negocio e inquietud técnica y autodidacta.

Demandantes. Empresas dedicadas al I+D, al análisis de datos y a la inteligencia artificial.

ÁREA LEGAL

Abogado mercantilista especializado en nuevas tecnologías. Es un perfil enfocado a tratar asuntos relacionados con el asesoramiento en la confección y negociación de todo tipo de contratos de la compañía en el área mercantil y de las nuevas tecnologías.

Formación. Grado o Licenciatura en Derecho o Doble Grado/Licenciatura en ADE/Económicas y Derecho. Será muy positivo contar con un Máster en Derecho de las Nuevas Tecnologías y dominio del inglés.

Experiencia. Haber trabajado en despachos nacionales de prestigio o ‘big four’ (PwC, KPMG, Ey y Deloitte) y empresas multinacionales.

Aptitudes. Alta capacidad de análisis, gestión, organización y eficiencia, trabajo en equipo, capacidad relacional y sentido jurídico, buenas aptitudes comunicativas, formalidad y empatía.Demandantes. Start up, despachos, empresas tecnológicas y multinacionales.

ÁREA DE RECURSOS HUMANOS

Talent manager director. Miembro del comité de dirección empresarial, será el encargado de diseñar la estrategia global en la búsqueda de talento y su retención, el sistema retributivo, los planes de carrera, y la sucesión y el futuro desarrollo de las personas que componen la empresa, en un marco en el que la convivencia con las máquinas y con nuevas formas de colaboración y relaciones laborales serán prioritarios.

Formación. Psicología, Derecho, Relaciones Laborales o afines, se valorará un posgrado especializado en el área de recursos humanos. Los idiomas dependerán de la empresa; en aquellas de ámbito multinacional, el inglés es imprescindible.

Aptitudes. Visión estratégica de su área, capacidad para gestionar personas, capacidad de comunicación, toma de decisiones y capacidad de influir en las personas, aptitudes de coaching y capacidad de orientación a las personas.

Demandantes. Multinacionales con grandes equipos humanos y estructuras complejas.

ÁREA FINANCIERA

Finance business risk partner. Uno de los perfiles más demandados es el de change management, que engloba funciones relacionadas con la transformación del negocio, la digital y la de procesos. Las empresas suelen encontrar este perfil en el sector de las telecomunicaciones. Los profesionales de finance business risk partner orientados a la transformación digital serán los más demandados, ya que serán los encargados de detectar aquellas áreas de negocio que pueden generar algún tipo de riesgo financiero y mitigarlos estableciendo controles.

Formación. Titulación universitaria en ADE/Económicas. Se valorará un Máster en Change Management. Nivel de inglés muy alto.

Aptitudes. Alta capacidad de impacto e influencia, capacidad de análisis, gestión, adaptación al cambio, organización y eficiencia. Además, habilidades como trabajo en equipo, inteligencia social, liderazgo, formalidad y empatía.

Demandantes. Empresas inmersas en el cambio transformacional.

ÁREA INDUSTRIAL

Ingenieros de venta/implantación/mantenimiento de soluciones de automatización industrial. Los nuevos perfiles técnicos a cubrir desempeñarán trabajos de diseño de los flujos de producción: layouts automatizados, programación de robots, simulación de los procesos automatizados, implantación de la nueva metodología, gestión y mantenimiento de máquinas y robots, etcétera.

Formación. Ingeniería técnica o superior Industrial, Eléctrica o Electrónica, contar con un tercer idioma además del inglés. Los más demandados serán alemán, francés y chino. Será muy valorable contar con certificaciones en protocolos específicos que tengan relación con la programación de robots, el diseño, simulación e implantación de Layouts con AGVs y mantenimiento de robots.

Experiencia. En negociación y diseño de soluciones para clientes, experiencia en implantación de soluciones. Deberán tener disponibilidad para viajar a nivel internacional.

Aptitudes. Capacidad de interlocución con diferentes departamentos y negociadora (facilitadores), habilidades comerciales, solución de problemas, gestión de clientes, comunicación y negociación, visión estratégica y de negocio e inquietud técnica y autodidacta.

Demandantes. Sector industrial con especial foco sobre todo en empresas de automoción y logística (almacenes automatizados).

ÁREA MÉDICA

Medical science liaison Oncología. Suponen ya el apartado principal de los departamentos médicos de las empresas farmacéuticas, biotecnológicas y afines. Serán los responsables del asesoramiento científico en los tratamientos de las compañías a los líderes de opinión en determinadas patologías. Además de realizar funciones de asesoramiento deberán relacionarse con las sociedades científicas y encargarse de su formación científica.

Formación. Licenciatura médica, y será muy positivo contar con un Máster de Especialización en la Industria Farmacéutica. Serán necesarios conocimientos de inglés.

Experiencia. Primará la formación y la base médica frente a la experiencia, se valorará aportar experiencia asistencial previa en áreas oncológicas.

Aptitudes. Aprendizaje e innovación, dotes comunicativas, orientación al cliente, implicación, compromiso y responsabilidad.

Demandantes. Empresas farmacéuticas y biotecnológicas.

Especialista clínico de Tecnología sanitaria. La combinación del conocimiento tecnológico de los nuevos dispositivos médicos con el área de la salud es algo cada vez más.

Formación. Titulación universitaria en Biomedicina. Serán necesarios conocimientos de distintos idiomas, principalmente, el inglés.

Aptitudes. Resolución de problemas, capacidad de tolerancia al estrés, flexibilidad y adaptación, capacidad de aprendizaje y orientación al cliente.

Demandantes. Empresas distribuidoras y fabricantes de equipamiento sanitario.

No hay comentarios