La construcción del Espacio Euroiberoamericano del Conocimiento se fragua en Salamanca

El rector de la Universidad de Salamanca, Ricardo Rivero, y la secretaria general Iberoamericana, Rebeca Grynspan, apuestan por seguir tendiendo puentes educativos basados en la flexibilidad, la integración y la defensa de los objetivos de Desarrollo Sostenible. Durante la sesión extraordinaria ‘Decíamos ayer, diremos mañana: el Espacio Euroiberoamericano del conocimiento y la Educación Superior’, que compartieron con el presidente de Santander Universidades

El rector Ricardo Rivero, la secretaria general Iberoamericana, Rebeca Grynspan, y el presidente de Santander Universidades, Matías Rodríguez Inciarte / Fotos: USAL

El rector de la Universidad de Salamanca, Ricardo Rivero, acompañado por la secretaria general Iberoamericana, Rebeca Grynspan, y el presidente de Santander Universidades, Matías Rodríguez Inciarte, protagonizaron este lunes la sesión extraordinaria del cuarto Encuentro Internacional de Rectores Universia, que alberga el Estudio salmantino con motivo de su Octavo Centenario.

Bajo el título ‘Decíamos ayer, diremos mañana: el Espacio Euroiberoamericano del conocimiento y la Educación Superior’, la conferencia puso de manifiesto la larga y próspera relación entre una y otra orilla del océano en el ámbito educativo, un legado que exige, resaltó el rector Rivero, “tender puentes entre las instituciones académicas y solventar para ello algunas dificultades”.

El rector de Salamanca no se olvidó del papel de las universidades como entidades “ancladas al territorio y capaces de adaptarse a las nuevas exigencias de los tiempos con flexibilidad”. En el caso de la Universidad de Salamanca, matizó, “presta capacidades e información a quien se acerca a sus aulas, independientemente de su origen o de su capacidad económica”. Desde esas aulas, añadió, “se han defendido la democracia y la libertad de las personas de la mano de mujeres y hombres ejemplares”. Esos valores están integrados en las universidades iberoamericanas, que deben trabajar, señaló Rivero, “por contribuir a la realización de los objetivos globales de Desarrollo Sostenible además de garantizar la equidad de género y la inclusión”.

Una de las claves de futuro del sistema universitario reside, a juicio de Rivero, en la capacidad para escuchar a los estudiantes, “que representan las futuras medidas que marcarán el camino que seguiremos y que quedará plasmado en esa ‘Declaración de Salamanca’”. “Es importante que sean compartidos a uno y otro lado del Atlántico”, apostilló.

A ese respecto, se mostró esperanzado por la imagen de unidad de las universidades propiciada por Universia en Salamanca. “Juntos creceremos y abordaremos espacios de movilidad para nuestros estudiantes y profesores”, concluyó.

Por su parte, la secretaria general Iberoamericana, Rebeca Grynspan, ahondó en alguno de los mensajes planteados por Rivero, en especial aquellos relativos a la capacidad de adaptación, al fomento de la equidad o a la necesidad del sistema universitario de llevar a cabo una acción colectiva para el cumplimiento de la agenda 2030 de Desarrollo Sostenible “porque esta es la última generación capaz de salvar el planeta y terminar también con la pobreza”.

Desde el Paraninfo de la Universidad que fue “vértice del intercambio de conocimientos entre Europa y América Latina”, Grynspan recordó que los pioneros del Espacio Iberoamericano “fueron aquellos frailes que viajaron a las américas y aquellos estudiantes que recalaron posteriormente en España”. “A nosotros nos corresponde ir un paso más allá reconociendo titulaciones, estimulando la movilidad y trabajando por la integración desde la tecnología al servicio del progreso. En este aspecto, la máxima responsable de la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB) ofreció una visión optimista del impacto del desarrollo tecnológico en la Educación Superior pues, frente a quienes prevén un problema para el empleo, otros ven una enorme capacidad de generación de oportunidades laborales.

Identidades incluyentes

En el tramo final y antes de abrir paso al animado debate, además de señalar el importante crecimiento de la formación universitaria en América Latina “donde en la actualidad dos de cada tres estudiantes universitarios son la primera generación en asistir a la universidad”, se refirió también Grynspan a las llamadas ‘identidades incluyentes’, una estrategia destinada a impulsar las capacidades de estudiantes “que saben hacer muchas cosas a la vez y deben reconocerse por ello en su complejidad, algo que representa un beneficio para la sociedad frente a las ‘identidades autoritarias’”.

El debate en el marco de este IV Encuentro Internacional de Rectores Universia se reanudará este martes a través de diferentes paneles en las Escuelas Mayores entre los que destaca el titulado ‘Las universidades en sus territorios: palancas de transformación económica, social y cultural’ y en el que también tomará parte el rector Rivero. Junto a él participarán en este foro de reflexión las rectoras de la Universidad Cooperativa de Colombia, Maritza Rondón Rangel, y la Universidad de Granada, Pilar Aranda, el investigador de la London School of Economics, Andrés Rodríguez-Pose, los rectores de la Universidad Nacional Lomas de Zamora (Argentina), Diego Molea, y la Universidad de La Matanza, Daniel Martínez. El director de Santander Universidades Argentina, Marcelo Fernández, hará las veces de moderador.

No hay comentarios