Nuevos radares indetectables a la caza de ‘fitipaldis’ a distancia

Uno de los aparatos que se pueden controlar por WiFi, 3G y 4G a distancia ha sido captado por conductores en la rotonda del Leclerc y se ha convertido en viral a través de las redes sociales. Este radar puede trabajar a entre 15 y 50 metros de distancia para captar hasta 250 km/h de velocidad máxima, en dos carriles, y entre 0 y 50 ºC, y también de noche

Uno de los radares a distancia de la Guardia Civil captados por un conductor cuya imagen se ha hecho viral por redes sociales

La Dirección General de Tráfico (DGT) dispone desde la pasada Semana Santa de los nuevos radares velolaser, equipos compactos de tamaño reducido y portátiles, que están pensados para ser transportados a bordo de las motos de los agentes de tráfico pero que también pueden instalarse en trípodes o anclar en guardarraíles.

Esta última modalidad ha sido captada por un conductor en la rodonda del Leclerc, que une la zona comercial entre Santa Marta y Carbajosa con la carretera de Alba y la autovía A-50 hacia Madrid, con el coche de la Guardia Civil a varios metros de distancia. Una imagen que se ha convertido en viral a través de las redes sociales.

Estos aparatos pueden captar velocidades de hasta 250 km/h, a una distancia de 15 a 50 metros en dos carriles y en un rango de temperaturas de entre 0 y 50 grados, y también funcionan de noche. Además, pueden ser controlados hasta a 50 metros mediante WiFi o a cualquier distancia mediante conexión 3G o 4G, para que los agentes no sean detectados por los conductores.

Los detectores de radares no podrán hacer absolutamente nada contra ellos, porque funcionan con tecnología láser, que también impide que los inhibidores puedan hacer absolutamente nada. Incluso tienen una autonomía de cinco horas, por lo que tampoco es necesario que la Guardia Civil esté cerca.

No hay comentarios