La compraventa de viviendas enlaza cuatro años al alza

2017 concluyó con 2.470 operaciones en la provincia de Salamanca, 225 más que el ejercicio anterior. Hay que remontarse hasta el año 2011 para encontrar un dato mejor. La vivienda libre usada continúa acaparando tres cuartas partes del mercado inmobiliario

FuenteRaúl Martín

La compraventa de viviendas aumentó descendió en diciembre respecto al mes anterior, rompiendo un trimestre al alza, según certifican los últimos datos de la de la Encuesta de Transmisiones de Derechos de la Propiedad hechos públicos esta mañana por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Así, hubo 188 operaciones en la provincia de Salamanca, unas sesenta menos que el mes anterior y que el año pasado. Pero estos datos permiten hacer un balance anual, siendo el cuarto ejercicio consecutivo al alza. Así, 2017 concluyó con 2.470 operaciones, 225 más que el anterior. Hay que remontarse hasta el año 2011 para encontrar un dato mejor, aunque son la mitad que antes de estallar la crisis económica y con ella la burbuja inmobiliaria.

No obstante, esta tendencia positiva ha hecho aflorar de nuevo el negocio inmobiliario. Que la compraventa de viviendas registre sus mejores dato en cinco años ha hecho proliferar los locales dedicados a este tipo de transacciones que tan salpicadas se vieron por el estallido de la burbuja y la crisis de la construcción. Entonces llegó a haber 186 inmobiliarias en Salamanca, quedándose en apenas el veinte por ciento.

Evolución mensual de la compraventa de viviendas durante el último año en Salamanca
Evolución mensual de la compraventa de viviendas durante el último año en Salamanca

Ferran Font, director de Estudios de www.pisos.com, explica que la vivienda de segunda mano ha sido la líder en volumen, registrando un crecimiento superior al de la obra nueva. «No obstante, el crecimiento experimentado por la vivienda nueva no es en absoluto desdeñable si comparamos con años anteriores, lo que abre la puerta de un reforzado optimismo promotor para este 2018. Los principales obstáculos que podrían truncar esta tendencia serían la falta de suelo finalista en grandes capitales y el consecuente impacto en el precio de la vivienda», añade.

Y concluye: «Aunque los datos signifiquen que el sector sigue establecido en el crecimiento moderado y sostenido que se han venido registrando todo el año, las estadísticas reales han resultado ser más prudentes que las previsiones emitidas por los profesionales del sector. De todas formas, se confirma claramente la existencia de una demanda cada vez más interesada en adquirir un inmueble en las circunstancias actuales de tipos de interés bajos y con ofertas interesantes de hipotecas tanto a fijo como a variable».

No hay comentarios

Dejar respuesta