Rubalcaba apuesta a que Puigdemont “no será presidente”

El ex vicepresidente del Gobierno estuvo este miércoles en el Colegio Mayor Fray Luis de León, donde mostró su análisis sobre la situación política actual y su paso por el Gobierno. Considera que presidirá la Generalitat de Cataluña alguien "constitucionalista y estatutario". Y es que, ha insistido, "nadie puede ser presidente en Bruselas y siendo un huido de la justicia"

El ex vicepresidente del Gobierno y profesor de la Universidad Complutense de Madrid, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha ofrecido este miércoles una charla coloquio en el Colegio Mayor Fray Luis de León de la Universidad de Salamanca (USAL). Evento organizado por el foro cultural de este centro al que asistieron el rector de la institución académica, Ricardo Rivero; el nuevo director del Colegio Mayor, Amador Fernández Nieto; y el director saliente, Rodrigo Morchón.

En este acto, Pérez Rubalcaba mostró su análisis sobre la situación política actual y su paso por el Gobierno español. Así, ha lanzado en Salamanca su “apuesta” de que los parlamentarios de Cataluña “no van a saltarse la ley” y que Carles Puigdemont “no será presidente” de la Generalitat de Cataluña durante la próxima legislatura, y sí alguien “constitucionalista y estatutario”. Y es que, ha insistido, “nadie puede ser presidente en Bruselas y siendo un huido de la justicia”.

Por ello, ha remarcado su convencimiento de que los parlamentarios “no van a saltarse la ley” y de que “votarán de acuerdo con el Estatut y la Constitución”. “Saben que Puigdemont no puede ser”, ha añadido en su intervención.

Respecto al futuro, después de que la situación en Cataluña “se ha complicado mucho, porque nadie pensaba que iba a haber un gobierno que se saltara las leyes”, Pérez Rubalcaba también ha mostrado su convencimiento de que podrá “restablecerse la convivencia”.

Para conseguirlo, “ni en un día ni dos” ya que “hará falta tiempo”, el exviceprensidente del Gobierno y exsecretario general del PSOE ha animado a proponer “un proyecto de España en el que todo el mundo se sienta razonablemente a gusto”.

En cuanto a la actitud del Estado para hacer frente a la situación vivida durante los últimos meses en Cataluña, ha manifestado que el Ejecutivo ha tratado de “imponer la ley porque es su obligación” frente al Parlamento catalán que se saltó la norma. En este sentido, ha remarcado la importancia de salvaguardar las leyes porque “defienden los derechos de la gente”.

Actual legislatura

En su repaso político y en referencia a la actual legislatura en el Gobierno de España, ha confesado que esperaba que con la minoría parlamentaria del PP y con “el viento de cola” de la economía, existiría “la posibilidad de retocar algunas cosas, cerrar heridas, y quitar cicatrices”.

En cambio, ha lamentado que “se ha hecho muy poco” y que la actividad se ha quedado “paralizada” por cuatro partidos que “se miran mucho”. Según sus palabras, “hay parálisis en el Parlamento” y se trata de una “legislatura inane”.

Tres crisis

Sobre la crisis ha recordado que “comenzó en Estados Unidos” pero que allí ya hace “mucho tiempo” que ya desapareció. En cambio, en España ha continuado porque el país tenía “una economía con pies de barro” y Europa en su conjunto “lo hizo mal”.

Según sus palabras, los representantes políticos europeos optaron por una “austeridad compulsiva” y esa línea resultó ser “un fracaso”. Ahora, ha valorado que ya se haya “cambiado” esa política económica.

Y, ya en referencia directa a España, ha señalado que el país se mantiene actualmente en “tres crisis”, la primera de ella ha dicho que es la económica y social, y junto a ella están las otras dos, política y territorial, que “se retroalimentan”.

En cuanto a la económica y social, ha reconocido que, aunque “el riesgo todavía existe”, “lo peor ya está por detrás”. No obstante, Pérez Rubalcaba ha lamentado que esa crisis sirviese al Gobierno de Mariano Rajoy para “tener una coartada” y tomar decisiones que antes los populares “no se atrevían ni a plantear”, como la subida de tasas y la bajada de becas en la educación, tal y como ha puesto de ejemplo.

No hay comentarios

Dejar respuesta