Albert Rivera en Salamanca: “Nuestra política no es para repartir cheques”

El presidente de Ciudadanos participó en el campus invernal de jóvenes de su partido, con presencia de medio millar de personas de toda España, Francia y Andorra. "En nuestro país está creciendo la frustración entre personas que trabajan muy duro y no consiguen sacar adelante sus proyectos", destacó. Por eso, propone un contrato estable "para que no haya trabajadores de primera y de segunda, y todos compitamos en igualdad de condiciones"

Albert Rivera durante su discurso en Salamanca

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha participado este sábado en Salamanca en el campus invernal de jóvenes de la formación política naranja, que ha congregado a medio millar de personas de toda España, además de representantes del partido de Macron en Francia e incluso de Andorra.

“Los jóvenes sois los que tendréis que liderar un cambio en nuestro país junto con los que tienen más experiencia; con coraje, valentía, inteligencia y humildad”, comenzó Albert Rivera. Recordó que “nuestro país lleva cuarenta años de grandes logros y avances, pero también nos hemos ido dejando mejoras necesarias por el camino”. Por eso, el proyecto de Ciudadanos se basa en “una clase media trabajadora fuerte; regeneración y renovación política; unión, libertad, igualdad y solidaridad entre todos los españoles”.

El presidente de Ciudadanos considera que “en nuestro país está creciendo la frustración entre personas que trabajan muy duro y no consiguen sacar adelante sus proyectos”. Por eso, “nuestra política no es repartir cheques o regalar los oídos como los populismos; eso es pan para hoy y hambre para mañana. Ciudadanos propone un contrato estable para que no haya trabajadores de primera y de segunda, y todos compitamos en igualdad de condiciones”.

También se refirió Rivera a la situación en Cataluña. “Los resultados electorales y las encuestas muestran que Ciudadanos es el futuro, y el proyecto que los españoles identifican que liderará una nueva etapa en España. Quiero que el nuevo proyecto político para España defienda los valores constitucionales en todos los rincones de nuestro país”.

No obstante, el presidente de Ciudadanos ha pedido “pasar página del presidente a la fuga”, en referencia a Carles Puigdemont, y centrar el análisis en situaciones que se dan en Cataluña como que los libros de texto “mientan” o que “no se pueda estudiar más de dos horas de español”.

Frente a ello, Rivera ha subrayado que Ciudadanos ofrece “un proyecto nacional”, que trata de recuperar la clase media trabajadora, la regeneración política y “la renovación de todos los ámbitos políticos”, a pesar del “tapón” que el bipartidismo alimenta porque “no quiere cambio”.

Y no se olvidó de los problemas diarios del país, por ejemplo la educación. “¿Van a llevar a cabo una revolución educativa Rajoy y Méndez de Vigo? Ni quieren ni saben. Y a PSOE y Podemos el sectarismo ideológico les impide ver la realidad”. O la corrupción. “Ciudadanos no firmará un pacto de defunción de la justicia de nuestro país; los viejos partidos quieren reformarla sin despolitizarla. ¿Cómo puede ser que la corrupción sistemática y sistémica de los viejos partidos frenen mejoras que estamos poniendo sobre la mesa? PP y PSOE cierran filas para que no se supriman los indultos y privilegios de los políticos. En Ciudadanos defendemos que quien la hace la paga”.

Finalmente, Albert Rivera insistió en que “los jóvenes sois muy conscientes de la importancia de la lucha contra la corrupción; os ha tocado crecer y vivir con casos continuos de corrupción política. Ahora nos toca recuperar el terreno ganado por los nacionalismo, decirles que no vamos a dar un paso más atrás y que vamos a defender la unión e igualdad entre todos los españoles. En el proyecto de futuro de Ciudadanos cabemos todos y nadie tiene que pedir perdón por querer seguir siendo español”.

No hay comentarios

Dejar respuesta