“La izquierda puede y debe trabajar unida; no importan las siglas”

La salmantina Marta Santos, nueva coportavoz federal de Equo, analiza en una entrevista con NOTICIASCYL la actualidad política y las propuestas que realiza su formación, centrada sobre todo en la lucha contra el cambio climático y la despoblación

El partido político Equo tiene nueva coportavoz y es salmantina, Marta Santos. Diplomada en Ciencias Empresariales, especializada en Política Comercial, cuenta con un Máster en Prevención de Riesgos Laborales. También tiene experiencia como formadora de Educación Profesional no reglada y ha emprendido proyectos empresariales vinculados al área de los seguros y de la agroecología.

Colabora activamente en la coalición Izquierda Unida (IU)-Equo en Cortes de Castilla y León, junto al procurador también salmantino José Sarrión. Y, en las últimas elecciones generales, fue candidata en las listas de Unidos Podemos en Castilla y León, por la provincia de Salamanca. Equo dice que la ha elegido porque ha impulsado el partido en Castilla y León desde sus inicios, donde ha formado parte de las diferentes mesas de coordinación, hasta ser coportavoz de Equo en Castilla León en esta última etapa.

– Acaba de ser nombrada coportavoz federal de Equo. ¿La vamos a ver ahora más en los medios nacionales como azote del Gobierno?
– Yo estoy en política para construir, para dar alternativas, para dar otras soluciones a lo que considero que no está bien. Si para ello tengo que ser crítica con el Gobierno, lógicamente lo seré. Pero creo que no basta con indignarse. Ese sólo el primer paso. Hay que ir más allá: hay que movilizarse, implicarse y trabajar para cambiar la realidad.

-¿Qué es Equo y dónde se define políticamente?
– Equo es un partido político, de ámbito nacional. Somos parte del Partido Verde Europeo. Resumiendo, somos un partido verde y de izquierdas, con marcada sensibilidad feminista, y de defensa de los animales y el medio ambiente

– ¿Y dónde encaja Equo entre Podemos e Izquierda Unida, con quienes han concurrido en coalición en los últimos comicios?
– En Equo apostamos por la confluencia de los partidos de izquierdas. De hecho, estamos en confluencia con IU en unos ámbitos, en otros con Podemos, con Compromís, etcétera, somos el ejemplo de que la izquierda puede y debe trabajar unida. Contamos con tres diputados nacionales, diputados autonómicos, alcaldes… En total, más de cien cargos públicos. A nivel nacional, estamos en coalición con Unidos Podemos, junto a IU y Podemos. A nivel autonómico, en Castilla y León estamos en coalición en la coalición IU-EQUO. Para mí, lo más importante en política no son las siglas, sino el trabajo, los objetivos comunes. Pienso que la política es una herramienta útil para cambiar las cosas que no nos gustan de esta sociedad. No un fin ni un medio de vida en sí mismo.

– ¿Qué les diferencia para mantener su identidad propia y no integrarse en estos partidos de mayor tamaño?
– Equo somos miembros del Partido Verde Europeo. Coincidimos en gran parte de los planteamientos de los partidos de izquierdas, pero hacemos hincapié en los temas propios de un partido ecologista y progresista. Tenemos especial sensibilidad en los temas de género. De hecho, somos el único partido en el que los cargos son compartidos entre hombres y mujeres. Yo misma comparto la portavocía a nivel estatal con Juantxo López de Uralde. Quizás a muchos esto les parezca un matiz innecesario, pero les aseguro que no lo es. A menudo las mujeres se echan atrás en puestos de responsabilidad, lo vemos todos los días, y por diferentes motivos. Y la voz de las mujeres es muy necesaria. Y más en política, me atrevería a decir.

“La izquierda no está disgregada. ¿Todo el mundo discute con su familia, no? Precisamente, porque están juntos”

– Parece que la izquierda, que había logrado unirse en torno a Podemos y el movimiento 15M, vuelve a disgregarse. Hasta hay un partido animalista como Pacma, que encajaría en estas coaliciones, que concurre por libre, restándoles muchos votos.
– Yo no estoy de acuerdo en que la izquierda se esté disgregando, ni mucho menos. Hay pluralidad de ideas, que no es lo mismo. Pero cuando el 95% de los objetivos son comunes, merece la pena estar unidos. Yo misma voy a acudir a una reunión a primeros de febrero, en Palencia, en representación de Equo, con otros partidos y movimientos ciudadanos de toda Castilla y León que estamos trabajando en la región, para hablar precisamente de concurrir juntos a las próximas citas electorales. Así que no, la izquierda no está disgregada. ¿Todo el mundo discute con su familia, no? Precisamente, porque están juntos. Y eso no significa en absoluto que se disgreguen. Pues entre los partidos de izquierda, pasa lo mismo. Son los objetivos comunes lo que nos une. Y eso, lo tenemos todas muy claro. En cuanto al Pacma, creo que la izquierda tenemos una especial sensibilidad animalista, y encajaría perfectamente en una confluencia amplia si quisiera integrarse en nuestra candidatura.

– Si las elecciones generales fueran hoy, Unidos Podemos obtendría un mal resultado, a tenor de las encuestas. Ya hay voces que hablan de divorcio, incluso dentro de ambos partidos.
– ¿Qué encuestas? ¿Pagadas por quién? ¿Publicadas en qué medio de comunicación? ¿De quién es el medio de comunicación y con qué intereses se publican las encuestas? Tengo la impresión que las encuestas se utilizan más para crear una opinión, que para reflejar una tendencia real.

– ¿Qué papel jugará Equo en este proceso?
– El que hemos tenido siempre. El llamado ‘pegamento verde’. Un papel integrador.

– ¿Y en Salamanca? Porque se prevén dos candidaturas diferentes en las elecciones municipales de 2019, por un lado Podemos y por otro Ganemos. Equo está dentro de Ganemos con un concejal, en las autonómicas de 2015 apoyó a Izquierda Unida y Podemos fue por libre, y en las últimas generales en la coalición con ambos. ¿Habrá dos candidaturas o sólo una en Salamanca? ¿Qué opina al respecto?
– Ganemos fue una apuesta política por la confluencia política, muy acertada en 2015, la prueba fue que se obtuvo un estupendo resultado, con cuatro concejales. Fue una apuesta muy positiva desde el punto de vista de la participación política de la ciudadanía. Un movimiento, Ganemos Salamanca, que despertó la ilusión por el cambio en Salamanca por una política municipal limpia, cercana a la gente, honrada, cercana a la gente y afrontará todos los retos de la ciudad, la defensa de los servicios públicos, la creación de oportunidades de empleo y de futuro para los jóvenes, de forma que cese el descenso de población. Y esto se hizo de forma democrática con participación abierta, con primarias abiertas, y se concretó en una agrupación electoral. Los partidos fueron generosos, tanto Podemos, como IU, Equo y Alternativa Republicana dimos un paso atrás y no presentamos candidaturas.

La apuesta política de Ganemos Salamanca por una confluencia como movimiento ciudadano y político de la izquierda, preocupada por las alternativas actuales y el cambio climático, en Equo pensamos que nuestra propuesta sigue siendo perfectamente válida, y es nuestra propuesta y nuestra apuesta. Seguir con este movimiento de Ganemos Salamanca y esperamos que esta experiencia debe seguir para continuar siendo la alternativa real al cambio en Salamanca. Para ello debemos debatir cómo llevarlo a cabo en el año 2019, partiendo de todo lo que hemos conseguido y de la generosidad de los partidos que estamos convencidos que tienen como prioridad cambiar los gobiernos del PP, para resolver los problemas reales de la ciudadanía y terminar de una vez con la corrupción que trae consigo el PP y la derecha.

Esperemos que partidos como Vecinos Salamanca, que en su día se salió de esta confluencia, vuelvan a trabajar con nosotros. Si hubiéramos concurrido juntos a las municipales, hubiéramos obtenido seis concejales, el PP habría sido desalojado del Ayuntamiento de Salamanca. También hago un llamamiento muy especial a Alternativa Republicana en Salamanca. Son nuestros compañeros en Ganemos, con los que hemos trabajado codo con codo estos años en temas municipales. Para nosotras son unos socios muy valiosos en Salamanca y nos gustaría seguir contando con ellos en las próximas elecciones.

– Asegura que la voz de Equo es más necesaria que nunca, ¿por qué?
– Porque la crisis que hemos sufrido desde el año 2008, tiene dos grandes damnificados: los trabajadores y el medio ambiente. Dicen que la economía se va recuperando, yo no estoy de acuerdo, esta mejoría tiene mucho de coyuntural, pero a costa de los de siempre, de los trabajadores: sueldos miserables, trabajos temporales, malas condiciones laborales, etcétera. No es cierto que la situación esté mejorando, lo único cierto es que las desigualdades en España están creciendo exponencialmente. Y por otro lado, muchas empresas arrasan el medio ambiente, con la justificación de la creación de empleo. Parece que hay que elegir: medioambiente o economía. La agricultura intensiva, por ejemplo, se lleva un 84% del agua potable en España. La contaminación atmosférica, en el agua, y en los alimentos, mata más que muchas enfermedades. Esta situación es insostenible. Hay que empezar a hacer las cosas de otra manera. Y nosotros sabemos cómo se deberían enfocar las cosas de forma totalmente diferente.

“La apuesta política de Ganemos Salamanca por una confluencia como movimiento ciudadano y político de la izquierda sigue siendo perfectamente válida, y es nuestra propuesta y nuestra apuesta”

– El cambio climático es una prioridad para Equo. ¿Estamos a tiempo de combatirlo o aminorarlo?
– No podemos seguir perdiendo tiempo. Debe estar en la agenda del Gobierno. Y con especial prioridad. Y el gobierno del PP, ni lo tiene en agenda ni le da la importancia debida. Por tanto, si queremos combatirlo, la presencia de partidos como Equo, en las instituciones, desde donde se pueden tomar medidas para ello, es especialmente importante. En los próximos años, además, será un tema crucial.

– ¿Qué propuestas tiene al respecto?
– Con carácter urgente necesitamos iniciar una transición energética, hacia las energías limpias y renovables. Es fundamental que se elimine el impuesto al sol. El PP se ha quedado ridículamente solo en Europa en este tema. Nadie entiende que en el país del sol, el mismo gobierno haya hundido un sector emergente, estratégico, y en el que España éramos líderes mundiales. Otro asunto urgente es cambiar las políticas respecto al agua. Como consecuencia de la sequía de este año, nos estamos dando cuenta de la gravedad del problema. Y desde Equo no vemos que se estén tomando medidas. Es necesario que abandonemos la dependencia del petróleo. Ello mejorará no sólo el medio ambiente, sino nuestra economía. Hay muchas medidas, pero creo que esas son las más prioritarias.

– Otra prioridad de Equo es la despoblación, de la que dicen es una gran conocedora. ¿Cuáles son sus propuestas para revertirla?
– Soy conocedora del problema porque vivo en Castilla y León, soy de Valladolid, y he vivido muchos años en Salamanca. Y mi región es una de las más afectadas de España por este tremendo problema. Los problemas más graves son el envejecimiento de la población, el desempleo, la falta de servicios públicos… Todo esto lleva a la gente a tener que irse de los pueblos. El problema es que estos problemas no están en la agenda política de los partidos. No hay medidas reales ni adecuadas para revertir esta situación. Se han dedicado muchos fondos europeos, que en la mayoría de los casos se no han servido para dinamizar los pueblos. Lo que realmente necesitamos de la política local es que genere las condiciones apropiadas para la creación de empleo, que dote a nuestros pueblos y comarcas de servicios públicos de igual calidad que en la ciudad, y que contribuya a modernizar el medio rural, para que así nuevos jóvenes se planteen quedarse o venir a vivir al campo. Todo lo demás es pura palabrería.

– ¿Qué le parece la propuesta de reordenación del territorio de la Junta de Castilla y León?
– No estamos de acuerdo en absoluto. Equo apuesta por el municipalismo , el apoyo a los municipios de forma real, con todos los servicios a los que tienen derecho, con propuestas que les permitan de verdad lograr que haya gente en los pueblos, y que se asiente la población. Cualquier nueva Ordenación territorial debe de partir de la realidad, contar con los municipios. También una apuesta con formas de defensa de los servicios públicos como las Mancomunidades de municipios. Es necesario también debatir sobre el futuro de las diputaciones provinciales, entes nada democráticos, con elección de segundo grado, y de control clientelar del territorio mediante el control de los alcaldes a través del reparto de los fondos públicos.

– La despoblación también influye en el empleo, el principal problema para los salmantinos. ¿Qué propone Equo para dar la vuelta a esta situación de empleo temporal y precario unido a una fuerte despoblación?
– Tenemos que crear empleo de calidad mediante empleo verde: Trabajos forestales: podas leña, desbroce, mantenimiento de caminos, riberas, etcétera; biomasa, energías renovables, guías para turismo de naturaleza, ornitológico. Arte y cultura en la naturaleza, tratamiento y depuración de aguas residuales, gestión, reciclaje, y tratamiento de residuos. Fomento del sector agroalimentario, transformación de productos autóctonos, comercialización on-line, agricultura y ganadería ecológicas, cultivos agroenergéticos, plantas aromáticas, etcétera, fomento de empresas de servicios al turismo rural, calidad, oferta de actividades de ocio, naturaleza, culturales, puesta en valor de recursos turísticos culturales, paisajísticos, históricos… Empleo público, mantenimiento de las contrataciones locales para trabajos de prevención y defensa anti-incendios, limpieza de ríos, que se ha reducido drásticamente en los últimos años. Y apoyo integral al sector empresarial, fomentando el cooperativismo, fomento del teletrabajo.

“Portugal está haciendo siguiendo otra senda de recuperación, completamente diferente a España con un gobierno de izquierdas, y la mejora es incomparablemente mejor”

– El empleo depende de las condiciones que generan las administraciones públicas, sobre todo económicas y fiscales. ¿Cuáles son las propuestas de Equo al respecto?
– Los trabajadores no pueden seguir siendo los grandes pagadores de la crisis, mientras que las empresas sí se han recuperado, los sueldos siguen siendo excesivamente bajos. Los sueldos más bajos deben subir. Hay que controlar más los contratos temporales, los contratos a tiempo parcial, los falsos autónomos. Recuperar el trabajo digno. Si no es así, los jóvenes más preparados que han tenido que emigrar, no van a poder volver. Hay que cambiar la fiscalidad de los autónomos. Han de pagar según los ingresos. De esa forma, estoy segura que afloraría mucho trabajo en negro, y es más justo. Los paraísos fiscales: ni son ni éticos, ni justos. No a las amnistías fiscales a la carta, para los amiguetes. Tantas y tantas medidas… Desde luego, no al austericidio al que nos está sometiendo Europa. Portugal está haciendo siguiendo otra senda de recuperación, completamente diferente a España con un gobierno de izquierdas, y la mejora es incomparablemente mejor que España.

– En resumen, ¿cuál debe ser el futuro de Salamanca en particular y el de España en general, en lo económico y lo social?
– El futuro de Salamanca, bajo mi punto de vista, pasa por apartar al PP del Ayuntamiento, de la Diputación, en primer lugar. El PP, como hemos visto a nivel nacional, está demasiado salpicado por temas de corrupción como para pensar que en nuestra ciudad y provincia el comportamiento es diferente. Pero es que, además, son pésimos gestores, que nos está costando dinero a los y las vecinas de Salamanca. El PP de Salamanca no sólo no respeta la ley, comportándose como verdaderos antisistemas, sino que, además, en mi opinión son pésimos gestores. Está el caso Corte Inglés, caso Hotel Corona Sol, caso piscinas públicas, por falta de control de las contratas, seis millones de euros de pérdidas, sólo en la piscina de Garrido, etcétera. A nivel de España, creo que hay que comenzar a liderar una recuperación económica diferente, siguiendo el ejemplo portugués, y no el austericidio impuesto por Europa, con un gobierno progresista que recupere los servicios públicos de calidad, que defienda el bien común, y priorice las necesidades de los y las vecinas por encima de los intereses de las grandes empresas.

1 Comentario

  1. …”somos un partido verde y de izquierdas”…
    Marta Santos, ¿en que punto de los estatutos de EQUO pone que somos de izquierdas?

Dejar respuesta