La Universidad celebra a su patrón con un reto: más igualdad

Festividad de Santo Tomás de Aquino, un año más de forma separada con la Universidad Pontificia, que la retrasa al lunes 29. Además de diversas entregas de premios hubo una conferencia de Soledad Murillo sobre los retos de la igualdad

La rectora de la Universidad Pontificia de Salamanca, Miriam de las Mercedes Cortés, y el rector de la Universidad de Salamanca, Ricardo Rivero

La Universidad de Salamanca (USAL) ha celebrado este sábado la festividad de su patrón, Santo Tomás de Aquino. Lo hizo de forma adelantada, pues este año el 28 de enero cae en domingo, mientras que la Universidad Pontificia de Salamanca (UPSA) ha retrasado al lunes 29 los actos. No obstante, su rectora, Miriam de las Mercedes Cortés, acompañó al rector de la USAL, Ricardo Rivero, en el Paraninfo de las Escuelas Mayores.

Tras la intervención del Coro Universitario, tuvo lugar una ilustrativa conferencia a cargo de Soledad Murillo de la Vega, profesora titular del departamento de Sociología y Comunicación de la Universidad de Salamanca, con el título ‘Como decíamos ayer y diremos mañana: los retos de la igualdad’. Aderezada con diapositivas, la ex secretaria de Estado de Asuntos Sociales hizo a los presentes reflexionar sobre los retos de la sociedad y, por tanto, de la universidad.

Al hilo del octavo centenario de la institución académica, Murillo afirmó que “es su extraordinario pasado el que nos emplaza a preguntarse sobre el futuro y cómo enfrentarnos a la presencia de una sociedad heterogénea, donde conviven multiplicidad de intereses y aspiraciones”. Porque, a su juicio, la universidad “no se defina únicamente como una institución académica, sino como un lugar de referencia, capaz de ofrecer categorías de análisis que sirvan para interpretar las nuevas dinámicas; en suma, para lograr mediante la educación, una sociedad más igualitaria”. Así, puso como ejemplo que en ocho siglos de universidad solo hay tres mujeres doctores honoris causa. Pero, apostilló, “la igualdad no es cosa sólo de mujeres, nos incumbe a todos”.

soledad murillo

También alertó Soledad Murillo de la mercantilización de la educación, y por tanto de la enseñanza universitaria. “Y bajo este esquema mercantil se mide su rendimiento académico, pero utilizando datos cada vez más cuantitativos, con escasas investigaciones desde una perspectiva cualitativa, una metodología que nos permitiría un análisis del impacto en estos nuevos contextos. Todavía tenemos pendiente una seria reflexión sobre las causas del índice de abandono de estudios superiores que, además de la subida de tasas y el endurecimiento de las condiciones de las becas, representa un 22%”.

Concluyó su discurso manifestando que “la universidad genera el prestigio que se ha adquirido como saber más autorizado sobre la definición de la realidad, por ello es determinante conocer qué papel desempeñan las representaciones sobre los méritos y los estudios de género”. Porque “la educación debe estar alerta para desautorizar toda práctica profesional propensa a caer en prejuicios o conformarse con la dinámica de las excepciones, si busca alcanzar una verdadera acción transformadora”.

Investidura de doctores y entrega de premios

Tras la lección se procedió a la investidura de nuevos doctores, según el ceremonial tradicional, mediante el cual 19 estudiantes de las Facultades de Filosofía y Letras, Ciencias, Derecho, Medicina, Farmacia, Bellas Artes, Economía y Empresa, Psicología, Ciencias Sociales, Biología, Ciencias Químicas, Educación, Filología, Geografía e Historia, Traducción y Documentación, y de las Escuelas Politécnica Superior de Ávila, Enfermería y Fisioterapia, Ingeniería Industrial y Politécnica Superior de Zamora, fueron revestidos, por sus padrinos y madrinas, con las insignias doctorales (primero el birrete, luego el anillo y finalmente el libro abierto y el libro cerrado). “Admirando a los mejores llegaremos siempre a ser mejores”, afirmó el rector, Ricardo Rivero.

Una vez repetido en latín el juramento por parte de los nuevos doctores y doctoras, e impuestas las medallas, se procedió a la entrega de diferentes galardones universitarios, como los Premios María de Maeztu, Fundación Grünenthal, Cátedra FIIPERVA, el VII Premio Nacional de Investigación en Cáncer “Doctores Diz Pintado” y los premios de las fundaciones de la Universidad de Salamanca, entre otros.

DSC_0337

De esta forma se otorgó el “Premio María de Maeztu a la Excelencia Científica” de la Universidad de Salamanca, en su edición de 2017, a los profesores Andrés Avelino Bueno Núñez, Rosalía Carrón de la Calle, Jorge Civis Llovera, Berta María Dopico Rivela, María Purificación Galindo Villardón, Marina Gordaliza Escobar, María Teresa López de la Vieja de la Torre, Narciso Martín Garrido, Emilio de Miguel Martínez, Juan Luis Muñoz Bellido, Rafael Muñoz de Bustillo Llorente, José Alberto Orfao de Matos Correia e Vale, José Luis Revuelta Doval, César Roncero Maíllo, Vicente Sánchez Escribano, Adelaida Sánchez Riolobos, Jesús Sánchez Yagüe y Francisco Javier Sierro Sánchez.

Seguidamente, el secretario general de la USAL, Fernando Almaraz, anunció la entrega del VII Premio Nacional de Investigación en Cáncer “Doctores Diz Pintado” en reconocimiento al esfuerzo y la trayectoria científica en el área de la investigación oncológica del mejor joven investigador realizada dentro o fuera de España, al doctor Arkaitz Carracedo.

Premios de las Fundaciones de la USAL

A continuación, se procedió a la entrega de dos de los premios de las fundaciones de la Universidad de Salamanca: el Premio Dr. Moraza a la mejor tesis doctoral leída en la USAL durante el año 2017 sobre el cáncer y su terapia, en su XIII edición, a Juan Alejandro Flores Montero, y el Premio de Pintura “Segundo Vicente” a Daniel Alemany García.

Del mismo modo, se concedieron los Premios a la “Investigación en Dolor 2017” de la Cátedra Extraordinaria del Dolor “Fundación Grünenthal” de la Universidad de Salamanca al estudio “Optical control of pain in vivo with a photoactive mGlu5 receptor negative allosteris modulator” en la categoría de investigación básica, premio que fue recogido por Francisco Ciruela Alférez; y al trabajo “Expanded distribution of pain as a sign of central sensitization in individuals with symptomatic knee osteoarthritis” en la de investigación clínica, que fue entregado a Enrique Lluch Girbés.

Además, se otorgó el Premio de la Cátedra de la Fundación Iberoamericana para la Investigación y Prevención de las Enfermedades Renales y Cardiovasculares (FIIPERVA), a la mejor comunicación sobre Ayuda a Domicilio, en el marco del LIX Congreso Nacional de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología, celebrado en A Coruña 2017, al trabajo del equipo integrado por los doctores Jesús Rivera Navarro, Alberto Rey Poveda y Tania Paniagua de la Universidad de Salamanca.

Con la interpretación del ‘Gaudeamus Igitur’ por parte del Coro Universitario quedó clausurado el acto.

No hay comentarios

Dejar respuesta