Los operadores logísticos, muy preocupados por el nuevo temporal de nieve

Cientos de suministros y pedidos nacionales e internacionales han sufrido una acumulación de retrasos por los cortes de carreteras

La nieve, un problema para el tranposrte de mercancías por carretera

Uno de los sectores más afectados por el temporal de nieve que continúa asolando la península ha sido el de la logística. Cientos de suministros y pedidos nacionales e internacionales dirigidos a empresas y particulares que tienen Salamanca como punto de destino u origen hacia centros logísticos como la localidad guipuzcoana de Irún, el aeropuerto de Barajas o el puerto de Valencia han sufrido una acumulación de retrasos por los cortes de carreteras, la intermitencia en el transporte de carga por ferrocarril o las restricciones de circulación a los vehículos pesados.

Así lo explica el director de la Aduana de Salamanca-CITYCESA, David Sánchez, experto en logística, quien recuerda que en estas fechas son uno de los periodos del año más intensos para las empresas de transportes. “Tenemos constancia de que, en una época complicada como la que nos encontramos, las empresas asumen que sus mercancías están sufriendo demoras por los efectos del temporal, lo que supone una pérdida económica en forma de penalizaciones dentro de los contratos de importación o exportación”.

La empresa especializada en comercio exterior situada en el Centro de Transportes y Mercancías de Salamanca (CETRAMESA), forma parte de los planes de contingencia de empresas nacionales e internacionales, como depósito aduanero y operador económico autorizado en el oeste de España, medida que busca evitar los efectos de un nuevo temporalque se espera para mañana y que mantiene a más de 10 provincias con alertas de nieve.

“Dos de los centros logísticos más importantes para las empresas de Salamanca son el aeropuerto de Barajas y el puerto de Valencia, cuyas conexiones pasan forzosamente por la autopista AP-66. Si no existe tráfico de mercancías por ella o está muy restringido, las pérdidas pueden ser cuantiosas, especialmente en el caso de los productos perecederos, al necesitar contenedores refrigerados que tienen un coste de uso elevado. Por ello, nuestra condición de depósito aduanero nos incluye en los planes de contingencia de las empresas para situaciones futuras”, expone el experto en logística.

Una de las opciones alternativas con las que cuenta la Aduana de Salamanca-CITYCESA es Portugal. Salamanca cuenta con una salida natural de mercancías por el país luso, especialmente por el puerto de Leixoes en el caso de la carga marítima o el aeropuerto de Oporto para la carga aérea. “Nuestra cercanía con Portugal es un punto fuerte que se debe explotar, especialmente en circunstancias como las actuales, ya que evitar varios días de retraso supone un ahorro importante para cualquier empresa que comercie con el exterior”.

No hay comentarios

Dejar respuesta