La ex alcaldesa de Villamayor sufrió acoso sexual del interventor municipal

Elena Diego relata en Radio Oeste la pesadilla que vivió en el Ayuntamiento armuñés y que después derivó en una denuncia por prevaricación de la que fue absuelta, pero le costó su carrera política. Asegura que si no lo denunció entonces fue “porque se haría público y habría mucha gente que no me creería”, pero ahora “ya estoy con fuerza para contarlo”

Elena Diego fue alcaldesa de Villamayor de Armuña y senadora del Partido Socialista / Foto: Europa Press

Está a punto de concluir un año en el que las denuncias por acoso sexual a las mujeres en el ámbito profesional han dejado de ser tabú, proliferando testimonios por todo el mundo, sobre todo a raíz de las denuncias contra el productor cinematográfico Harvey Weinstein de la Academia de Hollywood. En Salamanca, la última en hablar de ello ha sido la ex alcaldesa de Villamayor de Armuña y ex senadora del Partido Socialista, Elena Diego.

En una entrevista realizada por la periodista Elena Martín en los micrófonos de Radio Oeste, relata el acoso que asegura sufrió durante nueve meses por parte del entonces interventor municipal. Añade que si no lo denunció entonces fue “porque se haría público y habría mucha gente que no me creería”, pero ahora “ya estoy con fuerza para contarlo”.

Cabe recordar que Elena Diego fue denunciada por prevaricación cuando era alcaldesa y su caso terminó en el Tribunal Supremo, pues era senadora. Ella dimitió antes de que saliera la sentencia, que después fue absolutoria. Quedó totalmente libre de culpa ante la Justicia, pero aquello acabó con su carrera política y ahora está realizando una tesis doctoral sobre la violencia de género en este ámbito.

El germen de aquella denuncia está en el acoso sexual que dice sufrió por el interventor del Ayuntamiento de Villamayor de Armuña, quien la llamaba por teléfono constantemente e incluso merodeaba su casa por la noche. Le rechazó pero afirma que siguió con su acoso y decidieron echarlo del Consistorio. El juró vengarse y meses después llegó la denuncia por prevaricación.

“Han sido cinco años de mi vida terribles y lo cuento ahora porque ya estoy con fuerza para contarlo. Y porque si eres mujer y te dedicas a la política lo tienes muy difícil, vas a sufrir muchas faltas de respeto, vas a sufrir acoso de mucho tipo y no lo vas a denunciar porque existe un componente público de tu acoso y tendrás pánico a que no te crean. Ocurre que si no denuncias, tendrás a tu acosador encima siempre”, afirma Elena Diego en la entrevista con Radio Oeste que la página web de la asociación de vecinos ZOES reproduce íntegramente.

No hay comentarios

Dejar respuesta