Amplio dispositivo de seguridad para unas campanadas sin incidentes

En todos los accesos a la Plaza Mayor y al Multiusos Sánchez Paraíso, donde este año también hubo una fiestas con actuaciones musicales, se realizaron inspecciones y controles intensivos de seguridad, sobre todo en bolsos y mochilas, que no se podían introducir si superan un determinado tamaño. Asimismo, se efectuaron controles de alcoholemia y drogas a los conductores en la ciudad y en todos los accesos y salidas

La Policía Local de Salamanca ha desplegado este jueves 14 de diciembre, durante todo el día, y la madrugada del ya viernes 15, un amplio operativo de vigilancia y seguridad con motivo de la Nochevieja Universitaria que incidió especialmente en la Plaza Mayor, sus entornos, el centro histórico y el edificio Multiusos Sánchez Paraíso, donde este año también hubo una fiesta con actuaciones musicales.

En todos los accesos a la Plaza Mayor y al edificio Multiusos se realizaron inspecciones y controles intensivos de seguridad. Por lo que se refiere al tráfico rodado, en el interior y en el entorno de la primera vía de ronda y en los accesos y salidas de la ciudad, se efectuaron controles preventivos de alcoholemia y drogas a los conductores.

En los lugares de la celebración de este evento y en las calles y corredores peatonales de acceso a los mismos, se llevaron a cabo las inspecciones policiales necesarias para garantizar la seguridad pública y evitar, al mismo tiempo, el consumo indiscriminado de alcohol. No podían introducirse objetos peligrosos, contundentes o cortantes; tampoco envases de vidrio, botellas y elementos similares, manteniéndose vigente la prohibición de beber alcohol en la vía pública.

Además, entre las medidas preventivas y de protección, se incluyó la disposición de barreras físicas en los principales accesos a los lugares donde se celebra la Nochevieja Universitaria. Se trataba de garantizar que este acto multitudinario, en el que se dieron cita miles de jóvenes, en su mayoría universitarios, transcurriera en un ambiente festivo pero con las máximas garantías de tranquilidad, los mínimos riesgos y sin incidentes.

Controles de acceso a la Plaza Mayor

Los controles de entrada a la Plaza Mayor fueron efectivos desde primera hora de la tarde, permaneciendo abiertos al tránsito de personas los accesos peatonales tras los preceptivos registros individuales. La Policía Local controló directamente la entrada al recinto, estableciendo un dispositivo especial reforzado. En estos controles participaron las Unidades Caninas, integradas por perros adiestrados a cargo de sus respectivos guías policiales.

No pudieron introducirse bolsos, mochilas o maletines que excedan las dimensiones de 60-30-15 centímetros, ni tampoco objetos contundentes o susceptibles de ser utilizados violenta o peligrosamente. También se prohibieron los petardos, bengalas, tracas y material pirotécnico en general. No pudieron portarse pancartas, sábanas, mástiles o palos. En cuanto a las bebidas solo se permitió el acceso con botellas de agua o similares de material plástico, sin tapón y con una capacidad máxima de medio litro. Quedaron prohibidos los envases, recipientes o botellas de vidrio y las latas.

DSC_0081

Al igual que el año pasado, se habilitaron las correspondientes salidas de emergencia y evacuación, debidamente señalizadas sobre los arcos, con cartelones de dos metros de ancho por uno de alto con la indicación “exit-salida”. A la Plaza Mayor podía acceder un máximo de 21.700 personas. Los policías locales se ubicaron en todo el perímetro de la Plaza con el fin de garantizar la seguridad de los asistentes y de impedir el consumo de alcohol en la vía pública. Además, otro grupo de agentes se situó en las balconadas para obtener en todo momento una visión global y precisa del número de participantes en el evento y evitar posibles avalanchas y riesgos similares.

Todos los sistemas de videovigilancia, tanto fijos como móviles, así como las cámaras y los dispositivos de grabación y control de tráfico existentes en toda la ciudad estuvieron plenamente operativos y en funcionamiento.

Dispositivo especial en el Multiusos Sánchez Paraíso

La Policía Local controló directamente todos los accesos peatonales al edificio Multiusos y su entorno estableciendo un dispositivo especial reforzado. Los puntos de control, hasta doce en total, se ubicaron en todo su perímetro con el fin de garantizar la seguridad de los asistentes al espectáculo programado y de impedir el consumo de alcohol en la vía pública.

Todas las medidas preventivas y de seguridad aplicadas en la Plaza Mayor rigieron también para los controles de entrada al edificio Multiusos, permaneciendo abiertos al tránsito de personas todos sus accesos tras los preceptivos registros individuales. Por lo tanto, tampoco aquí pudieron introducirse bolsos, mochilas o maletines objetos contundentes o susceptibles de ser utilizados violentamente, petardos o material pirotécnico en general, pancartas, etcétera. En cuanto a las bebidas, sólo se permitió el acceso con botellas de agua o similares de material plástico.

Controles de alcohol y drogas

Mientras, los controles preventivos de alcohol y drogas por parte de la Policía Local y la sección de Tráfico de la Guardia Civil fueron efectivos tanto en las entradas como en las salidas de la ciudad. En las calles del casco urbano y en las avenidas de la primera vía de ronda, los agentes locales efectuaron controles preventivos y sistemáticos de alcohol y drogas, procediendo a la inmovilización de los vehículos cuyos conductores ofrecieran niveles positivos en alcohol o en las distintas sustancias estupefacientes analizadas.

Las patrullas de la Policía Local reforzaron las tareas de vigilancia con el fin de evitar el consumo de bebidas alcohólicas en las vías públicas, plazas y parques. En estas zonas, especialmente en los parques y jardines del centro de la ciudad, se reforzó la presencia policial activa, interviniéndose al efecto las bebidas alcohólicas susceptibles de ser consumidas en la vía pública.

Después de las campanadas, los agentes locales velaron por la seguridad y el descanso de los vecinos, evitando el consumo fuera de los establecimientos públicos autorizados con la aplicación de las medidas indicadas.

Puestos de socorro y emergencia

Los puestos sanitarios de socorro y emergencia estuvieron situados en el pasaje de la Caja de Ahorros, cerrado al tránsito peatonal, y en la plaza del Poeta Iglesias, desde donde se atendieron los percances y contingencias que pudieran producirse. Estos espacios asistenciales fueron visibles gracias a unas banderolas que indicaron su ubicación exacta.

DSC_0009

El operativo sanitario preventivo estuvo a cargo de la Cruz Roja, que junto con los equipos médicos y de enfermería contó con 40 voluntarios y movilizó varias ambulancias, además de los efectivos y dotaciones que se ubicaron en la calle Gloria Fuertes, junto al Multiusos Sánchez Paraíso. Además, en la sede de la Policía Local, en la avenida de la Aldehuela, se habilitó el gimnasio con sesenta camillas dispuestas ante posibles emergencias sanitarias o asistenciales.

El Servicio de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento del Ayuntamiento de Salamanca desplazó dos dotaciones completas con autobomba: la primera de ellas, se ubicó en la plaza del Poeta Iglesias, y la segunda dotación, se situó en la calle Zamora.

DSC_0065

La Agrupación de Voluntarios de Protección Civil del Ayuntamiento de Salamanca también colaboró en tareas de apoyo logístico con 16 voluntarios que se integraron en el operativo previsto para la Plaza Mayor. Además, tanto el servicio municipal de Mantenimiento como el servicio de Grúa estuvieron movilizados en las plazas de Poeta Iglesias y de los Bandos, respectivamente, para atender cualquier eventualidad.
La Policía Local también cursó instrucciones a los establecimientos de hostelería adheridos a la celebración de este evento para que extremaran sus propias medidas de seguridad, limitando el mobiliario en el interior de los mismos, revisando y poniendo al día los extintores y habilitando las salidas de evacuación o emergencia, garantizando en todo momento que no se superen los aforos máximos permitidos en cada caso.

Operativo con alrededor de 150 policías locales

El puesto de mando avanzado y de coordinación de todo el operativo reseñado estuvo centralizado en las dependencias municipales de la Plaza Mayor. Lo integraban los responsables de la Policía Local, Policía Nacional y Guardia Civil, así como representantes del servicio de Protección de la Junta de Castilla y León, Cruz Roja y la organización de la Nochevieja Universitaria.

Entre 120 y 150 policías locales, que contaron con el apoyo de los correspondientes vehículos-patrulla y las unidades móviles de vigilancia, conformaron el operativo de la Policía Local de Salamanca para garantizar la celebración de esta reunión multitudinaria y salvaguardar la seguridad ciudadana, contando además con la colaboración ya descrita del Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento.

El Cuerpo Nacional de Policía, con 80 agentes repartidos en un segundo cinturón en el centro de la ciudad, y la Guardia Civil, con 120 agentes repartidos en 27 puntos de control de tráfico y seguridad en los principales accesos y salidas por carretera, completaron el operativo previsto.

Refuerzo del servicio de limpieza

Como en años anteriores, el Ayuntamiento de Salamanca puso en marcha un Servicio Especial de Limpieza a través de las empresas concesionarias.

De este modo, se reforzó el personal y la maquinaria con más de una veintena de vehículos tales como barredoras, fregadoras, baldeadoras y camiones de recogida. Además, se instalaron más de 50 contenedores en las entradas y salidas a la Plaza Mayor y en el entorno del edificio Multiusos Sánchez Paraíso.

Por otro lado, se instalaron 48 baños portátiles en las siguientes ubicaciones: Plaza del Mercado, Plaza de San Justo y calle Úrsulas.

1 Comentario

  1. si estos operativos o iniciativas de seguridad se llevaran a cabo mas a menudo, no habría tantos accidengtes y mayor control sobre este tipo de eventos

Dejar respuesta