Más de 20.000 salmantinos recurren a préstamos en Navidad

Según un informe de Kelisto.es, el diez por ciento de la población adulta recurre a productos de financiación, como tarjetas o préstamos, para afrontar los gastos de las próximas fiestas. La mayoría del gasto se destinará a regalos (237 euros de media), el resto a comida (183 euros), viajes (109 euros) y ocio (73 euros). Los consumidores pagarán un interés medio del 12% por financiar sus gastos navideños y, si optan por la opción más popular, la de las tarjetas de crédito, podrían llegar a pagar hasta un 24% por aplazar sus pagos. Los adelantos de nómina y los préstamos son las opciones más baratas 

Más de veinte mil salmantinos recurrirán a algún producto de financiación (tarjetas de crédito, préstamos al consumo, adelantos de nómina…) para poder pagar sus gastos durante la Navidad, una cifra que equivale en torno al diez por ciento de la población adulta, según un análisis de la web del ahorro www.Kelisto.es.

Durante esta época, los consumidores gastarán una media de 604 euros, una cifra que aumenta respecto a los 591 euros que se registraron el pasado año. Del gasto total, la tercera parte se destinará a regalos (237 euros), otra tercera parte a comida (183 euros), y el resto entre viajes (109 euros) y ocio (75 euros).

“El avance en la creación de empleo de los últimos meses explica la mejora del consumo navideño, aunque el ritmo de crecimiento será menor que el del pasado ejercicio. Entre los factores que explican esa leve contención del gasto de las familias encontramos, por ejemplo, la caída de los salarios, que han mermado por primera vez en la última década, o la precariedad laboral, con una tasa de empleo temporal de más del 50% en los puestos de trabajo creados desde 2013″, explica la portavoz de Finanzas Personales de Kelisto.es, Estefanía González.

Añade que “tampoco hay que olvidar que la confianza del consumidor ha caído hasta niveles del pasado mes de marzo, entre otras cosas, por las perspectivas económicas, y que cuestiones como la situación de Cataluña ya están provocando fuertes caídas en las ventas en la región, sobre todo en el pequeño y mediano comercio. En este contexto, muchos hogares optarán por soluciones de financiación para aliviar el impacto de los gastos navideños, aprovechando que la banca continúa abriendo el grifo del crédito: solo en agosto, los nuevos créditos concedidos a las familias aumentaron un 19% en tasa interanual”.

Los intereses por aplazar compras se pueden disparar

Quienes necesiten recurrir a una tarjeta de crédito (con o sin vinculación), un préstamo o un anticipo de nómina para pagar a plazos estos gastos tendrán que abonar a su banco un interés medio del 12,04% TIN, una cifra que podría llegar a dispararse hasta el 24% si eligen el producto de financiación más popular para este tipo de pagos: las tarjetas de crédito.

En términos de coste real, financiar el presupuesto navideño (604 euros) a tres meses supondría abonar una TAE media del 19,49%, lo que se traduciría en unos gastos de casi 18 euros por persona.

Los adelantos de nómina y las tarjetas de crédito con vinculación bancaria son dos de las opciones más ventajosas, ya que disponen de ofertas que permiten financiar el gasto de las próximas fiestas sin intereses (0% TIN), aunque en el caso de los plásticos, el consumidor sí tendría que asumir algunos gastos asociados.

Frente a estas opciones se encuentran otras como los préstamos (con un interés mínimo del 6% TIN y con escasa oferta para cantidades tan pequeñas) o las tarjetas de crédito sin vinculación, que tienen ofertas al 0% TIN si el consumidor devuelve el dinero en tres meses, pero con elevados gastos asociados.

“A la hora de elegir la forma de financiación más adecuada, hay que tener en cuenta varias cuestiones. En primer lugar, nunca hay que olvidarse de calcular la TAE de la operación: esto nos permitirá saber el coste real de aplazar el pago, ya que tiene en cuenta el interés a pagar y los gastos o comisiones. En segundo lugar, es importante saber que las condiciones más ventajosas para aplazar gastos como los de Navidad se encuentran en la financiación a corto plazo. Por último, merece la pena recordar que, pese a que los préstamos personales suelen ser, en general, opciones de financiación más baratas que las tarjetas de crédito, el abanico de ofertas para una cantidad como la de las compras de Navidad hace que el número de ofertas a disposición del cliente se reduzca, ya que la mayoría de productos está diseñada para cifras superiores”, destaca Estefanía González.

No hay comentarios

Dejar respuesta