La extraña historia que se repite en Ciudadanos Salamanca

José Antonio Mirón sustituye a Pablo Yáñez con el dudoso honor de ser dueño de sus escaño durante escaso tiempo

FuenteJavier A. Muñiz
José Antonio Mirón y Pablo Yáñez
loading...

Pipino el Breve II podría ser su nombre. Pero es José Antonio Mirón, número uno de la lista de Ciudadanos Salamanca al Congreso de los Diputados y diputado electo durante la última y efímera legislatura. Mirón fue el dueño del cuarto diputado de Salamanca tras las elecciones generales del pasado 28 de abril, pero este 10 de noviembre no ha tenido tanta suerte.

Lo curioso es que la historia se repite. José Antonio Mirón es el segundo diputado electo por Ciudadanos Salamanca y el segundo que debe abandonar su escaño antes de tiempo. Antes ya lo había hecho Pablo Yáñez, su predecesor en el lugar privilegiado de la lista de la formación naranja en la provincia.

Y es que la nueva política, la que han traído Ciudadanos, Unidas Podemos y ahora Vox, es, entre otras muchas cosas, la de la ausencia de mayorías, la de la dificultad de pactos y la de los bloqueos. Y cuando se echan las cartas de nuevo al mazo, la baza puede ser mejor. Pero también peor. Y, por segunda vez, es lo que le ha ocurrido a la formación naranja en Salamanca.

Pablo Yáñez logró romper el bipartidismo en la provincia salmantina tras las elecciones de diciembre de 2015. Por suerte o por desgracia, su escaño volvió a ponerse en liza en mayo de 2016 y el PP recuperó ese asiento en el Congreso logrando un tres a uno respecto al PSOE. Tras estar tan solo 188 días en el cargo, Yáñez pasó a un segundo plano en el partido y salió tras orquestar la jugada fallida de Silvia Clemente para la Junta de Castilla y León.

José Antonio Mirón, por su parte, fue escogido el pasado 28 de abril como cuarto diputado por Salamanca y el bloqueo político y la consecuente convocatoria de elecciones generales anticipadas le ha dejado sin su escaño. Eso sí, ha batido el pírrico récord de su predecesor con 196 días.

Mirón: “El proyecto de centro sigue siendo necesario y seguiremos luchando”

1 Comentario

  1. Qué pena! Con lo bien que se debe vivir en el Congreso. Es lo que pasa cuando se maltrata a los afiliados y se toma por tontos a los electores. Por cierto, lo de Rivera ya no tiene nombre. Dimitir nada de nada. Y vino de cañas mientras en Salamanca los Castaños, los Suárez, los Fuentes, los Gavilán, los Mateos… hundían su partido. Y no se enteró de nada. Y mientras toda esa gente… cobrando. No les afecta, por eso salen tan sonrientes en las fotos. Con ellos no va la debacle.

Dejar respuesta