Merino: “El Ayuntamiento tendría que haber comprado el Helmántico”

NOTICIASCYL entrevista al exjugador de la Unión Deportiva Salamanca y candidato al Ayuntamiento por parte de Contigo Somos Democracia. Plena campaña y día de derbi

FuenteJavier A. Muñiz
Miguel Ángel Merino en el Helmántico

Jugador de fútbol profesional durante 18 años y entrenador de nivel 3. Madrileño de parto, pero pacido en el salmantino barrio Garrido. Formó parte de la Unión Deportiva Salamanca desde los ocho años y jugó en el primer equipo cuatro temporadas, entre la 87-88 y la 90-91. En su primer curso como unionista, con tan solo 19 años, logró el ascenso a Segunda División con una participación notable. Permaneció tres temporadas y emigró. Su periplo futbolístico le llevó a Hospitalet, Mensajero, Alcoyano, Cacereño y Lorca, donde se retiró en el año 98.

Actualmente es el factótum del fútbol modesto, el de cafeterías, el de los entregados al amor al arte. Esos que ‘descansan’ del trabajo los fines de semana entre frío, caucho, magulladuras y torceduras. Además, se ha enrolado en un nuevo proyecto político, ubicado en el centro ideológico, y con vocación municipalista. Miguel Ángel Merino es el número cuatro de la lista al Ayuntamiento de Salamanca de Contigo Somos Democracia, encabezada por Antonio Jiménez.

En una entrevista con NOTICIASCYL, Merino explica la ciudad en clave deportiva. Apuesta por los deportes minoritarios y el deporte femenino. Ahonda en el margen de mejora del Consistorio en materia deportiva y no rehuye la pregunta sobre sus preferencias entre Salamanca CF UDS y Unionistas de Salamanca y ensalza el papel de Perfumerías Avenida. Desde la moderación y la lucha por los intereses de la capital del Tormes, el candidato se lanza a la carrera política.

Miguel Ángel Merino ante el estadio que le vio jugar

-¿Primera vez en política?

-Sí.

-¿Por qué ahora?

-Hablando con Antonio Jiménez, nuestro cabeza de lista, me llamó la atención el proyecto. Es un partido provincial cuya principal función es Salamanca. Nunca me había llamado mucho la política, pero este proyecto sí porque se trataba de arreglar nuestra ciudad. Y eso sí que me interesa.

-¿Por qué Contigo Somos Democracia?

-Coincide con mi forma de pensar. Soy una persona moderada a la que no le gustan mucho los extremos, y tampoco las izquierdas ni las derechas. Creo que cualquiera puede estar acertad o errado en cualquier momento. Nosotros lo que queremos centrarnos en lo positivo para nuestra ciudad. Exponer a los ciudadanos nuestro proyecto e intentar llevarlo a cabo.

«Soy una persona moderada a la que no le gustan mucho los extremos, y tampoco las izquierdas ni las derechas»

En el partido veo una manera de hacer política no tan ligada a un pensamiento que pueda llegar a extremismos, sino una formación en la que cabe todo el mundo, de izquierdas o de derechas, que sea moderado. Me gustó por ahí, pero sobre todo la idea de arreglar Salamanca. Trabajar por Salamanca sin interferencias ni si quiera a nivel autonómico. Hay otros partidos en los que a lo mejor hay ciertas cosas que no se pueden llevar a acabo por la dirección. Y para nosotros no es así.

-¿Qué propuestas tiene en materia deportiva para el Ayuntamiento de Salamanca?

-A bote pronto, quitando el fútbol que conocemos todos y que tiene mucha ayuda, y también Avenida, creo hay otro tipo de deportes en los que estamos demasiado abajo. Hablo del balonmano, del voleibol, del atletismo… Creo que siempre hemos tenido muchos y muy buenos mimbres y de la provincia de Salamanca han salido grandes deportistas, pero considero que a nivel de clubes se necesita algo más. En necesario involucrar a las empresas para atraer inversión al deporte y también fomentar que otras instituciones se involucren, como la Universidad, que la veo un poco desconectada. Buscaría un punto de encuentro donde todos podemos dar un empujón a esos deportes que ahora están demasiado escondidos.

-¿Qué se puede mejorar en la gestión municipal hasta ahora?

-Se han hecho cosas buenas. Por ejemplo, se ha mejorado a nivel de instalaciones, pero podríamos mejorar un poco más. A veces hay que hacer más cosas en función de las necesidades de algunos clubes y entidades que trabajan por el deporte salmantino y no tienen tanta visibilidad. Nosotros, en cafeterías, llevamos muchos años haciéndolo y recibimos ayudas mínimas del Ayuntamiento. Pero no solo me refiero al fútbol, también al balonmano, baloncesto masculino, voleibol rugby…

El exjugador de la Unión ante el escudo de su vida

– Teniendo en cuenta que el máximo exponente del deporte salmantino es Perfumerías Avenida, ¿qué importancia le da al deporte femenino en la ciudad?

-Importancia toda. Par mí no hay diferencia. Lo mismo que te estoy diciendo para los chicos, sería para las chicas. También tenemos un equipo de fútbol femenino que está en una división interesante y me gustaría potenciar para que fuera hacia arriba. Los mismo en atletismo, rugby… No se trata de chicos o chicas. Se trata de apoyar todos estos deportes, sean masculinos o femeninos.

-En Salamanca, muchos fines de semana hay eventos que aúnan deporte y convivencia, ¿qué importancia le confiere a las marchas y las carreras populares?

-Yo creo que se han hecho cosas bien y una de ellas es que hay bastante apoyo a las carreras. No podemos obviar que hoy en día muchas personas salen a correr, están enganchados al deporte en ese sentido y todo lo que sea promocionar que puedan tener ese punto de competición e importante. Creo que para promocionar la salud y que la gente salga a correr para mejorar su estado físico, a veces es bueno darle un puntito de competir, aunque sea a nivel amateur.

-El fútbol salmantino vive un momento muy particular. Se ha anunciado recientemente la reforma de un campo para Unionistas y el estadio Helmántico no está en manos públicas ni pertenece al Salamanca CF UDS, que es quien lo utiliza. ¿Cree que el Ayuntamiento debió comprarlo en su momento?

“Antes de desaparecer la Unión se podía haber comprado el campo para contribuir a una quita de deuda importante”

-Mi pensamiento es que se hicieron mal muchas cosas. No solo no entrar en la compra del Helmántico, sino anteriormente haber intentado por otros medios salvar a la Unión Deportiva Salamanca. Una vez que desapareció, hubiera sido una buena opción. Incluso antes de desaparecer la Unión se podía haber comprado el campo para contribuir a una quita de deuda importante y tal vez se podría haber salvado. Es algo que se ha hecho en otros sitios de España, pero aquí no fue el caso. Aunque, por otro lado, también entiendo que no se hiciera una vez que la Unión desapareció. Si no habías hecho nada antes, luego podría parecer una manera de aprovecharte de esa situación de venta que no sé si hubiera sido de recibo. Nadie sabía que a los pocos años habría dos equipos de la capital en Segunda División B.

-Y de esos equipos, ¿Unionistas o Salamanca UDS?

«Mi corazón siempre va a estar con el Salamanca»

– Mi corazón siempre va a estar con el Salamanca. Para mí una vez que se produce la desaparición de la Unión Deportiva Salamanca, el único reducto que quedó es el Salmantino, de la manera que sea. Yo jugué en el Salamanca desde los ocho años, para mi el Salmantino era el equipo de la ciudad y era donde estábamos los que eramos de aquí, con el Salmantino en Tercera.

Por eso el corazón se me va ahí, pero no tengo nada en contra de Unionistas. Al al revés, me alegro de que haya otro equipo que tenga posibilidades. Lo único que no veo bien es que estén a veces a tortas. Cada uno tiene su manera de ver el fútbol y de ser como equipo y tampoco hay que pelearse tanto. Como he dicho antes, soy una persona moderada y no me gustan los extremos.

Merino da el salto a la política

No hay comentarios