Vueltas y revueltas en las listas municipales en Salamanca

Momento actual de las candidaturas municipales al Ayuntamiento de Salamanca

FuenteLuis Falcão | @luischiado
Pleno del Ayuntamiento de Salamanca.

Tan solo el PSOE está en estos momentos en una balsa de aceite tanto en la confección de listas para las Elecciones Municipales de Salamanca, como en el trabajo de sus integrantes para arañar el voto y si es posible puerta a puerta y por los barrios, donde Chema Collados es pieza clave. No está de más reconocer que José Luis Mateos, con mucho o poco poder, ha logrado conjuntar una lista completamente nueva. Ninguno de los integrantes ha ocupado nunca un sillón como concejal. Por lo demás, se está a la espera de ver cuál es su techo, con quién suma y, después, cuál es la capacidad de gestión de ese equipo, como bien indica algún socialista veterano en estas lides municipales.

De la suma del PSOE depende, y mucho, la capacidad de maniobra que tenga Carlos García Carbayo para continuar ocupando el sillón de primer edil. La lista que presentará está más que oculta. De ella nada ha trascendido, ni, por lo que se conoce, parece que quieren trascienda. El margen de maniobra, como le aconteció a Mateos, está más que entredicho, en cuanto que la sombra del ex alcalde y presidente regional del PP, Alfonso Fernández Mañueco, se hace más que alargada. ¿Logrará Carbayo imponer una lista nueva, renovada, muy a su manera de gestionar que todos sabemos que nada tiene que ver con el pasado sino que es soplo de aire fresco? Esa es la clave. Otra de las inclusiones, o no, que merecen comidilla en los mentideros políticos de la capital es si vuelve el ‘todopoderoso’ Fernando Rodríguez. El hombre que ‘lo controla todo’. Rodríguez lleva de concejal desde los primeros años de Julián Lanzarote, hablamos de 1995. De quien la web municipal dice «Por acuerdo del Pleno Municipal, la Secretaría General del Ayuntamiento de Salamanca está elaborando un formulario en que puedan constar de forma clara y nítida los principales aspectos que integran el currículum vitae de los concejales, y articulando el mecanismo para su entrega, verificación de lo declarado y publicación».

No debemos olvidar que el presidente del PP provincial, Javier Iglesias, mantiene en puestos de responsabilidad a Fernando Rodríguez, coordinador general hace cuatro años de la campaña electoral, y que ahora se ocupará de la capital. Rodríguez Alonso lleva años en la trastienda del PP, hasta el punto que ya coordinó las elecciones de 1999. Según desveló el diario El País en diciembre de 2014, en esas elecciones anotó donativos en b de empresas concesionarias del Ayuntamiento junto a un presupuesto de campaña, algo que estaba prohibido por ley y, a esa fecha de 2014 había prescrito judicialmente. Además, también interesa saber quiénes serán los cuatro primeros en la lista al Ayuntamiento, conociéndose tan solo al propio García Carbayo de 1.

En cuanto a Cs, todos sabemos que están en boca de todos los medios y círculos políticos, por una lista impuesta que, a día de hoy, es más que segura aunque no aprobada, y ello, como aseguran a este diario desde la propia formación naranja, «parece que no importa lo que le cueste al partido». No es menos cierto que desde la propia oposición se dice públicamente «Todo el mundo en Salamanca sabe que el PP tiene dos concejales más en el Ayuntamiento: Ana Suárez y Fernando Castaño. Todo lo consultan al PP quien hasta les pasa lo que dicen en los plenos», palabras textuales de la oposición. Con todo ello, habrá que saber hasta donde llega Cs en la capital, los ánimos en la militancia están muy bajos y, de esos resultados, depende la mayor o menor representación de Ciudadanos en la Diputación de Salamanca. Y, cómo no, también la posibilidad de Gobierno del PP en el Ayuntamiento de Salamanca en cuanto que Vox, todo parece indicar, no será suficiente para que García Carbayo sume 13, o sí, por el desgaste de Cs. Porque esa fuerza emergente de Vox, de extrema derecha, crea muchos interrogantes por las gentes que la integran, al menos en esta provincia.

Finalmente, Ganemos Salamanca está sometido en estos momentos a un proceso de primarias, porque los puestos 2 y 4 ya son para Podemos. Virginia Carrera y Gabriel Risco, dos formas distintas de entender y gestionar, son los candidatos a encabezar esa lista que, a última hora, logró hacerse conjunta de todos los grupos a la izquierda del PSOE. También es importante saber hasta dónde llegan, cuánto caen y cuanto suman con los socialistas, porque, visto lo visto con Cs, o la izquierda suma por sí sola, o el futuro gobierno local ya tiene color político.

No hay comentarios