Garicano exige elecciones y defiende un «contraataque liberal» contra el «nacional-populismo»

El candidato de Ciudadanos al Parlamento Europeo ha pronunciado una conferencia enmarcada en el ámbito ideológico con tintes emocionales. “Se les derrota usando emociones positivas para contrarrestar el miedo para justificar la separación que ellos usan”

FuenteJavier A. Muñiz
Luis Garicano con Luis Fuentes este jueves en Salamanca / MUÑIZ

El cabeza de lista de Ciudadanos al Parlamento Europeo y responsable de Economía y Empleo de la formación naranja, Luis Garicano, ha participado este jueves en el Foro Económico de El Norte de Castilla en Salamanca. El político de Cs ha ofrecido la ponencia titulada ‘El contrataque liberal’, dirigida a sentar la bases de lo que ha llamado la lucha contra los «nacional-populismos».

Un concepto que ha ejemplificado en Estados Unidos, Hungría o Polonia y que en España, por supuesto, ha situado en Cataluña. “Son un peligro serio para lo que se ha conseguido en las últimas décadas en Europa. Hay que derrotarlos con propuestas y buscando solucionar los problemas que han creado”, ha valorado Garicano.

El candidato de la formación naranja al Parlamento Europeo también ha apelado al plano emocional parta derrotar a los nacional-populismos, como llama, porque asegura que ese es el flanco por el que atacan. “Se les derrota usando emociones positivas para contrarrestar ese miedo para justificar la separación que ellos usan. Además, asegurando la eficacia del Estado, las Comunidades Autónomas y Europa, así como reformando el estado de bienestar para que sea capaz de solucionar la ansiedad que tienen las clases medias con el cambio tecnológico”.

Con esa receta se presenta a las Europeas y espera que las Generales sean cuanto antes. “Desde Ciudadanos exigimos desde el primer día que está Sánchez que hubiera elecciones como prometió. Ha sido un tiempo perdido. El señor Sánchez, para su sorpresa, está descubriendo que los independentistas lo que quieren es la independencia. Ahora se echa las manos a la cabeza, pero con gente que quiere que España fracase, no se puede gobernar España”.

Sobre el portazo a los presupuestos ha reconocido que es un problema no contar con ellos, pero ha dicho que eran “malos” y tiene que haberlos “buenos”. Así de simple. Además, se ha mostrado abierto a negociar con el Partido Socialista, aunque ha puesto una condición, en este caso, personalista. “El ‘sanchismo’ consiste en el oportunismo y en hacer lo que sea para mantenerse un día más en el poder”, ha manifestado.

Sobre su relación con el Partido Popular, Garicano ha afirmado que se diferencian en su “firme” defensa de la unidad de España, algo que “el PP no ha tenido en los últimos años” y en que defienden un “liberalismo inclusivo” que ha de funcionar para todos. Además, se ha referido a sus compañías. “Nosotros tenemos muy claro a qué familia pertenecemos en Europa, no tenemos miembros dudosos como el PP con Orban”, ha insinuado.

No hay comentarios