El peligro de las vallas que rodean a los campos de fútbol base

En las dos últimas semanas, dos jugadores juveniles han tenido percances con las vallas que rodean los campos de fútbol, debiendo ser atendidos por los servicios sanitarios

FuenteJavier Vicente
loading...

El fútbol base cada vez está más profesionalizado. Las figuras de los entrenadores titulados, fisioterapeutas, preparadores físicos o entrenadores de porteros, entre otros, se han hecho ya un hueco en muchos clubes y equipos.

Además, desde el Ayuntamiento están apostando por la mejora de las dependencias municipales, como ha ocurrido, por ejemplo, en el Vicente del Bosque de Garrido, el Tori, Reina Sofía o el anuncio reciente del cambio de superficie y mejora de la accesibilidad en La Salud.

Pese a ello, eso sí, sigue existiendo un problema en muchos de los campos de fútbol que existen en la provincia. Se trata de la separación entre los jugadores y los aficionados, normalmente una valla que, en muchos casos, se encuentra demasiado cerca del terreno de juego por lo que disputas cercanas pueden tener un fin no deseado.

De hecho, este mismo domingo un jugador del Cabrerizos juvenil acabó en el hospital después de golpearse con la valla en el partido que su equipo jugó frente al RS Monterrey y que, por cierto, acabaron ganando.

Además, la semana anterior hubo otro suceso similar en Los Cuernos en otro partido de juveniles, el que enfrentaba al Helmántico y Peñaranda, que también acabó con la ambulancia en el lugar para trasladar a un juvenil del Peñaranda, que se hizo daño en una disputa en la banda.

No hay comentarios

Dejar respuesta