El Salamanca UDS empieza el curso con un notable alto

Los goles de Amaro, Ubis y Hugo Díaz sirvieron al conjunto charro, que no presentó entrenador, para superar el logrado para maquillar el marcador por Etxaniz (3-1)

FuenteJavier A. Muñiz
Amaro celebra el primer tanto del partido / MUÑIZ

Después de una semana de lo más convulsa, sin presentar entrenador ni segundo, y con las expectativas más bien bajas, el Salamanca UDS ha cuajado un actuación de nota frente al Arenas de Getxo. El cuadro blanquinegro se ha impuesto en el juego y en el marcador con goles de Amaro, Ubis y Hugo Días. Etxaniz acortó distancias cuando era demasiado tarde. La tormenta que cubrió el Helmántico pareció calar solo al conjunto vasco que terminó con sus arenas convertidas en barro.

El Salamanca UDS arrancó el choque queriendo mandar sobre el mojado pasto del Helmántico. Enseguida Amaro emergió como ‘capo’ en la media y vino a recoger el balón de los centrales. Por delante, Uxío y Galván enganchaban con Ubis y por ahí llegaron los primeros síntomas de peligro. No en vano, en el minuto 7, Ubis remató a la red un centro desde la izquierda, pero el colegiado lo anuló por falta previa. Un minuto más tarde, sacó un taconazo para buscar las cosquillas abajo de Aulestia que reaccionó bien.

Siguió intentándolo el conjunto charro, espoleado por una grada muy metida en el choque a la que tampoco amedrentó el manto de agua caído sobre la capital del Tormes. Tras la lesión del delantero visitante Luiariz, que tuvo que dejar el campo, llegó el primer tanto del Salamanca UDS. De nuevo un baló profundo por la izquierda que prolonga Ubis en el interior del área y Amaro, llegando como un tráiler desde segunda línea fusiló a Aulestia con su pierna derecha. El medio salmantino tiene el Helmántico a sus pies. Y no es para menos. Tras el gol, el partido cayó en barrena y la intensidad disminuyó. Con el paso de los minutos, el Arenas de Getxo se fue estirando y se asomó a los dominios de Sotres.

Tras el paso por vestuarios, el Salamanca UDS volvió a mostrarse ambicioso y quiso sentenciar de inicio. A los tres minutos de la reanudación, la buena presión de Ulises provocó el robo y su remate lejano a punto estuvo de convertirse en el segundo. No tardaría en llegar. De nuevo la presión, esta vez de Uxío y Ubis logró provocar otra pérdida y Ubis, con todo a favor colocó el segundo en el luminoso del Helmántico. Era el minuto 49 y los locales tenían el partido en el zurrón.

La convulsa pretemporada no parecía estar pasando factura a un equipo con las cosas claras y con el cuchillo afilado. El partido entró en una fase de letargo con el paso de los minutos y el Salamanca apenas notó la presión rival. La guinda al pastel se la puso Hugo Díaz. De nuevo la presión alta surtió efecto y Trilea, que acababa de entrar, entregó en bandeja el tercero a Hugo Díaz. Antes del final, Etxaniz recortó distancias cuando ya era demasiado tarde. Goleada para empezar y grandes sensaciones en el campo después de una semana para olvidar en lo institucional.

No hay comentarios

Dejar respuesta