Unionistas culmina una gran temporada brindando con la Copa

Un doblete de Góngora a balón parado, gol olímpico incluido, y otro tanto de Unai otorgaron la victoria a los hoy verdes ante el Rápido de Bouzas (3-0)

FuenteJavier A. Muñiz

Unionistas de Salamanca logró el objetivo al que aspiraba en esta última jornada (3-0). El conjunto de Roberto Aguirre se impuso con claridad al Rápido de Bouzas merced a dos tantos a pelota parada de un ‘extrafino’ Góngora y otro de Unai. El primero del lateral, de penalti, y el segundo, directo desde el saque de esquina. La tarde se desarrolló en un perenne ambiente festivo que comenzó con homenajes y se prolongó con cánticos durante todo el choque.

Y es que la cosas empezaron francamente bien para los intereses locales. Toni Jou derribó a Javi Navas, un puñal por su banda toda la temporada y el árbitro no dudó. Góngora se encargó de transformar el lanzamiento en lo que sería el primer tanto del partido. Con la ventaja en el marcador, Unionistas se relajó en cierta medida y el partido se tornó en un ida vuelta. Jorge y Garrido pudieron aumentar la renta y Admonio mostró porqué es de los mejores centrales de la categoría rebañando un balón en el desfiladero.

El conjunto local continuó fabricando ocasiones con remates de Carlos de la Nava, de cabeza, y Garrido, a las manos del meta Fraga. Después, lo probó Mouriño de libre directo, sin fortuna, aunque cristalizando el crecimiento del Rápido de Bouzas en el partido. Garrido estuvo a punto de anotar el segundo antes de irse a la caseta, pero su flojo remate se marchó por el palo largo de Fraga. Casi.

La segunda parte comenzó como acabó la primera. Con un acercamiento de Unionistas. Admonio se impuso a la defensa en un córner, pero no pudo concretar su testarazo. La respuesta llegó en las botas de Clausí que puso en aprietos a Molina, aunque no llegó la sangre al río. Aguirre agitó el banquillo para dar entrada a Unai y retiró a De la Nava.

Fue justo antes de la traca final en forma de goles. Faltaba media hora cuando Góngora, con su guante en la pierna izquierda, botó un saque de esquina envenenado que se cernió como una tormenta sobre Fraga y se coló sin que pudiera hacer nada para evitarlo. Gol olímpico en Las Pistas. Podría haber sido un magnífico broche a la estancia de Unionistas en el anexo del Helmántico, pero no fue así, ya que poco después Unai colocó el tercero rematando un centro medido de Navas.

No hay comentarios