Unionistas y Burgos, nada y menos en Las Pistas

Partido frío en la fría tarde de Salamanca en el que ni blanquinegros ni morados quisieron ganar (0-0)

FuenteJavier A. Muñiz
De la Nava conduce por la banda izquierda ante la oposición de un rival / FALCÓN

Unionistas de Salamanca y Burgos CF empataron sin goles en un partido feo como pocos en Las Pistas del Helmántico. El equipo de Aguirre sublimó la falta de fútbol y apenas logró acercamientos. Sin ocasiones. Tampoco el Burgos fue un dechado de ambición, más bien todo lo contrario, y pareció dar por bueno el empate desde que bajó del bus y contempló el cielo.

No podía ser de otro modo. El partido arrancó como la tarde, frío, helador, con la sensación de pesadez en las piernas, de rigidez en el trato de balón. Aún así, Unionistas supo ganar la manija y sus volantes aparecieron con mayor frecuencia. Control estéril, porque los de Aguirre no crearon ni una sola ocasión clara en todo el primer tiempo. Apenas un remate alto de Unai desde la frontal en el arranque que repetiría pasada la media hora de juego con una volea que no cogió portería.

Antes, mucho balón aéreo, mucho juego directo y poca combinación. Una tónica habitual en los partidos de Aguirre, pero sin la profundidad de otras veces. En especial por un timorato Javi Navas, que tantos enteros ha ganado esta temporada, pero no que no supo hacer larga su banda. Por dentro, De la Nava y Unai se enredaron una y otra vez en la telaraña tejida por el Burgos. Un conjunto visitante que se estiró en busca de Cervero en un par de ocasiones y que asustó gracias a Mayor, con una semi chilena y un remate alto desde el interior del área.

La segunda parte trajo mejores noticias para la grada de Las Pistas. Sin alardes, sin fútbol combinativo, pero con algo más de mordiente. El partido se convirtió en un ida y vuelta al inicio, pero regresó a la calma mediado el segundo acto. La premisa era clara en ambos bandos, mojarse los pies, no mucho, y guardar la ropa. Adelantarse valía tres puntos, pero mejor no arriesgar uno. Por el camino, Mayor ganó una porfía con Quintana, que era novedad en el once por Ayoce, cedió a Goti y Molina se hizo grande para achicar el remate.

A los cinco minutos, Unai cortó una contra del Burgos y vio la amarilla. No estará en el derbi del Helmántico. Y poco más duró sobre el césped de Las Pistas, puesto que Aguirre le retiró dando entrada a Jorge Hernández. Una de las más claras para Unionistas llegó pasado el cuarto de hora de la reanudación cuando De la Nava encontró al espacio a Garrido, pero Borda estuvo atento al cruce. En el córner, botado muy cerrado por Portilla, el propio Garrido remató de cabeza a bocajarro pero no giró el cuello lo suficiente para coger portería.

Las respiraciones de los aficionados charros se cortaron de golpe cuando el recién ingresado Yaw ganó un balón caído a banda derecha y, sin pensárselo, lo puso por encima de Molina. El portero solo pudo contemplar la parábola y agradecer que el cuero cayera en el travesaño. No hubo tiempo para casi nada más, salvo para una última ocasión local en el descuento, tras un saque de esquina de Javi Navas que quedó muerto en el área, pero el árbitro invalidó por falta sobre Saizar. Partido para olvidar y punto para sumar.

FOTOS: LUIS FALCÓN

No hay comentarios