Guijuelo y Burgos no pueden con el frío de El Plantío

Empate sin goles en el coliseo burgalés durante un choque en el que hubo ocasiones para los dos equipos pero que tuvo que retrasarse media hora a causa de la nieva acumulada sobre el césped (0-0)

El Club Deportivo Guijuelo rindió visita en la mañana de este domingo a El Plantío con la firme intención de lograr una victoria que le permitiera remontar el vuelo. Sin embargo, el Burgos Club de Fútbol no lo puso fácil y el partido acabó como empezó (0-0). Además, el choque se tuvo que retrasar durante media hora porque el terreno de juego estaba cubierto de nieve. Los operarios tuvieron que emplearse a fondo retirando la mayor cantidad posible para que se pudiera dar inicio al duelo.

El partido en Burgos, como no podía ser de otra manera, arrancó frío, sin apenas ocasiones. Eso sí, la intensidad no faltó en ningún momento. El Guijuelo tardó 11 minutos en asomarse a los dominios de Saizar. Fue Razvan quien apareció en la frontal y finalizó alto. Poco después, Luque lo intentó en el segundo palo, pero no llegó por poco. La organización táctica de ambos conjuntos estaba impidiendo ver ocasiones. De hecho, el Burgos no llegó hasta el 25′ con un tímido cabezazo de Undabarrena.

Más clara fue la que tuvo diez minutos más tarde Chevi tras una dejada de cabeza de Diego Cervero. El remate salió desviado por muy poco, pero la incidencia del punta del Burgos en fase ofensiva es incontestable. Juega de espaldas, cae a las bandas y remata todo lo que le cae. Gran delantero el del conjunto burgalés. Antes de llegar al intermedio, en el minuto 43, Carlos Rubén robó un balón en el centro del campo y trató de sorprender a Saizar desde muy lejos. Agua.

La segunda mitad empezó con susto monumental para la portería de Felipe Ramos. Chevi remató desde la frontal y su remate lo sacó bajo palos Jonathan cuando El Plantío ya cantaba el primero de la mañana. Providencial el capitán. El Guijuelo trató de estirarse después del sobresalto y manejó mejor los tiempos. En el 55, Jesús Muñoz lo intentó de cabeza pero el balón, rechazado, fue manso a las manos de Saizar. De nuevo el Burgos a través de Borja metió miedo a Ramos pero su remate salió desviado por poco.

Faltaba media hora cuando Manu Fuster se marchó de varios pero no pudo concretar su remate. En el otro área, el Burgos se encontró con la mala suerte cuando un remate de Chevi, que llevaba marchamo de gol, se estrelló en el cuerpo de Undabarrena que estaba regresando. En el tramo final el Burgos se fue arriba con todo, así que Ángel Sánchez decidió meter a un central como Ayala para retirar a un lateral de largo recorrido como Razvan. Además, Javi Borrego para tener mayor profundidad, y a falta de solo 5 a punto estuvo de marcar desde la frontal. Al final, reparto de puntos en un animado partido que de poco sirve a ninguno.

No hay comentarios