El Guijuelo patina con una inocentada de muy mal gusto

Difundió a través de una nota de prensa oficial que Fuster fichaba por el Deportivo de la Coruña para desmentirlo por la tarde. Otros clubes deportivos se limitaron a publicar sus bromas en la página web o redes sociales para no jugar con el trabajo diario de los medios de comunicación

FuenteRaúl Martín

Recoge el diccionario de la Real Academia Española de la Lengua que inocentada es una “broma o chasco que se da a alguien en el día de los Santos Inocentes”. En el Club Deportivo Guijuelo acertaron con el día, pero erraron con las formas al jugar con la labor diaria que realizan los medios de comunicación.

Ayer, 28 de diciembre, el club difundió una nota de prensa oficial sobre la baja definitiva de Manu Fuster al pagar el Deportivo de la Coruña su cláusula de rescisión. Noticia perfectamente posible en este tiempo de mercado invernal. Por eso, este diario, como el resto de medios de comunicación, publicó la noticia a tenor de que se trataba de una nota de prensa.

No era, como sí se notaba en otro clubes deportivos, un mensaje colgado en la página web o en algún perfil de red social. Mensajes, por cierto, con un tinte humorístico y que al final dejaban entrever la chanza. Porque en la prensa deportivo, el día de los Santos Inocentes se publican noticias para despertar una sonrisa en el lector. Algo que el Guijuelo no hizo en ningún momento, porque ayer la persona responsable de esa nota de prensa no tuvo ni pizca de gracia.

Y así lo demostró cuando por la tarde, después de horas jugando con la credibilidad de los medios de comunicación, informaba de que se trataba de una inocentada, esta vez sí, a través de redes sociales, ya sin ser nota de prensa oficial (si la persona responsable tiene el título de Periodismo, faltó a muchas clases en la facultad sobre ética, y si carece del título, el Guijuelo entonces tiene un grave problema que debería solventar rápidamente). Porque, al final, gracias a esta inocentada de muy mal gusto, terminen pagando inocentes por pecadores.

No hay comentarios