Avenida resiste a la rebelión de Gernika

El conjunto perfumero se anotó el duelo de invictos ante un equipo vasco que mostró sus garras en Würzburg y estuvo dentro del partido hasta el final (78-71)

Elonu defendida por Dietrick en un lance del partido / MUÑIZ

Perfumerías Avenida sacó adelante un complicado compromiso en su pista ante Lointek Gernika (78-71). Las vascas eran las únicas que mantenían el invicto, como las perfumeras, hasta su llegada este sábado a Würzburg. Y vaya que si plantaron batalla. Apoyadas en la omnipresente aportación de Dietrick y en la producción exterior de Gwathmey pusieron en serios problemas al conjunto de Lino López. Sin embargo, el cuadro charro sacó la garra que le caracteriza en los partidos apretados y con una gran defensa al final del duelo pudo concretar la victoria. La producción ofensiva estuvo liderada por una acertadísima Givens, especialmente en el segundo cuarto. Además, la gran dirección de Silvia Domínguez y la templanza de Adaora Elonu dotaron al equipo de la madurez suficiente par cerrar el partido.

Dada la importancia del choque, Avenida salió con los cinco sentidos a la pista. Comenzó encontrando vías en ataque hasta el aro de Gernika, especialmente a través de Elonu y, sobre todo, de una inspirada Silvia Domínguez que comenzó marcando territorio. Por parte de las vascas, la calidad de Gwathmey mantuvo a su equipo pegado en el marcador. Avenida comenzó a fraguar las primeras ventajas gracias también a la producción interior de Erika Da Souza y Laura Gil. La aportación, en este caso desde el banquillo, para Gernika llegó de la mano de Lucila Pascua que puso toda su experiencia al servicio del equipo. Sin embargo, el ataque de las de Lino López comenzó a encallar y la producción de la alero americana de Gernika acercó a las suyas en el marcador. La ventaja en el cambio de cuarto se redujo a cuatro puntos (19-15).

Estaba claro que el conjunto de Jesús Solar había venido a Salamanca a demostrar por qué es el único capaz de mirar a los ojos de Avenida en la clasificación. Tenía la mejor oportunidad para ello. Así que se colgó de la dirección de Vanderwal y de la calidad al ‘dos’ de Dietrick para enjugar la ventaja y disfrutar incluso de los primeros liderazgos en el partido. Eso sí, por un punto y haciendo el columpio. La responsabilidad anotadora recaía en Gwathmay que alcanzó las dobles figuras mediado el segundo cuarto. Para sofocar la rebelión que se había producido con la segunda unidad en pista, López utilizó como base a Eldebrink y lo cierto es que la dirección de la sueca pudo dar un respiro a Silvia y el equipo lo notó para bien. A ello se sumó la brillante actuación de Givens que las metió de todos los colores en el segundo acto y se fue al descanso con catorce puntos, incluida una bandeja en el último segundo que endulzó las sensaciones de la grada y puso la máxima (43-35).

El equipo visitante iba a mostrar su mejor cara en el tercer cuarto. El liderazgo de Dietrick ayudó a las suyas a sobreponerse a la intensa defensa de Avenida y a acercarse en el marcador. Vanderwal creció en la dirección del juego de su equipo y se sumó Berezhynsnk a la producción ofensiva. Excelente la mano de la pívot de Gernika que colocó un triple ‘silenciador’ al final de una posesión que empató el partido a 45 puntos. Pero cuando Avenida está en problemas, emerge la figura de Adaora Elonu. La alero perfumera conectó dos seguidas y volvió a distanciar a su equipo en el marcador, además colocó un tapón descomunal a Dietrick y asistió a De Souza en la siguiente jugada. La propia Dietrick y Gwathmay sacaron la raza con dos eléctricas penetraciones hasta el aro rival y devolvieron las sensaciones a su equipo. Incluso llegaron a ponerse por delante. Por Avenida, Givens mantuvo el nivel y dejó el marcador al final del tercer periodo en un solo punto (58-57).

En el último cuarto el factor Würzburg comenzó a ser determinante. La grada se metió de lleno en el partido y comenzó a llevar en volandas a la suyas. Sobre la pista, la receta de siempre. Flexionar aún más las rodillas y defender con mayor intensidad. No habían transcurrido cuatro minutos del último cuarto cuando la ventaja había alcanzado la decena de puntos. Por el camino, canastas de Elonu, De Souza y Givens, que se había plantado en la veintena. Gernika quiso reaccionar a través del acierto desde el arco de Dietrick y lo cierto es que había partido a falta de menos de cinco para el final. Con su segundo triple en el último cuarto puso a Gernika a tres puntos con menos de tres minutos por jugar. Una canasta providencial de Robinson a falta de poco más de un minuto aportó serenidad a una grada que comenzaba a impacientarse. A la postre, un robo de Elonu seguido de una canasta de Robinson en la pintura finiquitó el duelo (78-71).

 

No hay comentarios