La Colección de Arte Cubano Contemporáneo Luciano Méndez desembarca en Salamanca

La muestra, que lleva por título ‘Un viaje de ida y vuelta’ y ha sido comisariada por Juan Carlos Moya Zafra, ocupará las Salas 2, 3 y 4 del museo DA2 hasta marzo de 2020

FuenteRedacción
loading...

El alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo, ha inaugurado hoy en el centro Domus Artium 2002 (DA2) la exposición ‘Un viaje de ida y vuelta’, con una selección de las 216 obras de la Colección de Arte Contemporáneo Luciano Méndez Sánchez que el mecenas depositó en la ciudad entre los meses de agosto y septiembre.

Hasta marzo de 2020 podrán contemplarse en las salas 2, 3 y 4 del DA2 un centenar de piezas: pinturas (72), esculturas (15), fotografías (5), serie fotográficas (2), videos (3) e instalaciones (2). El horario de visita es de martes a viernes de 12.00 a 14.00 y de 17.00 a 20.00 horas, y los sábados, domingos y festivos de 12.00 a 15.00 y de 17.00 a 21.00 horas.

En la inauguración han intervenido, además del coleccionista y el alcalde de la ciudad, el director del Museo Nacional de Bellas Artes de Cuba, Jorge Fernández, y Pablo Platas, jefe del Departamento de Cooperación y Promoción Cultural Española – AECID (Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo.

También han asistido varios de los artistas que exponen sus obras en esta muestra, como Roberto Fabelo, Luis Enrique Camejo, Vicente Hernández, Daniela Águila, Mabel Poblet, Niel Reyes, Roberto Chile, Gabriela Pez y Gabriel Sánchez Toledo. Además, la Diputación de Salamanca colabora con esta exposición financiando el catálogo.

Luciano Méndez Sánchez comenzó a coleccionar arte tras su llegada a Cuba, en la primera década del nuevo siglo. Afincado en la Isla desde hace más de veinte años, el salmantino regresa a sus orígenes, trasladando una parte significativa de su colección por vez primera a su tierra.

Si bien, durante toda su vida, el interés por la creación artística siempre estuvo presente, su sensibilidad personal y el recuerdo de quién es, condicionaron intuitivamente su manera de coleccionar. Por circunstancias profesionales, Luciano hizo de Cuba su segundo hogar y supo apreciar, de la Isla, los rasgos más esenciales de su cultura. La implicación de Luciano Méndez en el panorama artístico de Cuba ha dado lugar a la existencia de una amplia colección de arte, con más de 600 obras, de la cual una parte ha llegado a Salamanca para ser exhibida en las salas del centro de arte contemporáneo, DA2.

Esta exposición ha sido posible gracias al convenio de colaboración firmado por el alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo, y Luciano Méndez el pasado mes de marzo. Un convenio por el que el DA2 acogerá en depósito 216 obras de arte contemporáneo cubano, durante cuatro años.

Un viaje de ida y vuelta

‘Un viaje de ida y vuelta’ constituye un espacio de encuentros y reencuentros entre dos escenas culturales: el arte cubano y el público español. La exposición pretende profundizar en todos aquellos aspectos culturales, sociales, antropológicos y, por supuesto, artísticos que durante más de 500 años han forjado una relación entre nuestros países, marcando en el ADN todos nuestros lazos comunes. La selección permite hacer un recorrido por lo más representativo del arte cubano contemporáneo de las últimas cinco décadas, transitando por la obra de artistas consagrados a producciones de las más recientes generaciones.

En las salas del DA2 se podrá disfrutar de una variedad de obras que transcurren por diferentes soportes, medios, técnicas, y lenguajes. En su desarrollo temático y discursivo la muestra propone un escenario con una diversidad de contenidos en relación a Cuba, su cultura e idiosincrasia; desde una mirada sociológica, antropológica y artística con temas referentes a la identidad, la racialidad, la insularidad, la migración, el mestizaje, la religiosidad, la mujer, y la propia historia de Cuba y el arte cubano.

De ahí que museográficamente se ha resuelto la exposición a partir de tres grandes áreas conceptuales y visuales que nos sumergen dentro de una narración: un primer momento en la sala 2 que trata sobre los componentes sobre los que sustenta la identidad de la nación cubana; una zona intermedia dedicada a tres figuras cimeras del arte cubano de todos los tiempos Roberto Fabelo, Manuel Mendive y Alfredo Sosabravo, culminando en la sala 4 en un escenario de diálogo y convivencia con la obra de artistas de consagrada trayectoria junto a aquellos que ahora se nutren y beben de su legado, y otros que ya comienzan a dejar rastros importantes en el arte cubano contemporáneo.

Dentro de los artistas que conforman la nómina de la exposición sobresale la presencia de un número importante de creadores merecedores del Premio Nacional de Artes Plásticas, condecoración que otorga cada año el Ministerio de Cultura de la República de Cuba. Dentro de ellos: Roberto Fabelo (Guáimaro, 1950), Alfredo Sosabravo (Sagua la Grande, 1930), Manuel Mendive (La Habana, 1944), Pedro Pablo Oliva (Pinar del Río, 1949), Nelson Domínguez (Santiago de Cuba, 1947), René Francisco (Holguín, 1960) y Eduardo Roca Salazar (Choco) (Santiago de Cuba, 1949). A ellos se suma una lista de artistas cubanos de gran trayectoria desde aquellos consagrados hasta otros más noveles.

La exposición pretende situar en un lugar destacado al DA2 Domus Artium 2002 de Salamanca con respecto al arte cubano, y unir esta institución a una colección tan especial y única como la que atesora Luciano Méndez Sánchez. Busca mostrar y trasladar al pueblo salmantino y a los visitantes de esta bella ciudad a un nuevo escenario y protagonizar una inmersión en el arte cubano donde se conozcan y reconozcan en esta muestra.

No hay comentarios

Dejar respuesta