Santiago Buers: “En la esfera científica y cultural hay una gran corrupción”

El escritor salmantino ha publicado la novela 'La fórmula del bestseller' en la que mezcla su experiencia personal en el mundo cultural y universitario con la ficción para denunciar la forma de obrar en estas áreas

FuenteJavier A. Muñiz

Santiago Alonso Buers es un salmantino de 31 años. Tras publicar su primer libro en Barcelona, ‘7 visiones’, acaba de autoeditar una novela titulada ‘La fórmula del bestseller’. Un texto en el que mezcla realidad y ficción para denunciar la corrupción en el mundo de la cultura. En una entrevista con NOTCIASCYL SALAMANCA habla sin tapujos y con palabras gruesas sobre la forma de entregar los premios en la cultura y apunta que en la industria literaria prima el interés económico sobre cualquier tipo de interés intelectual.

-¿Quién es Santiago Buers como escritor?

-En lo que se refiere a la literatura, empecé escribiendo en revistas literarias independientes que había, por ejemplo, en Mallorca, como ‘La bolsa de pipas’ o ‘La esfera cultural’… Ahora, revistas se venden muy pocas, incluso las grandes, como ‘Interviú’, también se han extinguido. Después participé en varios concursos, en uno de ellos quedé finalista, y publiqué mi primer libro en Barcelona. Se llama ‘7 visiones’ y lo publiqué con una editorial llamada ‘Egarbook’ que fue la primera tradicional que apostó por mi. Más tarde estuve viviendo en Alemania donde impartía clases de castellano y después me vine aquí a Tenerife, donde he continuado escribiendo. Este libro ya decidí autopublicarlo.

«El de la Universidad es un mundo oscuro, nada objetivo»

– ¿Cuál es el contenido de su última novela ‘La fórmula del bestseller’?

-Es una novela sobre un escritor que dice que tiene la fórmula para escribir un súper ventas. Entonces, le llama un editor y le dice que es imposible que exista esa fórmula, así que le desafía a demostrarlo. El protagonista empieza a escribir un manuscrito sobre la corrupción que hay en la Universidad, con las cooptaciones, en un mundo oscuro que no es nada objetivo y la gente se le empieza a echar encima. Es una novela negra porque hay una trama detectivesca en la que los miembros más poderosos, tanto de la Real Academia como de la Universidad intentan silenciarlo y que el manuscrito no se publique. Ese es el enganche de la novela porque mezcla temas actuales, como los másteres fantasma, con una trama de intriga para que el lector quede enganchado.

-Se trata de una novela, pero entiendo que pretende plasmar una realidad. ¿Qué hay de autobiográfico?

-Lo que hago es mezclar una experiencia vivida en la época del doctorado, y al mismo tiempo hacerla un poco atractiva al lector. De manera que no solo sean datos, cosas que yo he visto y hechos, sino mezclar la realidad con la ficción para hacerlo ameno.

-¿Cuáles son sus objetivos con esta novela?

– Hacer todo esto un poco más visible a la sociedad porque hay mucho ocultismo y muchas cosas que no se dicen o que se han dicho poco. Sí que se ha hablado mucho de la corrupción de la política, sobre el PP, el PSOE… Sin embargo, en el área científica y cultural también hay una gran corrupción. Como empresas que cobran al que hace un doctorado por publicar y al investigador le cobran por leer. Ellos no hacen nada salvo lucrarse. El interés económico prima sobre cualquier interés intelectual o cualquier interés de evolución de la ciencia. Por eso quiero que esto se sepa. Es un secreto a voces, pero no se ha difundido de la manera que se debería. Y la gente que no se engañe con el tema de los premios y las universidades. Son todo intereses económicos supranacionales.

El interés económico prima sobre cualquier interés intelectual o de evolución de la ciencia

-¿Conoce casos concretos de estafas en la industria cultural?

– Sí, claro. Juan Marsé, jurado del premio Planeta, reconoció en su autobiografía que se daban premios a la gente no porque fueran buenos libros los que se mandaban, sino porque los escritores estuvieran en televisión o porque pudieran producir más ventas. La cosa funciona en torno a la gente que puede generar dinero. Por ejemplo, Belén Esteban ha sacado un libro porque es un personaje mediático aunque no tenga ni idea de hablar. Se lo escribe un ‘negro’.

-¿Porqué una novela y no otro tipo de denuncia pública o, directamente, judicial?

– Tengo una información que creo es privilegiada. ¿Y cómo puedo sacarle provecho? Pues a través de un libro que pude comprar mucha gente. También se habla de ti y eso te viene bien hasta para el currículo. Yo no tengo nada contra nadie en concreto, es un poco la forma artística de hacer el manifiesto. Utilizo cosas que yo sé para crear porque en realidad lo que me gusta es escribir.

-Entiendo que habrá más proyectos de futuro. ¿Qué es lo que viene después de esta novela?

-Ahora todas las ideas que tenía las he plasmado aquí, pero soy joven y creo que para novelar hay que vivir un poco la vida. A partir de ciertas experiencias que tenga, sí que voy a escribir otro libro. Tengo pensado escribir uno sobre la Sagrada Familia, pero son proyectos muy a largo plazo.

No hay comentarios

Dejar respuesta