El arte de luz que volverá a iluminar las noches de Salamanca 

Salamanca está próxima a transformarse en el escenario de Luz y Vanguardias, el festival que un año más, y van cuatro, interviene con arte de vanguardia y creaciones de vídeo las calles y los monumentos más representativos de la ciudad. Es un evento participativo que hace vibrar a todos los públicos y convierte Salamanca en un enclave mágico durante cuatro días, del 13 al 16 de junio

FuenteRedacción

El casco histórico de Salamanca es un crisol extraordinario de estilos arquitectónicos. Sus edificios exhiben con orgullo increíbles muestras desde el románico o el plateresco renacentista al art déco. Por eso, pasear por sus calles es adentrarse gustosamente en un dédalo de espacios singulares y edificios monumentales hasta llegar a la imponente Plaza Mayor, descrita por Miguel de Unamuno como “un cuadrilátero irregular asombrosamente armónico”.

Salamanca es un must, un lugar que, sí o sí, hay que conocer y al que volver. Ciudad Patrimonio de la Humanidad, casco histórico que se ha mantenido magníficamente compacto sin edificaciones extemporáneas o fuera de lugar, hoy sigue destilando conocimiento, cultura viva e innovación con la misma fuerza que lo ha venido haciendo desde que se fundó su magnífica universidad hace 800 años.

Sin embargo, además de un pasado, Salamanca tiene también un presente vivo y vibrante al que contribuye el carácter juvenil y festivo que le aporta el ser un destacado campus con miles de estudiantes españoles y extranjeros. Gracias a eso, sus calles no solo son un espectáculo durante el día. Cuando cae la tarde, sus muros de piedra, cúpulas y torres se iluminan y sus calles adoquinadas despiertan a un alegre bullicio que toma aliento en cientos de locales de restauración de apreciable calidad.

Efímero e irrepetible 

Esa fascinante atmósfera se hace aún más sugestiva al inicio del verano. Cada año, durante cuatro noches, algunos de los tesoros arquitectónicos más apreciados de Salamanca se visten con el arte contemporáneo durante la celebración del festival Luz y Vanguardias que este año, entre el 13 y el 16 de junio, volverá a desplegar para salamantinos y visitantes su espectáculo asombroso pero efímero, al alcance sólo de quienes allí estén en esas fechas.

Durante esos días, el visitante tiene la oportunidad de redescubrir Salamanca desde una perspectiva completamente diferente, la del arte contemporáneo fundiéndose con el patrimonio histórico, la de un alegre gentío transitando sus calles de siempre como si las recorrieran por primera vez, porque, de hecho, es la primera y última vez que las verán intervenidas por los artistas provenientes de todo el mundo que participan en esa edición del festival.

El Ayuntamiento de Salamanca e Iberdrola hacen posible la celebración de este festival en el que reconocidos artistas internacionales, creadores, estudios independientes y jóvenes talentos de las universidades salmantinas se dan cita para mostrar obras site specific, hechas a medida de los edificios más representativos de la ciudad, que se convierten por unos días irrepetibles en los lienzos más exclusivos que un artista pudiera desear.

Recorrido del festival 

La oferta lúdica, festiva, cultural y artística de Luz y Vanguardias, es para todos los públicos y todas las sensibilidades. La Plaza Mayor constituye el corazón del festival. Allí, la fachada barroca del Ayuntamiento, proyectada en 1755 por Andrés García Quiñones, alberga el Concurso Internacional de Vídeo Mapping. Compiten artistas y estudios especializados de todo el mundo. Este año, 27 creadores de 14 países mostrarán allí sus obras. Todos intentarán sorprender al público reinterpretando el semblante del Consistorio, tiñéndolo de infinitos colores, dándole las más fantásticas formas o haciéndolo vibrar al ritmo de la música, para el deleite de los espectadores, 366.000 el año pasado.

Desde allí, el visitante puede iniciar la ruta de la luz hasta alcanzar la Plaza de Anaya, situada a los pies de la Catedral Nueva y junto al palacio neoclásico del que toma el nombre, un edificio imponente con su gran escalinata y su frontón triangular sobre cuatro columnas jónicas. Para este enclave tan especial ha creado su obra Javier Riera, un artista de larga trayectoria en la intervención de la arquitectura y la naturaleza con creaciones luminosas.

Desde la Plaza de Anaya, la ruta lleva al espectador al Patio de Escuelas, ante la celebrada fachada del rectorado de la universidad decana de España, la tercera más antigua del mundo. Allí donde los turistas buscan la famosa rana, el festival proyecta en las noches las obras de los jóvenes creadores de las dos universidades de la ciudad. Para ellos representa la oportunidad de mostrar su obra por primera vez ante el gran público mientras que a los espectadores les ofrece una visión privilegiada de las inquietudes temáticas y técnicas de la próxima generación de artistas y creadores visuales.

Finalmente, la ruta culmina en el río Tormes, a su paso por el Puente de Enrique Estevan donde uno de los artistas invitados del festival utilizará el agua como lienzo. Se trata del reconocido artista español José Manuel Ballester, Premio Nacional de Fotografía, entre otros muchos galardones. Sus obras forman parte de los fondos de importantes museos de todo el mundo, pero la obra que ha creado específicamente para Salamanca sólo quedará en la retina de los espectadores que allí acudan.

Premios para dar y recibir  

Cuando el espectador ha terminado de descubrir las diferentes propuestas artísticas, tras haber recorrido el centro histórico con tan especial iluminación artística, puede regresar a la Plaza Mayor y votar para aupar hasta el Premio el Público su obra preferida entre todas las presentadas a concurso. También puede aprovechar la ocasión para convertirse también en artista y publicar sus propias fotografías del festival en las redes sociales y optar así a ganar el premio #enciendeSalamanca.

+Luz el festival alternativo y diurno 

Luz y Vanguardias ocupa y transforma la noche salmantina pero, por si no fuera suficiente, incorpora también una programación paralela que permite a los espacios culturales, artísticos y alternativos de la ciudad unirse a esta fiesta de la luz.

Se trata de un festival off, denominado +LUZ, que permite a los salmantinos y visitantes disfrutar de más actividades a lo largo del día.  Los principales espacios culturales y artísticos de la ciudad participan en él con el Centro de Arte Contemporáneo DA2, el multidisciplinar Espacio Nuca, el centro cultural La Salchichería, la Fundación Venancio Blanco, el Museo de Historia de la Automoción de Salamanca y la Escuela de Arte y Superior de Conservación y Restauración. Cada uno de ellos ofrece al público una programación propia que tiene como punto común la luz.

No hay comentarios