Patinazos históricos y errores de ‘Asesinato en la Universidad’

La película rodada en Salamanca que anoche estrenó La 1 de Televisión Española incluía algunos fallos fácilmente detectables por los charros

Foto: USAL

La película ‘Asesinato en la Universidad’ que anoche estrenó La 1 de Televisión Española, rodada en Salamanca, muestra por qué esta ciudad es Patrimonio de la Humanidad. Espectaculares planos generales de sus singulares monumentos. Otros, en cambio, fueron patinazos históricos y errores.

Por ejemplo, cuando en una escena junto al Puente Romano se ve al fondo la Catedral Nueva completa, con su torre. Es mediados del siglo XVI, pero el templo se inició en 1513 y la torre no se terminó hasta comienzos del siglo XVIII.

Al templo entra la protagonista con su ayudante corriendo. Se supone que habrá pagado la entrada, porque para acceder hay que abonar una entrada y solo los salmantinos pueden hacerlo gratis presentando su carnet de identidad. Como el siguiente plano ya salen corriendo por el interior de la Catedral, la película no aclara si pagaron, pero no tiene mucha pinta a tenor del continuado ritmo de carrera.

Hablando de la Catedral, se ve cómo uno de los actores conduce de noche un coche por la plaza de Anaya para recoger a la protagonista y se marchan hacia la plaza de Juan XXIII. Esa zona es peatonal, los coches no pueden circular por ahí. Bueno, poder pueden pero no deben, está prohibido. En la vida real la Policía Local les hubiera puesto una buena multa.

Y hablando de coches, cuando la protagonista decide ir a Madrid lo hace por una carretera convencional, cuando el trayecto entre Salamanca y la capital de España se hace por autovía. Pero el guión recoge que se chocan con una vaca, algo improbable en la A-50. Se puede circular por la N-501, pero no hay esas dehesas más propias de la comarca del Campo Charro, no de las parcelas de cereal y regadío de Las Villas y Peñaranda.

Para finalizar, otro error histórico. La quema de herejes no se realizaba en lo que hoy es el Patio de Escuelas, pero para la película luce muy bien la fachada de la Universidad. Lugar donde el rodaje tuvo que tapar la estatua precisamente de Fray Luis de León, reconvertida en un entramado de madera junto al que pasaba el actor que interpretaba a Fray Luis.

Cosas del cine. ¿O quién no se acuerda de la película ‘Tuno negro’ y su final con la Catedral en llamas burdamente hecho el incendio por ordenador? ¿O de ‘En el punto de mira’, donde después de un atentado con bomba en la Plaza Mayor hay una persecución por avenidas de seis carriles con viaductos y palmeras, además de Policía Nacional con el antiguo uniforme gris? Ya saben, a veces en la ficción, cualquier parecido con la realidad, es pura coincidencia.

No hay comentarios