Salamaq’19: ‘Nini’, el limusin que estalló su puja en la subasta

El anillo de exhibiciones del Recinto Ferial de la Diputación de Salamanca ha vivido una nueva edición de la Subasta Nacional de Ganado Bovino

FuenteJavier A. Muñiz

Nunca un ‘Nini’ fue tan productivo. Ese es el nombre del la estrella de la jornada en la subasta correspondiente a la trigésimo primera edición de la Exposición de Ganado Puro de Salamaq. Con un precio de salida de 3.400 euros, ‘Nini’ fue calentando las pujas hasta alcanzar los 15.000 euros. El momento de la mañana, sin duda, protagonizado por un ganadero gaditano que levantó la ovación de la gente que ya se agolpaba en el anillo de exhibiciones del Recinto Ferial de la Diputación de Salamanca. El afortunado ganadero es Daniel Heras Monduate.

Los limusines fueron los mejor vendidos de la jornada. Tras ‘Nini’ se han llegado a pagar 7.000 euros por un ejemplar de nombre ‘Nutriben’, de la ganadería de Hermanos Muñoz Carrasco, y 6.100 euros por ‘Natalio’, novillo de la ganadería de Beatriz Monterrubio.

Tras la subasta de limusines llegó el turno para la subasta de charoleses. Cerrando el cartel, medio centenar de animales que, en gran medida, superaban el precio de salida del resto de razas. En especial, una ejemplar abulense de José Manuel Gómez Cornejo que partía en 7.000 euros. Quedóa desierto. Un ‘pinchazo’ que fue generalizado en la raza charolesa. Ni más ni menos que una veintena de animales se fueron por donde vinieron. El charolés mejor vendido fue el campeón del concurso morfológico, un novillo de Jorge Chapinal Martín por el que se pagaron 4.600 euros.

La mañana empezó fría en el anillo de exhibiciones con una tarjeta acumulando el total de las retintas por el precio de salida. La cosa de fue animando con la Asturiana de los Valles que, en algunos casos, duplicaron su valor. La estrella, ‘Villar’, 4.100 euros de remate en un puja que arrancaba en 1600. Sin pena ni gloria pasaron los animales de raza Pirenaica. Ninguna puja espectacular, aunque ninguna desierta. La Avileña Negra, por su parte, se repartió entre apenas cuatro ganaderos que hicieron cabaña.

No hay comentarios

Dejar respuesta